Pasos de otros siecolos y otros textos de Margalit Matitiahu, poeta sefardita. Ilustraciones: Miguel Elías.

 

 

 

Crear en Salamanca tiene el privilegio de publicar diez textos de la notable poeta sefardita Margalit Matitiahu (Tel Aviv, Israel, 1935), hija de padres nacidos en el exilio de Salónica y cuyos ancestros más remotos habían sido expulsados de León, en 1492. Ella se licenció en Literatura Hebrea y Filosofía por la Universidad Bar Ilan, dirigió la revista “Entrelíneas” y ha sido Secretaria General de Federación Israelita de Escritores (1986-2008). Entre sus libros publicados están:“Kurtijo kemado” (1987), “Alegrika” (1992), “Matriz de luz” (1997), “Vela de la luz” (1997), “Kamino de tormento” (2000), “Bozes en la Shara” (2001), “Vagabondo eternel” (2001), “Despertar el selencio” (2004); “Asiguiendo al esfuenio” (2005) o “Cantón de solombra” (2005). Ella ha obtenido varios premios, como el Premio de Poesía Ateneo de Jaén (1996) o el Premio de Creación del Primer Ministro de Israel (1999). Pero su máximo premio posiblemente sea el que en 2003 le dedicaran una plaza en Puente Castro (León), el pueblo de donde hace cinco siglos salió su familia.

Margalit Matiahu

 

Para Alfredo Pérez Alencart, “Hablar de Margalit Matitiahu es hablar de una voz judeo-española cuyo eco viene desde la ausencia para ya no marcharse jamás: su obra lírica nace en la tercera orilla del castellano (tras el éxodo de Sefarad, una larga estancia por suelo griego y el anclaje en la actual Israel), se enhebra de resurrecciones para luego, humildemente, presentar toda su grandeza. En su poesía relumbra el sufrimiento de esos antepasados suyos (expulsiones, holocaustos, vejaciones…), pero también la parábola del Eros que mantiene en alto la pasión, cual ofrenda enamorada; pero también la aparición de la belleza en las sencillas cosas o instantes que completan el milagro de vivir; pero también un pequeño mundo sin fanatismos, sin imposiciones, sin cainísmos… Margalit Matitiahu es una grande poeta de la España del destierro: admiro los versos que ha ido acopiando tras limpiar el polvo de tantos caminos, de tantas centurias”.

 

 

PASOS DE OTROS SIECOLOS

 

Pasos de otros siecolos,

ruidos desconosidos suben a mis oidos,

y no los puedo quedar.

 

¿Onde me topo?

las demandas se esparsen en el aver,

 

Me veo volando,

tierra y sielo me anvelopan.

 

Montanias alsan sus alturas

tocando las sesones

que arodean buscando nido,

 

sin topar reposo

van tocando las colores

del cosmo eternel.

 

 

LA PLASA DEL TIEMPO

 

Me llevas a la plasa del tiempo

onde se encontran las distancias,

 

Caminamos entre lamparas

amizurando las palabras,

 

Tu

ablas del amor

Yo

de la luz manante,

 

un aire erante

pasa entre los pasos.

 

Yo

amizuro el amor,      ,

Tu

las palabras,

 

en la plasa del tiempo

se enceran las distancias.

 

 

TU MIRADA

 

Atirada por tu mirada

que hace creser en el puerpo

palabras que yevan la calor en mis venas

formando un grito amudesido

que se esparse prononsiando tu nombre

en los campos envisibles

que conosemos los dos.

 

 

Cantar de los Cantares. (Miguel Elías)

NO ME YAMES LOCA

 

No me yames loca

porque me volo de mi puerpo,

 

No me yames loca

porque encadeno mi alma,

 

No me yames loca

porque mis pasos me yevan

a lo desconosido,

trubian mis noches

gotas de vino amargo,

 

No me yames loca

si te digo

que ay siecolos

que te amo.

 

 

ME VISTO TU CARA SOBRE LA MIA

 

A la memoria de mi madre

 

Me visto tu cara sobre la mia,

y con tus ojos veo tu ermosa sivdad natal.

La tristesa y la maravia te anvelopan

en viendo lugares que ya no los conoses mas.

 

Te amostro las cayes y las forterezas,

y espando mi mano para que tu de muevo

puedas las piedras tocar.

 

El camino me yeva verso la Torre Blanca.

Con tus jovenos pieses subo asta la punta alta,

y tus memorias se ajuntan a las mias.

 

Con tu vos me siento prononsiar nombres

conosidos por ti,

sus figuras se areviven cuando les conto por tu vida.

 

En subito, reflecta en mis ojos tu dulse sonrisa.

 

 

CURTIJO QUEMADO

 

(El esfuenio)

 

Me topaba en tierra ajena

en un estranio curtijo

arodeada de baracas pretas

y de colonas en desorden espardidas.

