POEMAS DEL TURCO AHMED ARIF TRADUCIDOS POR IRFAN GÜLER Y PEPA BAAMONDE

 

1 El poeta Ahmed Arif

El poeta Ahmed Arif

Crear en Salamanca tiene la satisfacción de publicar cinco poemas de Ahmed Arif traducidos al castellano por Irfan Güler y Pepa Baamonde. Arif nació en Diyarbakir en 1927, de padre turco y madre kurda. Empezó a escribir poesía cuando estudiaba Secundaria. Sus poemas de este período fueron publicados en diferentes revistas. Una vez acabados sus estudios de Secundaria, cumple el servicio militar obligatorio durante dos años. En 1947, una vez licenciado, se matricula en Filosofía en la universidad de Ankara. Su ideología, en este momento, es progresista y revolucionaria. En 1951, durante una operación policial contra los izquierdistas fueron a buscarlo a su trabajo y lo detuvieron. Fue cruelmente torturado en la comisaría durante 128 días. Con la intensidad de las torturas estuvo a punto de volverse loco, oía voces… y  casi se muere como resultado de un intento de suicidio, cortándose las venas. Después de un tratamiento de shock en el hospital recuperó la salud. Una vez acabado el período de investigación fiscal se abrió un proceso judicial contra 124 personas. Fueron acusadas de crear una organización comunista clandestina, ser miembros de la misma y realizar actividades para promoverla. En 1954, cuando  el proceso terminó Ahmed Arif fue condenado a dos años de cárcel y otros 8 meses bajo vigilancia en Urfa. Para entonces, el tiempo que había pasado en la cárcel ascendía a 38 meses por lo que quedó en libertad el mismo día en que se pronunció la sentencia. Después del período carcelario no pudo terminar sus estudios, su vida fue muy difícil, no encontraba empleo ya que la policía lo seguía a todas partes. Durante este período realizó distintos trabajos, como obrero en una fábrica de ladrillo y tejas,  repartidor de carbón o empleado en una tienda de fotocopias. Más tarde entre 1956 y 1977 trabajó en varios periódicos “Civilización” primero, “Vanguardia” después y finalmente en “Popular” como corrector al principio y como jefe de correctores después. En 1967 se casó con Aynur Onal, en 1972 nació su único hijo, Filinta. En 1977 se jubiló y murió de un infarto en 1991. En 1968 se publicó su único libro, que consta de 19  poemas,  “Hasretinden Prangalar Eskittim”, “Desgasté cadenas añorándote”. Cuando escribió el poema “Treinta y tres balas”, solamente tenía 23 años. Este poema es la elegía de un asesinato cometido por el Estado en el período de La República). Esta obra fue muy bien acogida por el público, habiendo sido publicadas 60 ediciones de la misma hasta el día de hoy en Turquía. No existe otro caso semejante en el mundo, es un récord mundial, también fueron publicadas otras  ediciones pirata. Ahmed Arif, como el mismo nos cuenta en sus memorias, creció entre diferentes culturas, en un lugar donde un niño aprende simultáneamente tres o cuatro  lenguas. Hablaba turco, árabe y francés además de los dialectos del kurdo kurmanci y zazaki.

 

Estos poemas aparecen en el libro publicado por Visor, en 2012, y fueron enviados a Crear en Salamanca por los traductores.

 

2

 

 

DESGASTÉ CADENAS AÑORÁNDOTE

 

Poder contar de ti.

A buenos niños, a héroes.

Poder contar de ti,

Al indigno, al rudo,

A la puta mentira.

 

Uno tras otro, cuantos helados inviernos,

El lobo dormía, el pájaro dormía, el calabozo dormía,

Fuera el mundo seguía, a borbotones…

Solo yo no dormía,

Cuantas , mi bien amada, primaveras,

Desgasté cadenas añorándote.

Prenderé rosas sangre en tu pelo,

Una vez de este lado,

Una vez del otro lado…

 

Si pudiera gritar de ti,

A pozos sin fondo,

A una estrella fugaz,

Hasta a una cerilla.

A una cerilla caída

En la más aislada ola del océano.

 

Perdiera el talismán de los primeros amores,

Perdiera los besos,

No  se achacara, la caída repentina del anochecer,

Ensimismado con un cigarro, con una copa,

Si pudiera contar de ti…

Tu ausencia, es otro nombre del Infierno

Tengo frío, no cierres tus ojos…

 

 

3

 

 

 

TU  AMOR

 

Tu amor no me abandonó,

Quedé hambriento, quedé sediento,

La noche era oscura, traidora,

El alma extraña, silenciosa,

El alma  destrozada…

Y mis manos, esposadas,

Quedé sin tabaco, sin dormir,

Tu amor no me abandonó

 

4

 

 

 

DENTRO

 

 

 

¿Sabes muro de piedra?

Puerta de hierro, ventana ciega,

Mi almohada, mi litera, mi cadena,

Por la que fui y volví a la muerte,

Foto triste en mi escondrijo,

¿Sabes?

Enviara mi visita cebolla verde,

Huele a clavel mi cigarrillo.

Llegara la primavera a las montañas de mi tierra…

 

                                                            5

 

 

HOLA

 

El día se abre,

La tierra lluviosa da su útero.

Arroyo  Incesu, Hola.

Están más locos los gorriones en los aleros

El águila en las nubes

Más jactanciosa.

Arranca de su capote otro botón más,

Aquel que espera ser licenciado.

Arroyo Incesu, Hola.

 

Hay jóvenes banderas,

Piensan en la paz,

Trabajadores en los pozos, monos azules.

Yo pienso en todo,

Veinticuatro horas

Y pienso en ti,

Oscuro, ambicioso,,,

En ti, la fruta santa del universo.

Un verso de una canción de amor,

Reverdece, se agita en mi corazón,

Tus ojos descienden a mi memoria…

 

Y sin embargo no puedo alcanzar mis deseos.

Y sin embargo de lo blanco-de lo negro

Sé, esta es  mi parte…

Olvidaran  mis pupilas la risa.

Olvidaran  mis labios el beso.

Arroyo Incesu, Hola.

 

6

 

 

       OSCURA  LUNA

 

Al azul

Al azul  se parecen tus ojos,

Al azul incendiario

Rebelde al viento,

Si soy ciego,

Si no existo más que por ti,

Si soy perverso,

Es mi alma, es mi sueño,

¿A  quién le importa?

Venga ven,

Oscura luna…

 

Más hambriento que perro,

Más desnudo que serpiente,

Enamorado y desgraciado

Si viniera parar a tu puerta

¿Sería por mi insaciabilidad?

Nada más que

De mis amores

¿Sobre todo de mis amores?

Los escribanos están sentados

Escriben mi sentencia

Ruego que vengas

Oscura luna…

 

A mis cuatro lados escondrijos de cabrones,

Con caras amistosas,

Con sonrisas amistosas

Encienden su cigarro con el mío.

Me besan la frente,

Silenciosos, hipócritas, especie de mil pies.

A mis cuatro lados escondrijos de cabrones,

Retrocedo, retrocedo, no salgo.

Deseaba la muerte en mi noche más bella.

No hagas eso, ven,

Oscura luna…

 

 

                    

7

 

 

 

LA POESÍA DE AHMED ARIF

Por Irfan Güler. Traducción de Pepa Baamonde

 

Publicó sus primeros poemas en los años 40 del siglo pasado. En aquel tiempo era predominante en Turquía, la poesía colectivista realista de Nazim Hikmet. Ahmed Arif participaba de esta misma ideología y escribía su poesía para transmitir estas ideas a las masas. Pero Ahmed Arif nunca usó la estética poética de Nazim Hikmet. La poesía de Ahmed Arif es una reflexión dinámica sobre el ambiente en que vivía, sobre la gente pobre de Anatolia, la gente que sufría opresión y sobre sus propias vivencias. En resumen, el objeto de su poesía, es muy simple: el hombre que sufre opresión y explotación. En su obra está siempre presente la gente pobre, la gente que no tiene alternativa, la gente oprimida. En sus versos se refleja su mundo puro, paciente, inocente y valiente. La poesía de Ahmed Arif no es mecánica sino orgánica,  da más importancia a la palabra que al sonido, no le gusta el pesimismo, incluso cuando habla sobre los hechos más trágicos mantiene viva la esperanza. Cuando miramos  la estructura de su poesía,  desde el primer hasta el último verso podemos ver una unidad imperturbable. El elemento principal de su poesía es el lirismo. La prisión y sus consecuencias son muy importantes en su poesía, hechos que también afectaron a su vida. Escribe sobre  encarcelamiento, opresión e injusticia,  temas que están presentes en todos sus poemas. Las torturas sufridas o contempladas afectaron a su poesía, convirtiéndola en una poesía de resistencia y sufrimiento. Considera muy importante el verso.

 

8

 

 

Ahmed Arif pronunció estas palabras: “la poesía es mi ira, mi nervio, mi blasfemia, mi rebelión”. Esta ira, esta rebelión llegan desde los problemas que vive la sociedad. “La poesía – dijo- tiene que ser comprensible y partir del corazón del hombre”. Esta frase explica toda su poesía.

La poesía de Ahmed Arif desarrolló en un sentido, la línea de Nazim Hikmet, mejor dicho, la línea que Nazin Hikmet siguió. Pero hay grandes diferencias entre los dos poetas. Nazim Hikmet es un poeta de la ciudad, se dirige a la gente desde las mesetas, desde las grandes llanuras, pero Ahmed Arif narra desde las grandes montañas, las montañas que no conocen nacionalidades, las montañas  rebeldes que no tienen edad, su poesía es como una larga elegía, pero en esta elegía siempre hay una esperanza, un brillo afilado. Entre su forma de hablar y su poesía hay una gran proximidad. Habla como escribe y escribe como habla, su poesía está recogida directamente de su manera de hablar .Es una poesía sin edad. No es una poesía de ayer, ni tampoco de hoy, es una poesía de cualquier tiempo que está siempre de actualidad.

 

Ahmed Arif usa un lenguaje muy original, no se puede repetir, tampoco se puede ampliar, ni siquiera tiene la posibilidad de ser imitado. Así como los resistentes franceses, en La 2ª Guerra Mundial  llevaban en sus bolsillos el poema de Louis Aragón “Los ojos de Elsa”, también toda la comunidad de Turquía llevaba en sus bolsillos el poema de Ahmed Arif, “Desgasté cadenas añorándote”. En cada ocasión que se daba un Golpe de Estado los poemas de Ahmed Arif eran transmitidos secretamente de oído a oído. Así como se copiaban y se leían los poemas de Nazim Hikmet, lo mismo sucedía con los poemas de Ahmed Arif…poemas  que salían de las cárceles en los bolsillos de los militantes jóvenes. Cada vez que la policía le encontraba un poema a alguien en el bolsillo Ahmed Arif era detenido.

9

 

 

El río de la poesía de Ahmed Arif se alimentaba de la tristeza del Tigris y de la ira del Éufrates, tanto su voz como sus versos proceden de Diyarbakir. Cuenta Yaşar Kemal” Un Ahmed Arif salió de Diyarbakir, es el resultado de una increíble acumulación cultural,un nuevo eslabón  después de Nazim . Novísimo. Pero Ahmed Arif procede de la multiculturalidad, de donde él viene existen diferentes culturas, una cultura del pueblo kurdo que viene de Mesopotamia, una cultura circasiana, una cultura turca, una cultura árabe. Todas ellas se unen en Ahmed Arif. Como yo conozco las epopeyas árabes, las epopeyas kurdas, las epopeyas turcas puedo entender muy bien la riqueza de Ahmed Arif. Ahmed Arif es una mezcla de todas las voces de Anatolia. De ahí viene su grandeza. Ser un nuevo eslabón unido a Nazim Hikmet, estar cerca de la gente, vivir desde el corazón. Después de ver Diyarbakir es más fácil entender a Ahmed Arif. Con sus terribles muros, con sus canciones, con su cárcel, con su calor y con su frío, con su cultura del pueblo que sopla por todas partes. No es fácil calificar a un poeta como Ahmed Arif en nuestro tiempo. Diyarbakir es un lugar de citas, de cruces, de confluencias de las grandes culturas, de este cruce salió Ahmed Arif.”

 

 

????????????????????????????????????

Pepa Baamonde

 

 

????????????????????????????????????

Irfan Guler

 

 

 

Aún no hay ningún comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *