Un poema de Seamus Heaney traducido por Stuart Park

Por 0 0

 


El poeta y dramaturgo irlandés Seamus Heaney (1939-2013) falleció recientemente,  a los 74 años de edad. Considerado como uno de los más destacados poetas irlandeses desde William Yeats, recibió el Nobel en 1995 por “una obra literaria de belleza lírica y profundidad ética, que exalta los milagros de cada día y el pasado vivido”. Quien fuera profesor en las Universidades de Oxford y Harvard, dijo en una entrevista que escribió sus primeros poemas a los 23 años: “Mis padres y profesores decían: ‘Haz algo con tu vida’. Y no podía hacer nada más que eso, debo admitirlo”.

Entre las obras traducidas al español del Nobel irlandés pueden contarse Norte (Ediciones Hiperion 1992); El nivel (Trilce Ediciones 2000); Luz eléctrica (Visor Libros 2003); Campos abierto. Antología poética (Visor Libros 2005); Al buen entendedor. Ensayos escogidos (Fondo de Cultura Económica, 2006); Distrito y circular (Visor Libros 2007) y Sepelio en Tebas (Vaso Roto 2012).

Para Heaney, “el poeta es una criatura inventada que firma con tu nombre. Y al tiempo, escribir supone olvidarse de uno mismo, y hay tantas maneras de olvidarse como de estar presente. Sospecho que no hay remedio para eso, ni solución. La poesía es una mezcla de accidentes, gracia y trampas. Hay que trampear para buscar la inocencia; si no, sólo te dedicas a ser tú mismo”.

A continuación, presentamos una traducción -exclusiva para Crear en Salamanca- realizada por Stuart Park.

 

Seamus Heaney

 

 

“THE DOOR WAS OPEN AND THE HOUSE WAS DARK”

 

 

 in memory of David Hammond

 

 

The door was open and the house was dark

Wherefore I called his name, although I knew

The answer this time would be silence

 

That kept me standing listening while it grew

Backwards and down and out into the street

Where as I’d entered (I remember now)

 

The streetlamps too were out.

I felt, for the first time there and then, a stranger,

Intruder almost, wanting to take flight

 

Yet well aware that here there was no danger,

Only withdrawal, a not unwelcoming

Emptiness, as in a midnight hangar

On an overgrown airfield in late summer.

 

__________________________________

 

 

«LA PUERTA ESTABA ABIERTA Y OSCURA LA CASA”

 

 

En memoria de David Hammond

 

 

La puerta estaba abierta y oscura la casa

por lo que llamé su nombre, aunque sabía

que esta vez la única respuesta sería el silencio  

 

que me mantenía ahí a la escucha,

mientras crecía hacia atrás, hacia abajo,

hacia la calle donde al entrar (ahora recuerdo)

 

las lámparas estaban apagadas

y me sentí por vez primera, ahí y entonces,

un extraño, casi un intruso a punto de fugarse

 

Y sin embargo estaba muy consciente

de que no había peligro, solo retirada,

un vacío un tanto acogedor, incluso,

 

como a la media noche en el hangar

de un campo aéreo descuidado

al final del verano.

 Stuart Park (foto de Héctor Rivas)


Stuart Park

(Preston, 1942), escritor inglés residente en Valladolid, reconocido exégeta bíblico y autor de numerosos libros sobre literatura sagrada. Es licenciado en Filología Románica por la Universidad de Cambridge y Doctor en Literatura por la Temple University de Filadelfia (EE.UU). Está en imprenta su libro “Jardín cerrado” un magnífico ensayo sobre El Cantar de los Cantares, el insuperable poema atribuido a Salomón. Lleva prólogo de Alfredo Pérez Alencart, poeta y profesor de la Universidad de Salamanca, y será presentado en nuestra ciudad a principios del 2014.

 

Aún no hay ningún comentario.

Deja un comentario