 

Dientro mi lo sabia

que en otros lugares

las colores brian

y el selencio reina

con calmesa y siguridad.

 

A mi esprito queria dar

la libertad de fuir,

el curtijo quemado

me asia sinios

sin disir.

 

Agosto 1986

 

 

GUITARA ESPANIOLA

 

Que disen los sones de tu guitara

despues de media noche,

Que disen tus dedos en tocando el esprito

despues de media noche,

Que dise mi alma cuando los sones de tu guitara

ablan con mi esprito,

Que disen mis dedos que tocan a lo lonjano

que toca a aquella alma que toco mi esprito

meso tus dedos que tocan los sones de tu guitara

despues de media noche.

 

Ya pasaron dias sobre dias

y ainda me acompanian los sones de tu guitara

que me yevan a la primera luz de las madrugadas

y quedan en mis oidos asta cayer las tadradas.

Estonses el horizonte se inche de tristesa

en buscando a la desparesida alma

que aparisio como un visaje

en aqueya media noche lonjana

en sintiendo los sones de tu guitara

que tocaban mi esprito y ablaban con mi alma.

 Exilio (Miguel Elías)

 

LA PLASA DE LA LIBERTAD

 

La plasa onde los judíos de Saloniqui fueron arecojidos

y mandados a los campos de consentrasión

 

En la plaza aposaba la cayades

ma muestros oyidos sintian el ruido que subia del tiempo pasado.

 

Las ventanas de las casas mos miraban con ojos estranios

y una negregura enloquesida parecia abashar

de las aguilas arrebatadoras vistidas de maldad.

 

La plaza mos hacia sinios invesibles,

la cayades corria gritando en muestras venas.

 

En la lonjura —la mar quedaba blue como el sielo,

ma muestros mushos se empretesian.

 

«La plasa de la libertad»

topa hoy abrigo basho la solombra de los arboles

abocados por el pesgor del enverano

y de una manera de libertad timida

continua a sircolar el movimiento.

 

Ma de las ventanas que siempre van casando la luz

nunca no podra fuir la escuridad.

 

Julio 1986

 

 

Pájaro ( Miguel Elías)

EL POETA Y EL PASHARO

 

El selensio de la noche caye sobre el jardino,

la agua del rio careca con su sonido el aver.

 

El pasharo, en la rama del arbole,

canta un cante cristalino.

 

El pasharo:                                       

«A la madrugada me volare,

y onde estare a ti te cantare».

 

El esfuenio del poeta:

volar como el pasharo.

 

En el refrescor de la madrugada

sale Li tai-Po al jardino.

 

Una pluma se aposa en su palma.

 

El pasharo le dice de lonje:

«Esta es mi alma,

tus palabras serán mis granos

hasta que aposare de muevo en tus ramos».

 

El sol arelumbra,

espunta la manianada.

 

Los ojos del poeta brian con sonrisa,

junto el pasharo

resiben el muevo dia.

 

 

PUENTE CASTRO DE LEON

 

Corriendo en los coredores de los anios,

volando sobre las alas de los siecolos,

descubri a Puente Castro de León

en una tadrada de sol y luvia,

basho un sielo a la color del fuego

envuelto de nubes mirando…

 

Me encontri arodeada de amigos

ofriciendo calor y amistad,

abrasando mi esprito

con palabras y cantes

yenos de claridad.

 

Dientro un viento harmonioso

los amigos de Puente Castro

abrieron puertas y corasones

en espandiendo sus manos.

 

Yo, como una hoja

que llego con el aire de la poesia,

abashi al nido de raises y ramas

encontrando lo pasado

de los abuelos de mis abuelos,

 

En Puente Castro de León.

 

 

Algún vocabulario ladino: Sesones (Estaciones); esfuenio (sueño); puerpo (cuerpo); tadradas (tardes); brio (brillo); mushos (labios); careca (acaricia); pesgor (pesadez); solombra (sombra).

5 comentarios
  • avatar
    Rodolfo Meneses (Mérida-Venezuela)
    agosto 27, 2013

    Qué grande ‘descubrimiento’ el de esta poeta sefardita. Gracias por publicar sus textos y por hacernos conocer su alta obra lírica.

  • avatar
    María Elena Balmaceda
    agosto 27, 2013

    Margalit me conmueve con su poesía. Enhorabuena y que siga con estos aportes.

  • avatar
    Jorge Martínez Echeandía (Ecuador)
    agosto 28, 2013

    ¡Menudo hallazgo el de estar perlas de Margalit Matitiahu! Mis felicitaciones más efusivas.

  • avatar
    Walther Campa
    agosto 29, 2013

    ¡Excelentes poemas!

  • avatar
    Sol Genafo
    septiembre 1, 2013

    Qué caricia para los oídos, qué deleite para los sentidos, leer los versos de Margalit M.!

Deja un comentario