POEMAS PARA GLORIA FUERTES, EN SU CENTENARIO: FITZPATRICK, GARCÍA MAFFLA Y CRUZ-VILLALOBOS

 

 

 

1 Miguel Elías, con la revista que lleva de portada el retrato que él hiciera de Gloria Fuertes

 Miguel Elías, con la revista que lleva de portada el retrato que él hiciera de Gloria Fuertes

Crear en Salamanca tiene la satisfacción de publicar una serie de poemas dedicados a Gloria Fuertes. Los mismos fueron escritos para la revista El Cobaya, del Ayuntamiento de Ávila, dirigida por el poeta José María Muñoz Quirós, especialmente vinculado a Salamanca, no solo por sus otrora estudios universitarios, sino porque ahora forma parte del Consejo Asesor de los Encuentros de Poetas Iberoamericanos y es miembro del jurado del reconocido Premio Internacional de Poesía ‘Pilar Fernández Labrador’. La revista lleva portada con retrato de Gloria Fuertes hecha por el pintor salmantino Miguel Elías. Fue presentada en Ávila el pasado 26 de abril, por Sonsoles Sánchez-Reyes y José María Muñoz Quirós, además de varios de los poetas incluidos en el número especial.

 

En nuestra revista hemos publicado los poemas que fueron escritos por salmantinos, iberoamericanos y de otros países del mundo que fueron pedidos y traducidos (en el caso de brasileños y portugueses) por el poeta A. P. Alencart.

 

Aquí los últimos poetas de la serie:

 

 

2 El poeta Jim Fitzpatrick

El poeta Jim Fitzpatrick

Jim Fitzpatrick

(Sudáfrica)

 

 

¿TODOS IGUALES?

 

«Ante las injusticias de la vida

salto como la leche hervida»

GLORIA FUERTES

Como si fuera real, pero a la deriva,

la justicia enseña manchas de sangre

y se muestra moribunda cuando peca

para escarmentar solo a los andrajosos

y no a muchos ladrones de altos vuelos.

 

A semejante funámbula, ni cataplasmas

darán alivio a su prostituido cuerpo.

 

 

   Traducción de Ricardo Alvarenga

 

 

3 El poeta Jaime García Maffla

El poeta Jaime García Maffla

Jaime García Maffla

(Colombia)

 

 

 

GLORIA FUERTES

 

 

 

Cuánta

Justicia y justeza

Pides. Y en la sonrisa,

Además, preguntas.

Más lo dices,

Nunca por lo fugaz

El lance, el llanto,

Que lo hacías porque

Hoy  -el mismo vivir era-

los perros juegan

Con los huesos de goma

Que les da el hombre,

Si ¡Ay!

Éste no lo hace con

Esos de amor que Dios

Cada día le da.

Te cantas y te cuentas,

Niña invariable

A quien el Rey regaló una corbata,

Por verte, Isla que acaso

Estaría más sola que ella

Y que tú misma

Siendo lo que te hicieron

Ser

Y haciendo

Cuanto te demandó

La vida al azar,

Y que no eras, no fuiste,

Sólo al irte (Calle de Lavapatas,

Tu Madrid y tus niños y la guerra),

Al llegar, y al estar

Y al regresar, ahora

Entre teclados, voces de los ausentes…

Humor, amor, dolor y claridad

Pero de cada día y todos los ojos,

Hora en las cosas próximas y pródigas.

Porque tu soledad, esa la sin juguetes,

Es la de todos

Aquellos quienes consigo van

Tras de su propia, única voz

Como tú tras la tuya

(Desde antes de ti),

Para el desvelo de lo develado…

Siguiendo tu consejo, yo,

Hoy sólo bebo hilo, porque en una calle

La placa GLORIA FUERTES, tiene pájaros verdes.

 

Para: Alfredo Pérez Alencart

 

 

 

4 El poeta Luis Cruz-Villalobos

El poeta Luis Cruz-Villalobos

 

Luis Cruz-Villalobos

(Chile)

 

 

ATISBO A TU INMENSIDAD

 

 “La vida me dio

tantos zarpazos como besos

¡Bendito sea Dios!” 

GLORIA FUERTES

 

Si te miro

todo se embellece

Y no es común que lo haga

 

Si te miro

 

¡Señor

qué hermoso eres!

 

Un atisbo

Un mirar casi de reojo

Un pequeño roce con mi pupila

 

¡Señor

qué inmenso eres!

 

Un atisbo a tu inmensidad

Y todo cambia

como de la tierra al cielo

 

Si te miro

todo se ilumina

Y no es común que lo haga

 

Si te miro

 

¡Señor

qué distinto eres!

 

Que otro

Que totalmente otro eres

 

Si miro mi cara

Mi rostro y mi luz

Nada

 

Si miro a otros

Nada

 

¡Señor

qué único eres!

 

Un atisbo a tu inmensidad

y todo cambia

El cielo baja

y la tierra sube

y yo en ella

 

¡Señor

qué tierno eres!

 

Una mirada somera

Recatada

Casi furtiva

y todo se llena de Ti

y respiro

siendo otro

Nuevo

Esperanzadoramente nuevo

 

Allí Tú

Inmensamente personal e infinito

 

Aquí yo

Pequeñamente personal y finito

 

Allí Tú

Gloria primera y última

 

Aquí yo

Vanidad de hoy

 

¡Señor

qué glorioso eres!

 

¡Señor

qué vacío y efímero soy

en tu presencia!

 

Y un atisbo

Un suspiro

Una gota en mi frente

Un beso solar

Y todo está allí

y luego acá

Para luego un gesto mío

dirigido a Ti

Un te quiero

y un gracias

 

¡Señor

qué amorosamente santo eres!

 

Y todo

por un atisbo a tu inmensidad.

 

 

invita gloria fuertes_Maquetación 1

Portada de la revista con retrato de gloria Fuertes hecho por Miguel Elías

Aún no hay ningún comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *