POETAS DE AMÉRICA Y ESPAÑA ESCRIBEN SOBRE ‘SEGÚN VOY DE CAMINO’, DE ALENCART Y CABRERA.

 

1 El poeta Alfredo Pérez Alencart y el artista plástico Luis Cabrera Hernández, con su libro

El poeta Alfredo Pérez Alencart y el artista plástico Luis Cabrera Hernández, con su libro

 

Crear en Salamanca tiene el privilegio de publicar cinco comentarios y reseñas que sobre la antología ‘Según voy de camino’ han escritos destacados poetas de esta y de la otra orilla, como el argentino Héctor Spaccarotella, el panameño Manuel Orestes Nieto, el costarricense Adriano de San Martín Corrales Arias, el brasileño Cyro de Mattos y el español José López Rueda. Según voy de camino, con poemas del peruano-salmantino Alfredo Pérez Alencart y collages del cubano-español Luis Cabrera Hernández, es una antología poética multilingüe con versiones, desde el español al chino (Huaping Han) (chino), al bengalí, (Mainak  Adak), al griego (María Koutentaki) y al inglés (José Ben Kotel, con revisión de Gretchen Abernathy). Salió, para descarga libre, bajo el cuidado editorial de Luis Cruz-Villalobos, y  sello de Hebel Ediciones (Santiago de Chile, 2016).

Reportaje fotográfico de José Amador Martín

 

 

2

 

 

LAS LUCIÉRNAGAS PUEDEN SORPRENDER EL ALMA

 

Héctor Spaccarotella

(Argentina)

Escuchaba hace poco a un escritor español decir que en la antigüedad los poetas eran lo que hoy son los periodistas; capaces de transmitir en su poesía el reflejo de la realidad que vivían en la sociedad que les tocó vivir.

Pues eso es lo que encontré en la obra de Alfredo Pérez Alencart. Degustar cada poema tuvo en mi alma el significado equivalente a recorrer una galería con fotografías del tiempo en que vivimos. Y a esa sensible muestra de lo que pueden ver los ojos de un poeta, se agrega la obra del artista plástico Luis Cabrera. Fue especialmente rico recitar en voz alta cada poema teniendo frente a mis ojos la ilustración pensada para él. Todo cobraba una vida especial, se llenaba de matices que lo remontaban a uno al tiempo inocente de la niñez o a la no resignada visión de este sufriente hoy que compartimos. 

Pero nunca se mostró la inspiración como entrega desesperanzada sino que era el percutor de la motivación a ser agente de cambios, consciente desde la fe que inunda la obra que aún en la pobreza extrema o en la miseria humana el Dios que todo lo puede superará el abismo construyendo puentes.

Leer Según Voy de Camino me hizo pensar que todavía hoy, en este mundo de oscuras realidades, las luciérnagas pueden sorprender el alma.

 

 

 

3 Cabrera y Alencart

  Cabrera y Alencart

 

 

UN CAMINO EN CUATRO LENGUAS

 

Manuel Orestes Nieto

(Panamá)

 

Cuando un texto literario se lee de inicio a fin en una sola lectura, es porque los duendes y la magia acudieron puntuales y generosos al soplo de la vida del poema.  Según voy de camino del poeta peruano-salmantino Alfredo Pérez Alencart, en una bella e inusual edición chilena -Ediciones Hebel- y traducido a cuatro lenguas – chino, inglés, griego y bengalí- nace y camina con esa aura limpia y llamativa que tienen los versos esculpidos.

 

Evocativos y pulcros, mientras se anda por los años y se rememora la infancia; con un dolor cuarteado cuando el padre parte y ese vacío ausente nos derriba; dentro de esa feliz imagen de un colibrí que vuela dentro de las venas o ante un perro guardián que te olfatea como un forastero en tierras donde nació el abuelo.

 

 Alfredo Perez Alencart va por el camino, comparte los panes, los recuerdos, los gentiles pensamientos, la protesta ante lo injusto, las pérdidas como oquedades, orfandades y también las huellas, la voz que reclama o grita,  y, con todo y por todo ello, nos entrega este libro, como trazado en la vida, en los aires, en la tierra y en sus senderos.

 

Poeta que convida y nos alimenta, convincente, de inmaculada factura. Las ilustraciones-collages de fina factura- de Luis Cabrera Hernández complementan esta multilingüe lectura, como un todo poético y plástico. Libro-arte, resplandor y grata fiesta. 

 

Alfredo, desde Salamanca, nos va entregando su poesía, entre océanos, bienvenidas y adioses, y se los agradecemos desde todos los caminos donde andamos.  

 

 

 

4 Cabrera y Alencart

Alencart firmando su libro

 

 

UNA ANTOLOGÍA SUI GENERIS

 

Adriano de San Martín Corrales Arias

(Costa Rica)

 

 

            Contención verbal, síntesis poética, ética y honestidad intelectual, son las primeras impresiones que me deja la lectura de la sui generis antología de Alfredo Pérez Alencart, Según voy de camino (Hebel Ediciones, Santiago, Chile, 2016). Sui generis puesto que la misma está conformada por diez intensos poemas traducidos al chino, al bengalí, al griego y al inglés, e ilustrada notablemente por el artista cubano/español Luis Cabrera Hernández. En ese sentido, hay que decirlo de una vez, es un feliz connubio entre poseía y gráfica: verdadero objeto de arte.

 

            Las traducciones han estado a cargo de Huaping Han (chino), Mainak Adak (bengalí), María Koutentaki (griego) y José Ben-Kotel (inglés). Los poemas provienen de una plaquette y de los siete libros publicados por el poeta peruano/español a lo largo de su productiva carrera. Son un extenso viaje que parte del castellano para recrearse en cuatro idiomas disímiles en apariencia, pero validados por el soplo poético y la actualidad globalizante.

 

            Es este un decálogo del poeta Pérez Alencart que en mucho resume su arte poética: palabra encantada que surca la cotidianidad para develar la realidad histórico/social sin perder ese aroma sagrado y solidario de toda verdadera poesía. Es esa viva conjunción entre lo americano/español, por extensión europeo, que se produce a orillas del río Tormes, pero con una mirada plural y significativa sobre la realidad que le ha tocado al poeta: su aquí y ahora resumidos en un largo y propiciatorio viaje cuyo itinerario es sinuoso, precario y sugerente.

 

            Hay por ello en los poemas nostalgia por la pérdida y cierto desencanto, pero también una lúcida apuesta por la humanidad solidaria y militante, no en cuanto a la corrección política, sino en tanto su raíz comunal y ecuménica. Es el itinerario de un poeta que sale de casa y regresa, siempre en busca de esa Ítaca que todos buscamos y añoramos aunque un cancerbero trate de impedirnos la entrada. Ese andariego va ligero de equipaje, como en los grandes viajes épicos y bíblicos, pero apertrechado con palabras necesarias para ofrecer ayuda o deshacer entuertos.

 

            Es esta una crónica donde la poesía es remanso de estanque que de pronto puede ser torrente de río u oleaje marino. Es un escribir viviendo o un vivir escribiendo. Pero siempre con la certeza de que las palabras se comparten como el pan y el vino, tanto entre viajeros como entre quienes nos reciben y nos alojan durante el viaje; pero también para quienes azuzan sus perros y demonios a nuestro paso. Así, el poeta es un profeta, un caminante que se sabe apóstol de y para la lucha de todos; un elegido para avivar la esperanza y cimentar la memoria propia y colectiva.

 

            Alfredo Pérez Alencart, el poeta, el viajero, el profeta, ha hecho votos de pobreza y de luminosidad para lanzar la profecía del desencanto, la nostalgia, el desamparo y lo posible. Todo  ello dentro de una compleja red ético/estético/espiritual; esa compleja argamasa solidaria y profunda que nos permite, como especie, resistir. Por lo demás, con lucidez y honestidad a toda prueba, porque “Ser honesto / es la debilidad / que te hace fuerte”.

 

 

 

 5 Alencart y Cabrera en el Patio de Escuelas Menores de la Universidad de Salamanca

 

 

PEQUENA ANTOLOGIA EXEMPLAR

 

Cyro de Mattos

(Brasil)

 

 

         Hebel Ediciones, de Santiago, Chile, oferecem ao público amante de boa poesia a antologia Según Voy de Camino, do poeta peruano-salmantino e Professor da Universidade de Salamanca, Espanha, Alfredo Pérez Alencar, contendo dez poemas de fácil compreensão, motivados por vários assuntos. A antologia assim com dez faces contribui para o conhecimento de uma poesia que tem como fundamento a vida. São instantes imaginativos do verso, ora impregnados de encanto, ora entranhado de sabedoria e verdade. A obra apresenta-se com tradução para quatro idiomas: bengalês por Mainak Adak; grego por María Koutentaki; chinês por Huaping Han, e para o inglés por José Ben Kotel (com revisão de Gretchen Abernathy).

 

Emprestando mais uma vez a palavra ao sonho para iluminar o ser, o poeta peruano-espanhol tem em  sua companhia, nesta oportunidade, o artista plástico cubano-espanhol   Luis Cabrera Hernández (La Habana, 1956),  professor da Escola  de Grabado e Desenho Gráfico da Real Casa da Moeda de  Madrid, dono de  um  currículo exemplar em que se registram inúmeras mostras individuais e exposições em importantes eventos internacionais. Esta é a segunda vez que a parceria acontece para o bem da poesia, quando então o poeta da palavra e o artista do discurso no grafismo  dão as mãos para que a vida se torne viável.

 

         Essa pequena antologia do poeta peruano-salmantino, já traduzido em mais de uma vintena de idiomas, reúne poemas simples em sua expressão, porém,  com uma riqueza de conteúdo que só os legítimos poetas possuem. Poesia é qualidade, perfeição na palavra eficiente e certeira, na ideia harmoniosa e dialética, que diz do mundo à humanidade, sem banalizações e equívocos pueris. É forma de conhecimento da vida, que se apresenta essencial no mundo como o amanhecer.  É fruto do talento e da vocação, da sensibilidade e da crença, condições sem as quais o poeta não sobrevive na matéria verbal executada  como o solitário gesto do ver. 

 

        É o que sentimos quando lemos um poeta de alto nível como Alfredo Pérez Alencart, mesmo que isso aconteça em apenas dez poemas, como se dá agora.   Lendo esses dez poemas, vemos como o conjunto ritmado de significações importantes encaixa-se naquilo que os gregos preconizam quando afirmam que quanto maior a extensão menor a compreensão e quanto menor a extensão maior a compreensão. 

 

Esses dez poemas são suficientes para transmitir com densidade o encanto mesclado com assombro que o menino teve  quando na infância vê pela primeira vez os vaga-lumes, lanterninhas de Deus acendendo e apagando seu mistério a quem vê.  Em similar visão, a capacidade de assombro e encantamento estará com o poeta ao se deparar com o voo delicado do colibri, no qual ele leu “en el gran cielo un mensaje hecho de miel y de ceniza”.

 

“Santo Ofício” é uma declaração de amor a Salamanca, onde o poeta foi acolhido, constituiu uma família digna e se tornou, por entre atividades importantes, um disseminador de afetividades poéticas. Ressalte-se que ele organiza o Encontro de Poetas Iberoamericanos, com êxito e repercussão internacional em sucessivas edições. O poeta peruano-espanhol sempre guarda algum tesouro para os que por lá chegam, para que não manchem  a mesa que acolhe quando está a servir mãos alheias.

 

A poesia quer invenção da vida, não a opressão que anula, não a humilhação  dos desvalidos na vergonha. Quer transmitir o bem, sem que seja panfletária e piegas, apesar da aparência enganosa da simplicidade. Nos poemas “Humillación de la pobreza”, “‘Cartel”, “Mientras se derrumba Wall Street” e “Honestidad”, formula-se no verso apurado as desigualdades muitas vezes engendradas  pelo sistema social organizado.  Esse protesto manso, de sabedoria lendária, é uma das vertentes da  poesia de Alfredo Pérez Alencart. Vem de sua filiação confessa ao amor  ofertado pelo Cristo, o bem-amado salvador da humanidade.

 

Por outro lado, três versos de um dos poemas referidos  anotam: «Ser honesto/ es la debilidad/ que te hace fuerte». Não hesito em afirmar que poucas vezes vi em tão enxuto versejar o questionamento com tanta intensidade da condição precária e contraditória na qual todos estamos inseridos. “Orfandad” é um poema capaz de identificar o leitor com sua orfandade em qualquer país que esteja. “Perder un padre es perder una luz que no tiene principio ni fin.”  

 

Já “Vuelta a casa” traduz o quadro que fere o forasteiro como ser gregário em seu crítico ser-estar no mundo: “Un perro olfateó mi ropa de forastero tras largo viaje. No es visión pasada. Ayer llegué a la entrada del pueblo, pero el perro no me deja pasar, aunque le muestre ternura o la foto del abuelo que era de aquí. Hundo las manos en esta tierra y luego me embosco entre las ramas del recuerdo.”

 

     Da leitura dos dez poemas de Según Voy de Camino, vemos na sua melhor e maior compreensão, em função da menor extensão do conjunto, que a poesia estende-se com sentidos eternos quando  elaborada com maestria para dizer da  beleza e da verdade.

 

       Tanto quanto a planta quando se abre e brota a flor.

 

 

6 Luis Cabrera y A. P. Alencart, con dos de los collages que ilustran el libro

Luis Cabrera y A. P. Alencart, con dos de los collages que ilustran el libro

 

POESÍA MULTILINGÜE DE PÉREZ ALENCART

 

José López Rueda

(España)

 

 

Según voy de camino es una breve antología de poemas de Alfredo Pérez Alencart. Este librito, aparte del valor literario, tiene una peculiaridad poco frecuente: Cada poema va seguido de las siguientes traducciones: al chino, al bengalí, al griego y al inglés. El lector que ha tenido algún contacto con esos idiomas, disfruta contemplando los textos en caracteres chinos, y en alfabetos sánscritos y griegos. En mi caso me han interesado especialmente estos últimos que mis estudios helenísticos me permiten leer. A esto hay que añadir las bellas ilustraciones del pintor cubano-español Luis Cabrera Hernández que son una fiesta para el lector de poesía.

 

En los primeros poemas Pérez Alencart se acerca al encantamiento de la infancia, cuando pudo sentir el asombro del mundo a la luz de las luciérnagas o leer en los cielos un mensaje hecho de miel y de ceniza. Estos textos son finamente simbolistas y nos hacen sentir cómo un colibrí puede volar por las venas del poeta.

 

Aunque el poeta peruano-español es absolutamente moderno, como diría Rimbaud, hace a veces algún guiño a la tradición. Eso lo vemos sobre todo en un texto que sigue el tema del desdén por las riquezas usado en la antigüedad por Horacio en su Beatus ille y por Fray Luis de León en la renacentista Salamanca (Qué descansada vida /la del que huye del mundanal ruïdo/ y sigue la escondida /senda por donde han ido/los pocos sabios que en el mundo han sido). Alencart moderniza el tema en un divertido poema de su antología donde hace gala de su vida modesta que consiste en “un coche de dos puertas/ próximo al desguace// y un piso barato/ en las afueras de/ mi ciudad pequeña”. Pero eso le permite desayunar tranquilamente a orillas del Tormes sin que le importe un bledo que se derrumbe la bolsa en Nueva York.

 

A medida que avanza la antología nos vamos encontrando con poemas que reflejan lo familiar. Así sucede con Orfandad en que el poeta consuela a una persona que ha perdido a su padre. Aunque este suceso produce un dolor inmenso, Alencart le dice a su interlocutor –posiblemente alguien de su familia- que tiene fuerza interior para superarlo y no es de los que se repliegan cuando la vida les golpea con “látigos feroces”.

 

Como buen emigrante, Alfredo Pérez Alencart dedica un poema a la emoción que experimenta cuando regresa a la casa familiar en Perú y el perro al principio no le deja entrar. Pero luego el poeta entierra sus manos en la tierra nativa y “se embosca entre las ramas del recuerdo”. Los que hemos sido emigrantes toda la vida, sentimos profundamente este texto.

 

            En los últimos poemas, Alencart dirige su foco poético a temas éticos y sociales. En Humillación de la pobreza presenta a un niño de tres años que vende chicles. Su terrible situación suscita llanto y rabia en el poeta y nos asoma a este mundo nuestro asqueroso de codicia.

 

Otro poema de carácter social es el titulado Cartel, dedicado a un mendigo:

 

                                   “En la calle un hombre muestra

                                   su cartel: ‘Sin trabajo y sin recursos’.

                                   En cuclillas, cierra los ojos

                                   y muerde sus labios,

                                   sin pausas.”

 

La Antología termina con un poema titulado Profecía donde se resume el ideario ético del poeta: Seguir la verdad, predicar con el ejemplo, “mientras otros echan baba en los salones”, luchar por la libertad, ayudar a quienes lo necesitan y “ofrecer graneros de paz a quienes el amor nunca ha penetrado”.

 

 

 

 UN POEMA EN CINCO IDIOMAS

 

 

7 Ilustración del poema

  Ilustración del poema

 

PRESAGIOS

 

 

A lo lejos,

a la altura de las ramas estremecidas

por el vuelo silencioso del colibrí,

ofrecen su buena nueva

los presagios.

 

Crece algo así

como un humo que el viento

no voltea.

 

Leo en el gran cielo

un mensaje hecho de miel

y de ceniza.

 

Enardecidos amaneceres

abren senderos para el retorno

emprendido.

 

Por mis venas ahora vuela

el colibrí.

 

 

 

8 la profesora María Koutentaki y Alfredo Pérez Alencart

 la profesora María Koutentaki y Alfredo Pérez Alencart

Foto: Jacqueline Alencar

 

 

 

ΟΙΩΝΟΙ

 

 

Από μακριά,

στο ύψος των κλαδιών που τρέμουν

από το σιωπηλό πέταγμα του κολιμπριού,

προσφέρουν το καλό μαντάτο

οι οιωνοί.

 

Μεγαλώνει κάτι

σαν τον πυκνό καπνό που ο αέρας

δεν σκορπίζει.         

 

Διαβάζω στον απέραντο ουρανό

ένα μήνυμα από μέλι και στάχτη

καμωμένο.

 

Φλογισμένα πρωινά

ανοίγουν μονοπάτια για το δρόμο

της επιστροφής.

 

Στις φλέβες μου τώρα πετά

το κολιμπρί.

 

 

Traducción al griego por María Koutentaki

 

 

 

 

9 El poeta y traductor Mainak Adak

  El poeta y traductor Mainak Adak

 

 

পূর্বাভাস

 

 

দূরবর্তী,

কম্পমান ডালপালার উচ্চতায়

হামিংবার্ডের নিঃশব্দ উড়ানে,

জানায় তার সু-সংবাদ

পূর্বাভাস।

 

এভাবেই কিছু পাক খায়

ধোঁয়ার মতো যে হাওয়া আর

আছড়ে পড়ে না।

 

অনন্ত আকাশে

মধু আর ছাইয়ে লেখা

বার্তা পড়ি।

 

সুদৃঢ় সূর্যোদয়

রাস্তা খুলে দেয়প্রারব্ধ

প্রত্যাবর্তনের জন্য।

 

আমার শিরায়-শিরায় ওড়ে এখন

হামিংবার্ড।

 

 

Traducción al bengalí por Mainak Adak

 

 

 

10 La filóloga Huaping Han

La filóloga Huaping Han

Foto: Jacqueline Alencar

预兆

 

 

在远处,

颤抖的树枝上

伴着蜂鸟静寂的翼羽,

预兆慢慢地呈现新的开始。

 

出现了一些这样的

像一股青烟

在风中一动不动。

 

在深邃的天空中

我读到了一条

由蜂蜜和灰烬做的信息

 

令人兴奋的黎明

打开了艰难轮回的

小路

 

现在蜂鸟在我的静脉上

扑动着翅膀。

 

 

Traducción al chino por Huaping Han

 

 

 

11 Alfredo Pérez Alencart y el poeta y profesor José Ben-Kotel

 Alfredo Pérez Alencart y el poeta y profesor José Ben-Kotel

Foto: Jacqueline Alencar

 

 

OMENS

 

From afar,

high as the branches shaken,

by the silent flight of the hummingbird,

the omens offer their

good news.

 

It climbs up like

smoke unhindered by

wind.

 

In the vast sky I read

a message made of honey

and ash.

 

Flaming dawns

chart the path for the

attempted return.

 

In my veins now flies

the hummingbird.

 

 

Traducción al inglés por José Ben-Kotel, con revisión de Gretchen Ebernathy

 

12 Luis Cabrera firmando su libro

Cabrera firmando su libro

 

13 Otra imagen de Alencart y Cabrera, enseñando la antología

 Otra imagen de Alencart y Cabrera, enseñando la antología

14 Cabrera, Alencart, J. Alencar y M. Rodríguez, con Fray Luis y la fachada de la Universidad al fondo

  Cabrera, Alencart, J. Alencar y M. Rodríguez, con Fray Luis y la fachada de la Universidad al fondo

ENLACE PARA DESCARGA LIBRE DE LA ANTOLOGÍA

 

http://www.crearensalamanca.com/wp-content/uploads/2016/07/segun-voy-de-camino-antologia-ok.pdf

 

16 comentarios
  • avatar
    José Daniel Beltrán (Argentina)
    julio 28, 2016

    Gracias, Amigo Alfredo, por este hermoso libro con profundos poemas. He descargado la antología y la enviaré varios de mis amigos.

  • avatar
    Fernando Carbajo
    julio 28, 2016

    Alfredo: Una muestra más de tu proyección internacional.
    Enhorabuena, extensiva al artista y a los traductores.

  • avatar
    Choni Madueño
    julio 29, 2016

    Como salmantina, es una alegría comprobar cómo se valora dese otros países la obra de Alencart, tan salmantino como peruano.
    ¡Felicitaciones!

  • avatar
    Tony Sherman
    julio 29, 2016

    Bravo, Alfredo.
    Me gustó leer tus poemas en inglés.
    Bellos los collages.

  • avatar
    Violeta Boncheva
    julio 29, 2016

    ¡Felicitaciones, Poeta! Me alegro saber de que tu arte sigue conquistar a los lectores, a los amantes de la poesia y de la literatura. Me alegro ver realizada una idea original y te felicito una vez mas por tu nuevo logro ¡gracias por la amistad!

  • avatar
    Alice Spíndola
    julio 29, 2016

    Alfredo, mi amigo,
    magnificas mensagens.
    Parabéns por tudo.
    Gratíssima,

  • avatar
    Adilton Pereira
    julio 30, 2016

    Parabéns!

  • avatar
    Luigi Tarantini
    julio 31, 2016

    Hermosa propuesta la tuya, querido amigo Alfredo. Y bien secundada por Cabrera. Mis felicitaciones para ambos y para los cuatro traductores.

  • avatar
    Carlos
    julio 31, 2016

    Parabéns, querido Alencart. Sucesso merecido.

  • avatar
    Elena Moriñigo
    julio 31, 2016

    Orfandad y Humillación de la pobreza son dos de los poemas que más me han conmovido. Gracias!

  • avatar
    Ángel Luis
    julio 31, 2016

    Querido amigo: es necesario que lean tu bella poesía, delicada e inteligente que nos hace ver tan bien nuestros errores. Muchas gracias y enhorabuena.

  • avatar
    Rizolete Fernandes
    julio 31, 2016

    Alfredo,
    Ser honesto/ es la debilidad/ que te hace fuerte!
    Aplausos, pelos êxitos todos, amigo,

  • avatar
    Estela Mercado (El Salvador)
    julio 31, 2016

    Todo el libro, versos e ilustraciones, es una auténtica obra de arte.

  • avatar
    Helena
    agosto 1, 2016

    Parabéns, admirável Poeta!

  • avatar
    Julio
    agosto 6, 2016

    Alfredo: he gozado la antología porque los poemas y las ilustraciones, junto a las grafías de las diferentes lenguas hacen del poemario una bella sinfonía.

  • Eva Margarita Escobar Sierra
    agosto 21, 2016

    Espero leerlo, para podértelo comentar. Gracias por estas lindas oportunidades de conocer a nuevos poetas y deleitarme con su lectura.

    Un abrazo, Eva

Deja un comentario