POEMAS PARA TERESA DE JESÚS: BEATRIZ GARRIDO (LA CORUÑA), ISABEL PAVÓN (MÁLAGA) Y OLGA MOROS (ARGANDA DEL REY)

 

 

 

 

1-portada-del-libro-con-pintura-de-miguel-elias

Portada del libro con pintura de Miguel Elias

 

Crear en Salamanca se complace en publicar tres poemas de tres poetas cristianas, como adelanto del Ebook de descarga libre que el 25 de septiembre se presentará en Santiago de Compostela y dentro del VIII Encuentro de la Alianza de Escritores y Comunicadores Evangélicos de España (Adece). “Ofrendas a Teresa”, nº 5 de la Colección KYRIE de Literatura de ADECE, contiene un amplio e interesante ensayo de Asun Quintana y tres intervenciones de estas poetas evangélicas que, el 8 de mayo de 2015, durante el VII Encuentro celebrado en Madrid, quisieron dedicar sus obras a Teresa de Jesús, además de leer algún poema de la abulense.

 

La pintura de portada y las ilustraciones interiores son de MIGUEL ELÍAS.

Fotografías de MGala

 

 

 

2-moros-quintana-garrido-y-pavon-madrid-2015

Moros, Quintana, Garrido y Pavón (Madrid, 2015)

 

 

 

“…Este libro es efectivamente una ofrenda, un reconocimiento sentido y público de cuatro mujeres que la han percibido cercana, la han admirado, han querido abrazarla incluso, han envidiado su espiritualidad y su talento, y dan gracias a Dios porque su figura, aun siendo mujer y en un contexto social y cultural adverso, brilló en su día y nos ha llegado hasta hoy, siendo reconocida su valía entonces y ahora”.

 

DEL PRÓLOGO FIRMADO POR LA ESCRITORA CATALANA FÉBE JORDÀ

 

 

 

ISABEL PAVÓN

(Málaga)

 

 

3-isabel-pavon

Isabel Pavón

 

 

DETALLE DE INFANCIA

 

A Teresa de Ávila

 

Edad temprana

la de sus entrañas.

Despertar vivo

inquietud imaginada.

 

Juego de niña embelesada

se desvanece al paso

de la luz y la piedra

en su infantil morada.

 

Desnuda la palabra vana

y la viste de versos.

Dialoga con lo incorpóreamente cierto.

El ruiseñor del gozo anida en su pecho.

 

Pobreza, soledad y silencio

la habitaron descalza.

Arrulla el soplo de muerte,

sostén de vida mesurada.

 

Instinto puro

Teresa enamorada.

 

 

 

 

BEATRIZ GARRIDO

(La Coruña)

 

4-beatriz-garrido

Beatriz Garrido

 

PARA TI, TERESA

 

Buena estatura y en su mocedad hermosa

y, aún de vieja, preciosa harto bien.

Ojos vivos y graciosos, manos pequeñas y finas…

Así te definió alguien ¡Encaja bien con tu ser!

 

Me encanta ver tu osadía y hasta tu atrevimiento:

tenías las cosas claras, sin dudarlo ni en un alto.

Bien puede que tú llevaras los dos pies muy bien descalzos,

Aquello de… “Pisa morena.”  Te definía Ipso facto.

 

Mujer valiente donde las hubiera,

Culta, inteligente, apasionada y hasta desbordante.

Al mismísimo Inquisidor le diste dos medías tuercas.

¡ni sabes lo que daría por abrazarte al instante!

 

Prohibida, juzgada, criticada y observada.

No creo que fuera fácil sobrellevar esa carga,

Pero el más grande Amor de tu alma y de tu vida,

Te ayudaba a soportarla; todo por Él aguantabas.

 

¿Me dicen qué medio hermana?…

¡Hermana entera yo digo!

No puede quien a Dios ama,

ir separada conmigo.

 

¡Te admiro Teresa mía! Casi diría… ¡Te envidio!

Tu huella fue tan profunda,

que ni los más detractores ni grandes inquisidores

han podido disiparla, destruirla ni apagarla.

 

Vivo sin vivir en mí…

El que de Dios el reino busca con ansia…

Vuestra soy, para Vos nací

¿qué mandáis hacer de mi?

 

Yo sé que voy a encontrarte

En aquel lugar hermoso, inmarcesible y eterno.

Cuando llegue allí, te busco

y mi abrazo para ti será inmenso y deseable!

 

 

 

 

OLGA MOROS

 (Madrid)

 

 

 

5-olga-moros

Olga Moros

 

 

… PERO ME AMAS

 

Sí he de asomarme

al balcón de la vida

acompáñame tú.

El miedo a las alturas

ata mi corazón

a la almohada.

 

Los lobos aúllan

y atacan mis palabras,

y afuera,

la selva del asfalto

me envuelve y aplasta

en sus rutinas.

 

… Pero me amas,

Dios mío,

y engrandece tu amor

mi delgada estatura.

Y salgo al combate

de la vida,

renovadas las fuerzas,

absorta la mirada

en la cruz que te clava,

y un estandarte resuelto

donde habita tu nombre,

donde residen tus llagas, 

y la pureza tranquila

de saberte cercano

a mis lágrimas.

 

 

6-tarquis-alencart-y-beatriz-garrido

 Tarquis, Alencart y Beatriz Garrido

Aún no hay ningún comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *