UN CARRO DE AGUA, POEMA DE MARIA DO SAMEIRO BARROSO EN CUATRO IDIOMAS. PINTURAS DE ODILON REDON

 

 

 

 

1 Maria do Sameiro Barroso, primera por la derecha, durante el actoMaria do Sameiro Barroso, primera por la derecha, durante el acto

Crear en Salamanca tiene el privilegio de publicar un poema en cuatro idiomas de la poeta portuguesa Maria do Sameiro Barroso (Braga, Portugal, 1951), médica, traductora, ensayista e investigadora, Vice-Presidente del Pen Club Portugués entre 2012-2014, representante del World Poetry Movement (WPM), Delegada Cultural del Liceo Poético de Benidorm en Portugal y Miembro Honorario del Círculo de Escritores Mozambiqueños en la Diáspora. Barroso es autora de libros de poesía, traducciones y ensayos, publicados en Portugal y otros países, y organizadora de antologías, eventos culturales y participante en encuentros de poesía nacionales e internacionales. En 2013 participó en el XVI Encuentro de Poetas Iberoamericanos de Salamanca. En 2014 fue invitada al festival “Voix Vives de Méditérranée en Méditérranée”, en Sète, Francia y al XVII Encuentro de Poetas Iberoamericanos de Salamanca. Además, obtuvo el Premio International de Poesía Palabra Ibérica 2009, con Un Ánfora en el Horizonte. Su libro Poemas de la Noche Incompleta, publicado en Brasil (Editorial Escrituras, São Paulo, 2010), fue seleccionado entre los siete libros de autores portugueses del Premio Portugal Telecom 2011. Los molinos del tiempo, original escrito en castellano, fue finalista del Premio Internacional de Poesía Pilar Fernández Labrador (Salamanca, 2015. El mismo se publicó bajo el sello de Trilce y fue presentado en el XIX Encuentro de poetas Iberoamericanos, en 2016.

 

El presente poema, escrito por la autora primero en inglés (y luego traducido al español y portugués por ella misma), tuvo su versión al ruso hecha por Lada Syrovatko (y/o Lada Viktorva), poeta traductora, filóloga y estudiosa de  la historia de la literatura. Fue presentado en la conferencia “Collections in Space of Culture, Kaliningrad Amber Museum 17-22 septiembre de 2017, en el recital “Amber streams” (Corrientes de ámbar), dedicado a su poesía, en la Altes Haus (Casa Vieja).

 

 

2

 

 

 

UN CARRO DE AGUA

 

 

Paso a lo largo del sol y de las ventanas brillantes,

envuelta en pies de danza.

Me muevo entre las hojas,

persiguiendo los patrones del oro.

Me escondo en las sombras de la luz verde.

Mi tarea es recorrer los campos

y sumergirme en un lodazal,

como si fuera un carro de agua cristalina.

Los caballos de la noche traen dolor,

crines, eternidad,

mientras el sol se sumerge en un siglo triste,

el mundo es una película ebria,

las flores dicen buenas noches,

los ruiseñores siguen cantando,

la música fluye.

Y dátiles maduros siguen pasando. 

 

 

3

 

 

A CHARIOT OF WATER

 

I move along the sun and bright windows, 
wrapped in feet of dance. 
I move among the leaves, 
pursuing the patterns of gold. 
I hide in the shadows of green light. 
My task is to go through the fields 
and dive into a mud, 
as if it was a chariot of crystalline water. 
The horses of the night bring pain, 
manes of eternity, 
while the sun dives into a blue century, 
the world is a drunken movie, 
the flowers say good-night, 
the nightingales keep singing, 
the music flows. 
And ripe dates go by. 

 

4

 

 

 

КОЛЕСНИЦА ВОДЫ

 

Иду вдоль лучей, меж сверканья окон,
Окутанная фигурами танца.
Иду коридором листвы
С золотыми узорами.
Прячусь в изнанке зеленого света.
Моя цель – пройти сквозь поля
И погрузиться в ил, 
словно бы он – повозка хрустальной воды.
Кони ночи – горе на их хребтах,
Вечность – их гривы,
В то время как солнце тонет в глубокой сини веков,
Мир – пьяная кинолента,
Цветы говорят «баю-бай».
Соловьи всё так же поют
И музыка так же течёт.

 

Сорван спелый финик дня.

 

 

5

 

 

UMA CARRUAGEM DE ÁGUA

 

Movimento-me com o sol

e janelas luminosas,

envolta em pés de dança.

Movimento-me entre as folhas,

seguindo os padrões do ouro.

Escondo-me nas sombras da luz verde.

A minha missão é seguir pelos campos

e mergulhar num pântano,

como se fosse uma carruagem

de água cristalina.

Os cavalos da noite trazem dor,

crinas, eternidade.

O sol mergulha num século triste,

a mundo é um filme ébrio,

as flores dizem boa noite,

os rouxinóis continuam a cantar,

a música flui.

E as tâmaras maduras continuam

a passar.

 

6

 

Aún no hay ningún comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *