CUATRO POEMAS DE ‘NO RESIGNACIÓN’, TRADUCIDOS AL ITALIANO POR VITO DAVOLI

 

Público en el Teatro Liceo de Salamanca, momentos previos a la velada para presentar NO RESIGNACIÓN (Foto M. Laya)

 

Crear en Salamanca tiene la satisfacción de publicar estas cuatro traducciones realizadas por Vito Davoli (Bari, 1973), poeta, escritor, crítico literario, traductor y diseñador de moda. Licenciado en Literatura clásica con una tesis sobre epigrafia griega. Redactor de la prestigiosa revista literaria «La Vallisa», una de las más longevas revistas literarias italianas, por la que cuida tambien el blog www.lavallisa.it, redes sociales y web. Periodista regional y nacional en los 90. Sus poemas, escritos y artículos están publicadas en periódicos, revistas y antologías italianas. Tiene publicado el poemario «Contraddizioni» (Edición Leucó, Molfetta, 2001; segunda edición de 2021. Es por publicar su segundo poemario «Carne e sangue». Acaba de crear la revista «Pubblicazioni Letterariæ» y organizado la antología de novelas «Surrealia».

 

El día de la presentación de ‘No resignación’, en el Teatro Liceo de Salamanca (foto de Jacqueline Alencar)

 

 

Las traducciones se han hecho a partir de los originales publicados en la antología NO RESIGNACIÓN coordinada por el poeta Alfredo Pérez Alencart, profesor de la Universidad de Salamanca.

 

 

Enrique Gracia Trinidad leyendo en uno de los Encuentros de Poetas Iberoamericanos de Salamanca

(foto de José Amador Martín)

 

 

𝗕𝗨𝗢𝗡𝗔 𝗡𝗢𝗩𝗘𝗟𝗟𝗔

di Enrique Gracia Trinidad

(𝘚𝘱𝘢𝘨𝘯𝘢)

«Perdona loro perché non sanno quello che fanno»

𝘝𝘢𝘯𝘨𝘦𝘭𝘰 𝘥𝘪 𝘓𝘶𝘤𝘢, 23, 34

 

Non dire a nessuno il tuo vero nome.

Nasconditi, rinnega le tue origini,

non voltarti indietro.

Il tuo mondo è finito, era il tuo mondo?

 

Sali alla luce. Luce ce n’é, tiepida e chiara.

Lascia che il sorriso torni a visitarti,.

Con la paura fa’ il tuo ultimo gazpacho.

Brinda alla tua salute.

 

Però non perdonarlo, perché sa bene ciò che fa.

 

BUENA NUEVA

«Perdónalos porque no saben lo que hacen»

(Evangelio de Lucas, 23, 34)

 

No le digas a nadie tu nombre verdadero.

Escóndete, reniega de tu origen,

no vuelvas la cabeza.

Tu mundo se acabó ¿era tu mundo?

 

Sal a la luz. Hay luz, es clara y tibia.

Deja que la sonrisa te visite de nuevo.

Haz con el miedo el último gazpacho

y bebe a tu salud.

 

Pero no le perdones, porque sí sabe lo que hace

Isolda Hurtado y A. P. Alencart, en Granada (Nicaragua), con un ejemplar de No resignación (foto de Jacqueline Alencar)

 

𝗜 𝗠𝗘𝗥𝗖𝗔𝗡𝗧𝗜 𝗗𝗘𝗟 𝗧𝗘𝗠𝗣𝗜𝗢

di Isolda Hurtado

(𝘕𝘪𝘤𝘢𝘳𝘢𝘨𝘶𝘢)

 

Ti mutilarono i mercanti del tempio.

 

Fra i loro scherni

hanno strappato il tuo ultimo grido

fino a fare immortale

il tuo sorriso di pupa

come si ficca una spina

nella carne

 

e sanguina.

 

 

LOS MERCADERES DEL TEMPLO

 

Te mutilaron los mercaderes del templo

 

Entre sus burlas

rasgaron tu último grito

hasta inmortalizar tu sonrisa de muñeca

como se clava una espina

en la carne

 

y sangra.

 

La poeta Carmen Silva (foto Crear en Salamanca)

 

 

𝗘𝗥𝗥𝗢𝗥𝗘

di Carmen Silva

(𝘚𝘱𝘢𝘨𝘯𝘢)

 

Credi di saper disporre.

Perché obbedisco.

Credi di saper amare.

Perché ti amo.

Ti senti protettore perché io remissiva

proteggo in te il mio corpo.

Ti credi vincitore in una pugna

che è solo un’illusione del pensiero.

 

Quando saprai vincere l’orgoglioso.

Quando saprai amare chi ti odia.

Quando al più forte guarderai le spalle.

Allora la vittoria sarà tua.

 

 

ERROR

 

Crees que sabes mandar.

Porque obedezco.

Crees que sabes amar.

Porque te quiero.

Te sientes protector porque sumisa

resguardo en ti mi cuerpo.

Y te crees vencedor de una batalla

que es solo la ilusión del pensamiento.

 

Cuando sepas mandar al orgulloso.

Cuando sepas querer a quien te odia.

Cuando guardes al fuerte las espaldas.

Entonces será tuya la victoria.

 

 

 

Lilliam Moro leyendo en uno de los encuentro de poetas iberoamericanos, tras recibir el premio internacional Pilar Fernández Labrador. Atras están Elías, Salas, Fernández Labrador, Pérez y Barrera (foto de José Amador Martín)

 

𝗟𝗔 𝗣𝗜𝗨 𝗕𝗘𝗟𝗟𝗔

di Lilliam Moro Núñez

(𝘊𝘶𝘣𝘢)

 

Il viso che rifletti nello specchio

non è il tuo viso.

Guardati bene:

cercati oltre il profumo dozzinale,

oltre la faccia dipinta,

la voglia di piacere;

ritròvati oltre quelle occhiaie,

quell’occhio gonfio,

oltre lo sguardo opaco

anzitempo già vecchio,

quelle parole che hanno fatto a pezzi

la pelle del cuore.

 

Quando alla fine ti sarai riscoperta

abbracciati a te stessa come ti fossi madre,

come l’amante sognato in gioventù,

il dio che sa vederti solo bella.

E poi rompi gli specchi.

 

 

LA MÁS FERMOSA

 

Ese rostro que ves en el espejo

no es el tuyo.

Mírate bien:

búscate más allá del perfume barato

de la cara pintada,

del afán de agradar;

encuéntrate detrás de las ojeras,

del ojo hinchado,

de la mirada opaca

envejecida antes de tiempo,

de las palabras que arrancaron a tiras

la piel del corazón.

 

Una vez que te hallas descubierto

abrázate como si fueras la madre de ti misma,

el amante soñado desde la juventud,

el dios que siempre te ve hermosa.

Y rompe los espejos.

 

El poeta y traductor italiano Vito Davoli

 

 

Aún no hay ningún comentario.

Deja un comentario