if ( ! is_allowed_cookie( '_ga' ) ) { window['ga-disable-UA-45287952-2'] = true; }

POEMAS DE MARIA DE LURDES GOUVEIA BARATA LEÍDOS EN EL II ENCUENTRO ROIZ DE POESÍA (CASTELO BRANCO – PORTUGAL)

 

 

La poeta Maria de Lurdes Gouveia Barata (foto de José Amador Martín)

 

 

 

Crear en Salamanca está publicando los versos de los poetas convocados al II ENCUENTRO ROIZ (LUGARES DE POESÍA), celebrado el 23 y 14 de julio en la ciudad lusitana de Castelo Branco. Este evento, organizado por la Junta de Freguesia de Castelo Branco, presidida por Leopoldo Rodrigues, se realiza con periodicidad bienal y se complementa con la entrega del Premio Internacional de Poesía António Salvado – Ciudad de Castelo Branco. Los poetas portugueses que estuvieron invitados fueron Maria de Lourdes Barata, Leocádia Regalo, Sara Costa, Maria José Quintela, Antonio Teixeira e Castro, Pompeu Martins, Joaquim Colôa, Carlos D’Abreu, Manuel Costa Alves, José Pires, Luís Filipe Castro Mendes, João Rasteiro y Artur Coimbra. Por su parte, los poetas salmantinos o vinculados con Salamanca son:José Amador Martín, José Alfredo Pérez Alencar, Tomás Acosta Pires, Aída Acosta, Juan Carlos Martín y A. P. Alencart. También estuvieron presentes los galardonados en idioma portugués: el Fernando Fitas (Premio) y Renato Filipe Cardoso (Mención de Honor). Por vía online leyeron sus poemas el venezolano Ernesto Román Orozco, ganador en lengua española, y la argentina María Chemes, accésit.

 

Maria de Lurdes Gouveia Barata es profesora y una de las voces poéticas más representativas de Castelo Branco. Las traducciones han sido hechas por el poeta Alfredo Pérez Alencart.

 

 

 

 

EN EL AMOR

 

Para António Salvado

 

En el corazón desgarrado la vida

y la palabra que la consolida

pulsando en el ritmo de vivir,

bailando en círculo,

sacralización del lugar vivido

en el sentimiento apasionado

por los colores de las estaciones,

por las amapolas, por los brezos,

por las rocas, por los estanques

donde se sacia la sed.

Febril en la escritura y en la mirada,

febril en la dimensión fraterna,

filtrada por el alma el candil

donde viene la luz buscando

el mundo, el otro, el propio corazón.

El tiempo tejido en el estremecimiento.

Es una casa el amor:

hay el pan y el vino

y hay el camino

del navegante

enamorando a las estrellas

para besar la tierra.

 

Estatua en el Jardín del Palacio (foto de José Amador Martín)

 

NO AMOR

 

Para António Salvado

 

No coração retalhado a vida

e a palavra que a consolida

pulsando no ritmo de viver,

dança de roda,

sacralização do lugar vivido

no sentimento apaixonado

pelas cores das estações,

pelas papoilas, pelas urzes,

pelas rochas, pelos açudes,

onde se dessedenta a sede.

Febril na escrita, febril no olhar,

febril na dimensão fraterna,

coada pela alma a lucerna

donde vem a luz a procurar

o mundo, o outro, o próprio coração.

O tempo tecido no estremecimento.

É uma casa o amor:

há o pão e o vinho

e há o caminho

do navegador

a namorar as estrelas

para beijar a terra.

 

Outubro 2014

 

 

 

Lectura de Maria de Lurdes Gouveia Barata (foto de José Amador Martín)

 

TESTIMONIO

 

Mi rostro golpeado

por el dolor que fue tatuado

en la piel.

El deseo de creer

que todo mejorará

con él.

 

Mi rostro golpeado,

maquillado, avergonzado,

el llanto en secreto.

¿Qué son estas equimosis?

No son más que voces

desde mi destierro.

 

El llanto es silencioso

en mi terco silencioç

que nada tranquiliza.

¿La culpa? ¡En mí arrojada!

Toda la violencia marcada

en mi alma…

 

Se enrosca en el día a día

Siempre la misma agonía

Del miedo.

Y llega siempre la esperanza

de que vendrá un cambio

bien pronto…

 

¡No! ¡No viene! ¡Ya me desespero!

¿Denuncia? ¿Huída? Lo que deseo

me es desconocido…

Soy esta sufrida víctima

de la violencia repetida,

voz en eco…

 

El eco golpeando en la pared

envuelto en una red

que sofoca…

Y yo, mujer agredida,

con la esperanza perdida

y mi boca

 

siguiendo amordazada

en esta violencia callada

que es soberana…

Pero… llegó la hora: ¡basta!

¡Rechazo así la fusta!

¡Soy Mujer y soy humana!

 

Maria de Lurdes Gouveia Barata leyendo en el Jardín del Palacio (foto de José Amador Martín)

 

TESTEMUNHO

 

 

 

Minha cara macerada

pela dor que foi gravada

na pele.

O desejo de acreditar

que tudo vai melhorar

com ele.

 

Minha cara macerada

disfarça, envergonhada,

o choro em segredo.

Que são estas equimoses?

Não são mais que vozes

deste meu degredo.

 

O choro é silencioso

no meu segredo teimoso

que nada acalma.

A culpa? Em mim atirada!

Toda a violência marcada

na minh’alma…

 

Enrola-se no dia a dia

sempre a mesma agonia

do medo.

E vem sempre a esperança

de que virá uma mudança

bem cedo…

 

Não! Não vem! Já desespero!

Denúncia? Fuga? O que quero

já desconheço…

Sou esta vítima sofrida

da violência repetida,

voz em eco…

 

O eco a bater na parede

envolvido numa rede

que sufoca…

E, eu, mulher agredida,

com a esperança perdida,

e a minha boca

 

continuando amordaçada

nesta violência calada

que é soberana…

Mas… chegou a hora: basta!

Recuso assim a verdasca!

Sou Mulher e sou humana!

 

Janeiro 2015

 

 Estatua en el Jardín del Palacio (foto de José Amador Martín)

 

 

MONSANTO ALTIVO

 

¡Monsanto tan altivo de peñascos,

Mirando a España, pero tan vibrante

De ser tierra portuguesa ardiente,

Plena de orgullo y gallardía!

 

¡Toda la Naturaleza en armonía

En esta gran cabeza imponente!

¡Monsanto es, en todo, diferente!

¡Es seducción llamada magia!

 

¡Y yo estoy presa en tu brujería!

¡Y yo formo parte de tu granito!

¡Ante ti el alma se arrodilla!

 

¡De toda mi vida eres argumento

Quiero como techo, es mi grito.

¡Un peñazco. Casa d euna sola teja!

 

Maria de Lurdes Gouveia Barata, cámara en mano (foto de José Amador Martín)

 

MONSANTO ALTIVO

 

Monsanto tão altivo de penedia,

Olhando a Espanha, mas tão fremente

De ser terra portuguesa ardente

Plena de orgulho e de galhardia!

 

Toda a Natureza em harmonia

Neste grande cabeço imponente!

Monsanto é, em tudo, diferente!

É sedução chamada de magia!

 

E eu estou presa no teu bruxedo!

E eu faço parte do teu granito!

Diante de ti a alma se ajoelha!

 

De toda a minha vida és enredo.

Quero como tecto, é o meu grito,

Um penedo, Casa-de-uma-só-telha!

 

Março de 2005

 

 

 

Aún no hay ningún comentario.

Deja un comentario