‘UN POLIZÓN EN EL VIAJE DEL PARNASO’. POEMA DEL URUGUAYO WASHINGTON BENAVIDES

Por 1 0

1 El poeta Washington BenavidesEl poeta Washington Benavides

 
Crear en Salamanca tiene el privilegio de publicar el poema inédito escrito por el destacado poeta Washington Benavides. Benavides (Tacuarembó, Uruguay, 1930) es autor de premiada obra (Nacional y Municipal de Poesía), cuyos más de veinte títulos van desde Tata Vizcacha (1955) hasta Como un comanche (2012), pasando por Las Milongas (1965), Hokusai (1975), Murciélagos (1981), El molino y el agua (1991), Canciones de Doña Venus (1998) o Los pies clavados (2000). Ha sido profesor de Literatura en la Universidad de la República, habiendo dirigido, en radio, programas musicales y literarios. Entre los cantantes que han dado voz a sus poemas están Alfredo Zitarrosa, Daniel Viglietti, Raúl Ellwanger, Pablo Estramín, Eduardo Darnauchans o Laura Canoura.

 

 
2

 

 

                                        UN POLIZÓN en el
                                        VIAJE DEL PARNASO
(viage DEL PARNASO, COMPUESTO POR
               Miguel de Cervantes Saavedra.
Dirigido a don Rodrigo de Tapia,
Cavallero del Habito de Santiago,
Hijo del Señor Pedro de Tapia Oy-
Dor del Consejo Real, y Consultor
Del Santo Oficio de la Inquisicion Suprema.
Año 1614.

              CON PRIVILEGIO
                             EN MADRID,
Por la viuda de Alonso Martin.)

1

Nos embarcamos en la Edición de 1929
De la Cia Ibero-Americana de Publicaciones,s.a.
                 Librería Fernando Fe.
Prologado por un Señor que no en balde responde
Al nombre de Rafael Seco.
El confeso polizón de esta nave cervantina
Admira el trabajo de su Autor, continuador
Del género alegórico que contó en sus filas
Al Marqués de Santillana, a Juan de Mena,
A Juan de la Cueva, y como retazos de la tela
Del género, en las novelas pastoriles de Gil Polo
Y en la mismísima Galatea de Cervantes.
Éste menciona en su Viaje al poeta de Perusa
Cesare Caporali quien le habría sugerido tal obra
Autor el mismo de un Viaggio in Parnaso de 1582.
Lope luego de Cervantes lo haría en El laurel
De Apolo, y el resto es silencio.

2

A riesgo de cansarlos luego de esta trayectoria
Bibliográfica de lo alegórico, me remito ahora
A lo que me provocó la obra de Cervantes.
El humor, sobre todo, un humor con su semi-sonrisa
De estoico y desdichado. El mismo humor
Melancólico y humanísimo que redactará
En sus obras en prosa, en Don Quijote, principalmente,
Y en algunas de sus Novelas Ejemplares.
Humor no negro, pero casi gris, y que nace
De esa vida de soldado de fortuna (sin fortuna),
De empleos pobretones que lo llevarán a la cárcel,
A él, que como cautivo de los piratas turcos,
Bien que aprendió lo que es la bartolina, pero
También lo que es ser un hombre íntegro
Cuando” las papas quemaban” en su cautiverio.
Volviendo al Viaje, se necesita ser muy comprensivo,
Cuando las polémicas literarias (entre los grandes
Artistas del S. De Oro: Quevedo, Góngora, Alarcón,
El propio Cervantes) se arrancaban la piel con
Escritos y diatribas, para escribir en su Viaje
Precisos retratos artísticos de muchos de los
Que lo denostaban furiosamente.
Humor en situarse con severa autocrítica
Como alguien que desea ser poeta y no puede
Por sus falencias:

                    “…que yo soy un poeta de esta hechura,
                    cisne en las canas, y en la voz un ronco
                    y negro cuervo, sin que el tiempo pueda
                   desbastar de mi ingenio el duro tronco;
                   y que en la cumbre de la varia rueda
                   jamás me pude ver solo un momento
                  pues cuando subir quiero, se está queda.”

Y en el Capítulo Primero confiesa:

                “Yo, que siempre trabajo y me desvelo
                 por parecer que tengo de poeta
                 la gracia que no quiso darme el cielo..”

Este novelista impar y excelente poeta, para negar
Su condición de tal, escribe esos hermosos versos.
Estamos, entonces, agregando al humor, su probidad
Intelectual, y su feroz autocrítica, que, todas ellas
Reunidas ofrecen un pasaje excepcional de este libro,
Y éste ocurre en el Capítulo IV, cuando no encontrando
Lugar señalado ,bajo los laureles sagrados, junto al dios Apolo,
donde se inmortalizan los grandes poetas, e
Interroga al dios, dónde hallará su escaño, planteándole
Su trayectoria ,limpia de adulaciones y mentiras.
La respuesta de Apolo es terminante:

                     “Tu mismo te has forjado tu ventura
                      y yo te he visto alguna vez con ella;
                      pero en el imprudente poco dura;
                     mas si quieres salir de tu querella
                     alegre, y no confuso, y consolado,
                     dobla tu capa y siéntate sobre ella..”

Pero como el poeta no tiene capa:

                    “quedéme en pie, que no hay asiento bueno
                    si el favor no le labra o la riqueza.”

El señor prologuista Rafael Seco, desvaloriza
La poesía cervantina, y así nos dice “que no pasa de ser
un rimador discreto, que no deja, sin embargo, de alcanzar
A las veces, altos extremos.”
Sobre sus coetáneos dice Cervantes:

                     ..”aquel que tiene de escribir la llave,
                      con gracia y agudeza en tal extremo,
                      que su igual en el orbe no se sabe;
                       es don Luis de Góngora…”

“Mal podrá Don Francisco de Quevedo
venir” dije yo entonces, y él me dijo:
“pues partirme sin él de aquí no puedo”.
“Llovió otra nube al gran Lope de Vega,
poeta insigne, a cuyo verso o prosa,
ninguno le aventaja, ni aún le llega.”

También ocurren poetas y dramaturgos
Menores y casi desconocidos para muchos.
De lo que la vena cordial de Cervantes
Los encauza y los recuerda.
Pese a que bien sabe que solo a “corredor
De orejas” o lisonjeros o adulones, no es el destino
Sino su baja estofa a los que introduce en palacios
Y prebendas. El lo dijo a Apolo, y bien claro:
              “Bien parece, señor, que no se advierte,
              le respondí, que yo no tengo capa..”

Este polizón de la nave “Viaje del Parnaso”
De Don Miguel de Cervantes, la abandona
Con la satisfacción de haber viajado por olas
De buenos versos, y con pocos arrecifes críticos.
                            Washington Benavides
                            Me fecit. Annus de 2008.
                            MONTEVIDEO.

 

 

3

 

 

4 El presidente Mujica saludando al poeta BenavidesEl presidente Mujica saludando al poeta Benavides

Un comentario
  • avatar
    Ricardo Pallares
    marzo 19, 2015

    Me parece excelente la publicación del texto de W. Benavides, no solo por su calidad sino además por las rupturas formales con la tradición del género lírico y por tanto con sus contenidos. La forma es el contenido, ya sabemos, pero es este caso se hace notorio también en el nivel léxico y en el tipo de discursividad que se aleja del intimismo subjetivo, en su erudición que aparece no como exhibición sino como instrumento expresivo.
    De algún modo también pertenezco en calidad de reservista a la “promoción de los sesenta” de la poesía uruguaya actual en la que W. Benavides es figura señera. Quizá la voz poética más diversa y matizada de su promoción.
    Saludo a Crear en Salamanca; en cuanto me sea posible intentaré una colaboración fraterna.

Deja un comentario