if ( ! is_allowed_cookie( '_ga' ) ) { window['ga-disable-UA-45287952-2'] = true; }

POEMAS DE JUAN CARLOS MARTÍN COBANO LEÍDOS EN EL II ENCUENTRO ROIZ DE POESÍA (CASTELO BRANCO – PORTUGAL)

 

 

 

El poeta Juan Carlos Martín Cobano leyendo en el Jardín del Palacio (foto de José Amador Martín)

 

Crear en Salamanca irá publicando los versos de los poetas convocados al II ENCUENTRO ROIZ (LUGARES DE POESÍA), celebrado el 23 y 24 de julio en la ciudad lusitana de Castelo Branco. Este evento, organizado por la Junta de Freguesia de Castelo Branco, presidida por Leopoldo Rodrigues, se realiza con periodicidad bienal y se complementa con la entrega del Premio Internacional de Poesía António Salvado – Ciudad de Castelo Branco. Los poetas portugueses que estuvieron invitados fueron Maria de Lourdes Barata, Leocádia Regalo, Sara Costa, Maria José Quintela, Antonio Teixeira e Castro, Pompeu Martins, Joaquim Colôa, Carlos D’Abreu, Manuel Costa Alves, José Pires, Luís Filipe Castro Mendes, João Rasteiro y Artur Coimbra. Por su parte, los poetas salmantinos o vinculados con Salamanca son:José Amador Martín, José Alfredo Pérez Alencar, Tomás Acosta Pires, Aída Acosta, Juan Carlos Martín y A. P. Alencart. También estuvieron presentes los galardonados en idioma portugués: el Fernando Fitas (Premio) y Renato Filipe Cardoso (Mención de Honor). Por vía online leyeron sus poemas el venezolano Ernesto Román Orozco, ganador en lengua española, y la argentina María Chemes, accésit.

 

 

 

Juan Carlos Martín Cobano (Carmona, 1967), es poeta, filólogo, editor, librero y traductor de origen andaluz, formación catalano-aragonesa e incipiente religación salmantina. Tiene publicados el poemario ‘Tiempo de cruzar el umbral’ (Salamanca, 2020) y el libro de ensayos ‘Poesía como oficio sacro y otros escritos’ (Salamanca, 2021) Ha impartido talleres y dictado conferencias en distintos países con la Asociación Latinoamericana de Escritores Cristianos (ALEC), es asiduo del encuentro Los Poetas y Dios (Toral de los Guzmanes, León), del Encuentro Cristiano de Literatura (Salamanca) y del Encuentro de Poetas Iberoamericanos (Salamanca, en tres ediciones). También ha fue invitado especial del I Encuentro de Música y Poesía Luso-Hispano-Americano, ROIZ, celebrado en 2019. Hasta enero de 2018 fue secretario general de la Alianza de Escritores y Comunicadores Evangélicos (ADECE) y, en la actualidad, es secretario general de TIBERÍADES, Red Iberoamericana de Poetas y Críticos Literarios Cristianos. También es miembro del Consejo Asesor del Encuentro de Poetas Iberoamericanos. Poemas y textos suyos se encuentran publicados en las antologías ‘Los frutos del árbol’ (2015), ‘Explicación de la derrota’ (2017), ‘Por ocho centurias’ (2018), ‘Eunice, cien veces cien’ (2019), ‘Llama de Amor Viva’ (2019)., ‘Regreso a Salamanca’ (2020) y ‘Mundo Aquí (2020).

 

Martín Cobano leyendo en la Plaza del Museo Cargaleiro (foto de José Amador Martín)

 

 

VICTORIA

 

Vencer da maneira

como a conseguiste

foi simples: sem queixas

fartas alegrías

‘Alegrías’, A. Salvado (‘Entre pedras o verde’)

 

Visito el salón de mis medallas

a paso lento, distraído,

sus paredes de cartón y acuarelas infantiles

enmudecen a las ínfulas más tercas.

Encuentro garabatos, diplomas y etiquetas,

cáscaras de titulillos y cenizas de esfuerzos:

el vigor de la carne y la sangre

sublimado en purpurina.

Prefiero una siesta en el jardín de mis alegrías,

racimos de uvas frescas

surgidas por la magia de la semilla:

el verdadero milagro

y el delator de mis carencias,

Las carreras del tullido,

las victorias del cobarde,

los hijos del estéril,

son la cosecha que nunca sembré,

la pulpa carnosa y el jugo helado,

la espléndida preñez

de la granada.

Qué hice yo,

cuántos codos alargué mi estatura.

Aplaudir es lo que hice,

catar y gozar:

las tareas simples de la dicha.

 

Otro momento de la lectura de Martín Cobano (foto de José Amador Martín)

 

DESCUBRIMIENTO

 

Descubres la violencia
en el pecho seco de una madre
en la sed de las manos cuarteadas del suelo
al ver sembrar meras astillas
por los surcos en campos de lava vieja.

Quieres entonces
que tu beso de paz sea
el sudor dulce que baña tu esfuerzo
y descienda cuál oleo
por la barba de Aarón,
por el mapa de más de doce,
por las faldas del azul desteñido
y el calzado hiriente y sin atar.

Ruegas entonces
ser la lluvia temprana y tardía,
ser tú el rocío, mensajero de la mañana,
raspar hasta el hueso tu nada
por ser leche,
fundir tus huecos tesoros
por ser miel.

Y quieres morir
(es que tienes que morir),
semilla de eternidades
en breve oscuridad.

 

 Juan Carlos Martín Cobano por José Amador Martín

 

LA MOSCA

 

 

Un mar claro y vertical de honduras prohibidas
rechaza a la mosca que embiste incansable
al cristal de la ventana.

Sabe el insecto que el confort de las paredes
es una mentira
de días contados.

Las migajas calefactadas la engañaron unas horas,
media vida,
y ahora el mundo real, lo orgánico,
está a tres milímetros infranqueables de luz.

Sin saberlo, espera a la mano gigante del portero.

 

Leocádia Regalo, Juan Carlos Martín Cobano y Teresa Cortés (foto de José Amador Martín)

 

 

Aún no hay ningún comentario.

Deja un comentario