SEIS MICRORRELATOS INTERCULTURALES DEL ABULENSE JULIO COLLADO. PINTURAS DE MIGUEL ELÍAS

 

 

1 El escritor Julio Collado (foto de Jacqueline Alencar)

El escritor Julio Collado (foto de Jacqueline Alencar)

Crear en Salamanca tiene la satisfacción de publicar seis microrrelatos escritos por Julio Collado (Muñopepe, Ávila, 1949), poeta, columnista del Diario de Ávila, conferenciante, coordinador de talleres literarios en institutos abulenses y en la sede de la Fundación Caja Ávila, así como guionista y presentador de Campañas de Animación a la Lectura en diferentes radios y televisiones de su ciudad. Como escritor tiene publicados cuatro libros de literatura infantil en la Editorial Edelvives, además de haber participado, con cuentos, poemas y relatos, en varios libros colectivos (Rutas literarias por Ávila y provincia; Una métrica diferente; Chile en el corazón, Arca de los afectos, Palabras del Inocente, No Resignación, por citar algunos). Participó, como poeta invitado, en el XVII Encuentro de Poetas Iberoamericanos de Salamanca, dedicado a Gastón Baquero.

 

Estos textos han sido motivados por un Taller dentro del programa de ACCEM “SOMOS BARRIOS”, cuyo fin es la mejora de la convivencia intercultural en los barrios de Ávila. La Asociación de escritores de Ávila “La sombra del ciprés” colabora con la visita de cinco escritores a los cinco colegios elegidos por tener más alumnado inmigrante. Mostrarán a las niñas y niños el placer de leer y escribir y les ayudarán a crear microrrelatos que muestren la realidad social y les ayuden a cuestionársela.

 

2

 

 

EN EL PATIO DE LA ESCUELA

 

– ¿Puedo jugar contigo?

 

Ningún niño le respondió. Aquel silencio le dolió en el alma. Mil veces hubiera preferido un “NO” rotundo. Porque un “SÍ” desganado tampoco le hubiera satisfecho.

 

Pero, Osama no se dio por vencido y volvió a preguntar bajito al niño que tenía más cerca:

 

– ¿Quieres ser mi amigo?

 

Tampoco recibió respuesta. Y se fue a casa cabizbajo. Tal vez mañana, pensó, tenga más suerte. Si tuviera un balón y lo trajera…

 

 

3

 

 

 

LOS DESASTRES DE LA GUERRA

 

 

Fátima es mi compañera de clase. Sus padres tuvieron que emigrar de su país por culpa de la guerra. Había mucha hambre y mucho peligro. Aquí viven más tranquilos aunque no tienen trabajo. Fátima no falta nunca al cole porque quiere aprender todo. Ya sabe por dónde queda el país de su mamá y quiere ser mayor para ir a conocerlo. A ver si mientras se pasa la guerra. Yo soy el mejor amigo de Fátima y viene a mi casa para hacer los aburridos deberes porque yo tengo internet. Alguna vez he ido a su casa. Su madre me invita a un dulce casero y me gusta cómo habla. Fátima me lo traduce y yo intento aprender alguna palabra de su idioma. Y nos reímos los tres cuando la pronuncio mal.

 

¡Qué lío de lenguas! Pero, ¡qué bien saber muchas para poder parar todas las guerras!

 

3B

 

 

            4

 

 

 

EN LA FRUTERÍA DE MOHAMED

 

 

– Buenos días, “Moja”.

– Buenos días. ¿Qué v            as a llevarte hoy?

– Sólo pan.

 

Mohamed se lo mete en una bolsa de papel y le cobra. Antes de salir, Juanillo le pregunta cómo le va el negocio de la frutería y él le explica que la crisis está haciendo mucha mella. Algunas familias han tenido que prescindir de la fruta porque es un poco cara. También ha habido algunos clientes antiguos que, al enterarse que es inmigrante y musulmán, han cambiado de frutería. Cosas de la vida. Con eso de los atentados, pagan justos por pecadores.

 

 

5

 

 

 

EL VELO

 

Mariam lleva velo y su hermano Amín, sin embargo, viste como los otros chicos sin diferenciarse por su cultura o su religión. Viste según los dictados de la moda. Los chicos musulmanes, como sus padres, visten como quieren y a Mariam no le acaba de convencer esta discriminación. Lo está dando vueltas y lo habla con sus amigas. Un día de estos, piensa planteárselo a su padre y a su madre. Porque cuanto más lee y más convive con sus amigas que no llevan velo, más desea  decidir cómo pensar, cómo vestir y en qué creer. ¿Lo entenderá su familia?  

 

6

 

 

 

 

COSTUMBRE GITANA

 

Zacarías tiene 6 años y, este curso, ha venido al cole por primera vez. Es moreno y tiene el pelo muy largo. Sus compañeras y compañeros llevan juntos los 3 años de infantil. Zacarías no conoce a ninguno y se siente solo. Cuando su mamá le trae por las mañanas, el colegio le parece un gigante enorme, con la boca muy grande y las tripas un laberinto. Lo pasa mal. Pero, aguanta porque está deseando aprender a escribir y poner en su cuaderno los nombres de los caballos que doma su padre. Ahora, sólo los dibuja. 

 

 

7

 

 

 

PATERAS

 

Está la familia comiendo. La tele da las noticias. Muchos sucesos y algunas guerras. Después el tiempo; siempre malo. ¿Será esta la realidad o habrá otra? Paula no las hace mucho caso y se concentra en las lentejas que está comiendo. Pero, hoy en clase, le ha tocado el tema de la Natalidad y oye una noticia sobre ese asunto. Pone atención. Dicen que España tiene una tasa muy baja de natalidad; y Europa, también.

 

En la misma noticia, se cuela un comentario de una ONG que opina lo insensato e inhumano que resulta por eso el poner tantas fronteras para no dejar entrar a inmigrantes. Europa prefiere dejarlos morir en el Mediterráneo. Y aparece en pantalla una patera a punto de naufragar y el miedo en las caras de las mujeres, niños y hombres que la abarrotan.

 

Paula piensa que tal vez ni saben nadar. Sigue comiendo las lentejas. Mientras el chorizo suelta su pringue al pincharlo con el tenedor, se le ha puesto un nudo en el estómago.

 

¿Llevarán comida en la patera?, se pregunta.

 

8

 

9

 

 

                                                                      

Aún no hay ningún comentario.

Deja un comentario