JOSÉ LUIS NAJENSON: UN ALQUIMISTA CULTIVA MULTIUNIVERSOS EN SALAMANCA. ENSAYO DE MARCELO GATICA

 

 

1 José Luis Najenson leyendo en el Teatro Liceo

José Luis Najenson leyendo en el Teatro Liceo

 

Crear en Salamanca se complace en publicar el ensayo escrito por el chileno Marcelo Gatica en torno al último poemario de José Luis Najenson (Córdoba, Argentina, 1938), quien reside en Israel desde 1983. Ha obtenido varios premios literarios y publicado libros de cuento, poesía y novela; entre ellos: Tiempo de arrojar piedras (cuentos, México,1981); Pardés-Sefarad (poesía, Premio Villa de Martorell, España,1995); Memorias de un erotómano (cuentos, Caracas, 1991); Diario de un Voyeur (novela, Vigo, 2002); Periplo Judeo-Andaluz, poemas; en El suspiro del moro (Zaragoza, España, 2003); Licantropía y otros cuentos sublunares (Buenos Aires, 2003, Primer Premio, Ed. Los Cuatro Vientos); El juego ha terminado (novela corta para jóvenes, Quito, 2007). E-Books: Cuentos con el Otro Borges y Otros Escritos (Buenos Aires, 2010); El Secreto del General (novela, Madrid, 2010) y Aquí hay gato encerrado (cuentos, Madeira, 2011). D. Phil. Univ. Cambridge, 1980. Ha sido Director Literario del Instituto Cultural Israel-Iberoamérica, de Jerusalén, y es Miembro Correspondiente en Israel de la ANLE (Academia Norteamericana de la Lengua Española, desde 2000). Tétrada salmantina y otros relatos fantásticos, fue publicado en Salamanca por Trilce ediciones y se presentó en el Centro de Estudios Brasileños de la Universidad de Salamanca el pasado 26 de octubre, con presencia del autor y las intervenciones de Marcelo Gatica (Chile) y Juan Carlos Martín Cobano (España).

 

REPORTAJE FOTOGRÁFICO DE JACQUELINE ALENCAR

 

 

2 José Luis Najenson y Marcelo Gatica, durante la presentación en la Universidad de Salamanca

José Luis Najenson y Marcelo Gatica, durante la presentación en la Universidad de Salamanca

 

JOSÉ LUIS NAJENSON: UN ALQUIMISTA

CULTIVA MULTIUNIVERSOS EN SALAMANCA

José Luis Najenson (1938, Córdoba, Argentina, ciudadano del mundo) es un poeta nómada que va alimentándose de las realidades geográficas de su peregrinaje. Ya en la dedicatoria del poemario manifiesta tal condición. “Dedico este libro a mi hija Ruth, quien aprendió el castellano en la cuna, arropada por mis cuentos fantásticos de cada noche, en Cambridge, México y Jerusalén”. 

 

La maquinaria poética de este singular poeta está nutrida por lo mejor de la literatura en español. Bebe del Manco de Lepanto, siendo un admirador explícito del Quijote, pero siente una debilidad por Borges, como modelo a seguir. Por lo cual, no es casual que la fantasía y el hermetismo de la cábala sean parte angular de su entramado poético, entendiéndose como un juego de espejos, donde por ejemplo el tiempo/espacio se desdoblan en diferentes pliegues, y el misterio, aquella no razón causal se torna líquida.

 

Para muestra un botón. En su cuenta de Facebook altera la realidad literaria con la real realidad: “Por uno de esos azares, que aún son misterios, ojos de tormentas invisibles en las esferas del tiempo, Don Quijote de la Mancha y Sancho Panza arribaron a Jerusalén a mediados de marzo de 2016, en medio del barrio judío de la Ciudad Santa. Este procedimiento del poeta no es nuevo. En 1991, en la Revista de literatura hispánica, aparece un artículo titulado, “Una literatura hispana cautiva: entrevista a José Luis Najenson”. Cuando se le pregunta por Sábato nuestro poeta responde. “Bueno, yo le comentaba que había escrito un cuento de un encuentro imaginario con él aquí en Jerusalén, la noche de San Juan, que coincidía con la de Lag Ba-Ómer. No debe coincidir, pero en el cuento sí ocurría.Y había como un juego mágico entre los lugares [Jerusalén y Buenos Aires]…No  mágico como un juego; más bien un encuentro cabalístico entre los dos lugares”.

 

 

3 Portada del poemario, con pintura de Miguel Elías

Portada del poemario, con pintura de Miguel Elías

 

Esta maquinaria cabalística es puesta en escena en este nuevo libro a través de la tétrada (conjunto de un cuatro seres que perfectamente son un ser). Es decir, se nos presenta una estructura de un juego mágico, estableciendo múltiples coordenadas geográficas y temporales conectadas entre sí donde la esfera matriz estaría constituida en Salamanca. En efecto, aparentemente, digo aparente porque este es un juego de espejos. Los otros cuatro apartados, en los que se vertebra la obra, nos sitúan en otras coordenadas vitales, instaladas bajo la piel del poeta: «Díptico cordobés», «Tétrada del Golem», «Péntada colombina» y «Bajo la cruz del sur».

 

Hasta altura Salamanca actúa como una ciudad vértice, como una ciudad encantada por realidades literarias y místicas. De este modo, constatamos en los túneles subterráneos de la ciudad y en la cueva se practicaba la cábala entre judíos y cristianos:

 

La Cueva de Salamanca
de noche solía estar
llena de luz que no es fuego
y que alumbra sin quemar.
La luz manaba de letras
ocultas en el Zohar
de cuyo rollo salían
como abejas de un panal,
o como chispas divinas
surgiendo en la vacuidad.
Pero a la luz la ven sólo
los que en la cueva ya están,
nada se ve desde afuera,
silencio y oscuridad.
Y los que entren a la cueva
una prueba han de pasar,
deberán ser hombres probos
y de buena voluntad
que aman la sabiduría
y tienen el alma en paz.
La Cueva asume la forma
de la Acacia primordial,

o el Árbol de las Esferas
del ámbito celestial,
que va desde la Coro

 

Estos túneles conectan otras realidades y espacios temporales. De ahí que por ejemplo en  el apartado la Tétrada del Golem, (un golem es en el folclore medieval y la mitología judía, un ser animado fabricado a partir de materia inanimada, normalmente barro, arcilla o un material similar) aparece el Rabino de Praga Rabí Loëw, a quien se le atribuye haber creado al golem para defender el gueto de Praga de ataques antisemitas. De hecho, este apartado va abriendo nuevas dimensiones y personajes como los ya mencionados que ciertamente incluyen a Borges, de quien es sabido su afinidad por la cábala.

 

4 José Luis Najenson

José Luis Najenson

También, destacamos la idea de la inversión cronológica de la causa y efecto constituye otro elemento presente en un análisis cabalístico. En este pliegue encontramos unos cambios de planos como en si se tratara de multiuniversos. Un café de París y su doble en Buenos Aires o al revés. En este sentido, la obra Najenson nos obliga a un esfuerzo arqueológico pues estamos frente a un aparato de relojería del lenguaje, que posee diferentes mecanismos o entradas de interpretación. De ahí, que las notas a pie de página funcionan como pequeñas lámparas que van alumbrando la lectura de los diferentes planos del entramado poético. Pero aparecen algunas develaciones que hay que tomar en serio en un maestro de la cábala como los mapas y la identidad de Cristóbal Colón como un judío soñador. Asimismo, la realidad se torna ensueño, y el ensueño pesadilla como en el último cuento titulado, “En el fondo del jardín” donde la nota a pie de página final es una estocada del realismo más paralizante.

 

En suma, estamos en presencia de un libro post– y moderno. A veces, me dio la sensación de estar leyendo varios libros, quizás como espejismo o ilusión, diferentes autores, pero por la rica textura del lenguaje retornaba a Salamanca. Najenson cultiva la poesía como un alquimista, y como un mago va instalando multiuniversos que extienden el horizonte del mundo hacia Salamanca, nuestra ciudad encantada.

 

5 El poeta y ensayista chileno Marcelo Gatica

El poeta y ensayista chileno Marcelo Gatica

 

 

Marcelo Gatica (Cauquenes, Chile, 1976), poeta y Doctor en Literatura Hispanoamericana por la Universidad de Salamanca, con una tesis titulada titulada: “Rodrigo Lira Canguilhem: Una propuesta poética en tiempos de desolación”, dirigida por Carmen Ruiz Barrionuevo. Ha publicado los poemarios ‘Anclado al Pescador de Mares’ (2016), ‘Crucial’ (con Pablo Gutiérrez, 2014), ‘Portafolio. Poemas a Pie de Página’ (Con Camilo Cantillana, 2014). En Chile publicó  ‘Barios buelos: boladas boludas’, del chileno Rodrigo Lira Canguilhem (Piélago Casa Editorial, Santiago de Chile, 2016), y en Estonia ‘Vientos del sur / Lounatuuled’, antología de poesía chilena seleccionada e introducida por él, con traducción de Carolina Pihelgas, Mariliin Vassenin y Helina Aulis. Tallin, 2015). En su país también publicó el poemario colectivo Taller Literario (2001), el libro de poesía a tres manos A-Trio Poético (2003) y poemas varios en Calíope, revista de poesía (2000-2003), obteniendo el Premio de Poesía de la UMCE (2003). En España y Portugal ha publicado en las antologías ‘Poesía para un existir’ (2010), ‘La hora sagrada’ (2010), ‘El paisaje prometido’ (2010), ‘O Divino’ (Portugal, 2011), ‘Poemas identificados’ (2013), ‘Arca de los afectos’ (2013), ‘He muerto… y he resucitado (2015), ‘Umbrales de la memoria’ (2015), Salamanca, raíz de piedra y letras (2017) y ‘Explicación de la derrota (2017). Ha recibido el Accésit del Premio Internacional de Poesía “Luis López Anglada” (Burgohondo, Ávila, 2008) y el primer accésit del Premio González-Warris de Poesía (Barcelona, 2012).

 

6 Gatica y Juan Carlos Martín Cobano

Gatica y Juan Carlos Martín Cobano

Aún no hay ningún comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *