Rafael Soler (España). XV Encuentro de poetas Iberoamericanos.


Rafael Soler (Valencia, 1949). Ingeniero y sociólogo, es profesor titular en la Universidad Politécnica de Madrid. Como poeta, tiene publicados los libros Los sitios interiores (Sonata urgente) (1980), Maneras de volver (2009; cuarta edición 2011), Las cartas que debía (2011) y el pliego Pié de página (2012). Este año se ha publicado en Paraguay una antología de su obra publicada e inédita bajo el título La vida en un puño. Como narrador tiene publicadas las novelas El grito (1979), El corazón del lobo (1981), El sueño de Torba (1982) y Barranco (1984) y los libros de relatos El mirador  (1981) y Cuentos de ahora mismo (1982). Su obra literaria ha sido galardonada en distintos certámenes. Así, obtuvo los premios Ámbito Literario y Cáceres de novela, el premio Emilio Hurtado y el accésit del Ateneo de la Laguna para libros de relatos, y el accésit del Premio Nacional Juan Ramón Jiménez de poesía.

 

POEMAS

 

EN ESTE ATARDECER DE PLATA Y FRÍO

Dícese piel a la envoltura
que aleja de nosotros la certeza de tanto hueso
extraño

y armadura al edificio donde cabemos todos
ese albornoz que nos suplanta
a la hora de abrazar al amargo cuando viene

dícese piel armada y leve
la que desnuda ofrece cuanto tiene
y piel escasa esquiva la que pone
un mantel para dos en otra parte

y hacer de tu piel una armadura
sin un lugar al sol donde quedarte
de fiel pellejo y caballero armado
dícese error solemne error el diccionario dice.

CATA APRESURADA DE SILVIA ELIADE

Golosa balsámica envolvente
fresca en nariz fruta roja
con un recuerdo final de monte bajo
de nuez moscada y juventud perdida

Silvia Eliade
tres días en caserón de roble
con Jacuzzi frente al mar

cosecha del ochenta y dos
reserva ducal

ávida boca
para tu dulce cuello embotellado.

ESCORZO DE ANCIANO A LA INTEMPERIE

A buen precio el medio kilo de honesta zanahoria
su huella ignominiosa dejando en los baberos
la renuncia de sabores cumplidos con la edad

textura por ejemplo de nísperos y vino
paladar de frambuesa en la terraza
titubeante oblea
postre fatal

más barato todavía
el olor a detergente en el pasillo
renqueante su fragancia entumecida
funcionario y cumplidor cuando enmascara
fumarolas de orín bullendo en los pañales

y dos por uno atento tienes
el tacto sudoroso de la felpa
que hacendosa en tus rodillas viaja

de saldo
un ruido con asma silencioso en tu sordera
tan distinto a mi música de piano

y gratis
completamente gratis
un martes buscando en las esquelas
y una sonda amable a tu nariz prendida

te mataría amor por haberte suicidado.

(Inédito)

CUANDO TU ÚNICA CERTEZA ES EL INSOMNIO

Sé fugaz
y coge entre tus manos cuanto estalla
para efímero buscar
de la primera noche el último rescoldo
dejando para otros la fortaleza insigne
la rotunda vejez interminable
el hábito de amar a las renuncias

y en plenitud porfía
luciendo con orgullo cada herida
pues siempre vivir te costará la vida.

CONSTE EN ACTA

A quien corresponda lego mi petaca
mi manual para perder al póker
y los zapatos que compré en París
y que todos los viernes me abandonan

a mis deudos el cortés beneficio del olvido
a Lucas otra ronda
al notario que hizo acta y mantel de mi inocencia
el curso de alemán de tapas verdes y contenido
inescrutable

a la Bolsa disculpas
a mi orilla los pies que necesite para aliviar el luto

consuelo a mi butaca
y el nombre que no puse al río que nació conmigo

lego mi tos y mi dieta al primero que aparezca

y a mis tres hijos la lluvia
para que crucen indemnes el otoño
y sus besos de agua
repentinos
limpien de tristeza la frente de los cuatro.

 

Retrato realizado por Miguel Elías

 

2 comentarios
  • avatar
    Blas Muñoz Pizarro
    septiembre 12, 2012

    Es un placer, querido amigo, encontrarte aquí y compartir contigo la hospitalidad de este espacio literario donde he estado no hace mucho. Es un regalo volverte a leer en cualquier circunstancia, pero así se paladea mejor. Hoy mismo iba a enviarte un correo personal pero no he querido dejar pasar la oportunidad de dejar anotada esta coincidencia y esta complicidad. Un fuerte abrazo.

  • avatar
    Francisco Caro
    octubre 1, 2012

    para tu dulce cuello embotellado. Dice eñ verso de Rafael Soler. Enhorabuena a los salmantinos que se acerquen a escuchar al poeta entre los poetas.

Deja un comentario