POEMAS DEL NICARAGÜENSE IVÁN URIARTE. FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESÍA DE GRANADA

 

1 El poeta y ensayista Iván Uriarte (1600x1200)

  El poeta y ensayista Iván Uriarte

Crear en Salamanca tiene la satisfacción de publicar una muestra de poemas Iván Uriarte (Jinotega, 1942), Premio Nacional de Poesía “Rubén Darío”, convocado por el Instituto Nicaragüense de Cultura, en dos oportunidades,  1999 y 2016. Entre sus libros de poesía se encuentran 7 poemas atlánticos (1968); Este que habla (1969); Los bordes profundos (1999); Pleno día (2000)Cuando pasan las suburban (2001); Escatología (2005); Imágenes para Dalí (2007); Genealogía de las puertas (2011), Roque Dalton entra en el tercer milenio y otros poemas (2013) y La desnudez perdida (2016). Es poeta, narrador y crítico literario. De 1970 a 1976 residió en Europa, principalmente en Francia, donde recibió cursos de narratología con Gerald Genette y de historia de América con Ruggiero Romano. Lector latinoamericano en la Universidad de Niza, durante cuatro años. En 1977, se inscribió en la Universidad de Pittsburgh, Pennsylvania, donde obtuvo maestría y  su respectivo doctorado en Literatura Hispanoamericana siglo XX (1980), con la tesis ‘La poesía de Ernesto Cardenal en el proceso social centroamericano’, publicada por el Centro Nicaragüense de  Escritores, Managua, Anamá ediciones, 2000.  En 2001, residió como becario en Madrid haciendo estudios sobre Don Quijote, y en 2004 fue invitado a la Feria del Libro Español, en Barcelona, dedicada a Centroamérica.

 

Los poemas seleccionados por A. P. Alencart forman parte de los libros Genealogía de las puertas (2011) y Roque Dalton entra en el tercer milenio y otros poemas (2013).

 

FOTOGRAFÍAS DE JACQUELINE ALENCAR

 

1B

 

 

 

 

NO HAY CIUDADES EN ESTA RUTA

 

 

NO HAY ciudades en esta ruta

ni calles ni direcciones

ni domicilio alguno

todo lo llevas pintado en el rostro

todo lo arrastras en tu cuerpo.

El túnel no termina.

Y debes de continuar

hasta desfallecer

 y dejar a tus tranquilos sucesores

 la remota posibilidad de recogerte

para que así continúen con la inútil

pesada carga

 que ya precisamente eres.

 

Noviembre, 1999.

 

 

2

 

 

A UNA VENDEDORA AMBULANTE

EL PERFIL de gato embalsamado

de la vendedora ambulante

en el atestado andén de la terminal de buses

avanzando como a tientas

los oscuros peldaños de la vida.

 

 

3

 

 

 

 

TEMPESTAD

 

 

 

A toi, grosse, hypocrite lecteur.

VA a tronar.

Esa es una profecía certera.

Airean pedaceados soles

Solepsisticamente.

En el trono

tronando esta.

 Clarines y trompetas,

camafeos,

camaleones dorados

acuden al llamado del rey

defecando placenteramente

tronitotiando

angustiado. Atosigando

el mundo de escatológicos dones

 

 

4 Uriarte con Edmundo Retana (Costa Rica) y Alfredo Pérez Alencart (Perú-España))

  Uriarte con Edmundo Retana (Costa Rica) y Alfredo Pérez Alencart (Perú-España))

POEMA A LA HORA DE BEBER

 

 

No.  No pasa nada.

La guerra resuena en alguna parte de oriente.

Tomo mi tinto

el nacimiento de los profetas me parece hoy una pifia un desastre.

Siento que la madrugada cae como unas medias mal puestas en las piernas de un maniquí abandonado.

La Cristina Aguilera berrea guturalmente como si estuviera en un retrete estreñida como un perro trabado a media calle.

Este bar es un desastre una mierda

en la TV se habla de deportes 

como si fuera la única cosa importante del mundo

Nunca me pajié coño

me dan ganas de hacerlo hasta la saciedad.

 

Granada, España, Noviembre 16

 

5 Hostal en Granada

Hostal en Granada

 

 

 

 DESPERTAR

El fragor de la lluvia casi ha encharcado mi cuarto

con ruidos de goteras lejanas

y aleteos desesperados de pájaros.

Lavo las uvas y la pera y despulpo la naranja

mientras miro las miles de antenas parabólicas

sobre los altos edificios de cuarterones

brillando extrañamente en esta luz de solapado diluvio.

Siento bullir cuerpos extraños en este cuarto

donde mi sueño ha sido vasto

y mis despertares solitarios

como los de un dinosaurio

desperezándose al atardecer de la creación del mundo.

 

Sevilla, 5 de Nov.

 

 

6

 

 

EL TAMAÑO DE MI MUERTE

 

LA PUERTA está ahí

no se cierra

ni se abre

permanece secretada en sus goznes.

Ninguna pared la sostiene

nadie visiblemente

atraviesa su dintel.

 

La contemplo en la vastedad de la noche

que me aprisiona

sin intentar, en mi desesperación,

traspasarla.

 

Toco al azar

su maderamen invisible

constato su vulnerable altura

en mi profundo sueño.

Los días que vienen y van

la cruzan

mientras los contemplo pasar

en ritual no anunciado

contatando por fin

la verdad

el propio tamaño de mi muerte.

 

Septiembre 29, 1999

 

 

7

 Iván Uriarte

 

 

MASCARILLA

 

LA MASCARILLA  que el tiempo ajusta

sobre nuestro rostro

para dejar el rastro de cerrados ojos

sombra interior

que solo al momento de la muerte hacemos nuestra.

¡Oscuridad alada de nuestra vida desangrándose!

 

Febrero 6, 2000

 

 

8 Interior de la Casa-Museo Rubén Darío

Interior de la Casa-Museo Rubén Darío

THOMAS WOLFE

 

 

ESCRIBIÓ ACERCA del tiempo y el río

hundiéndose en sus aguas

de ignota rivera. No le importó

la gloria y le atrajo más el abismo

que la banalidad

hacia la cual nunca volvió su mirada

de ángel sin retorno. Su vida

fue siempre amanecer parcamente con la parca

en paseos nocturnos

que hicieron visibles las oscuras colinas

colinas de una vida desmoronándose

en escritura verbal póstuma.

The Web and the rock, uno de sus últimos

libros, perdido y rescatado del cúmulo

de sus manuscritos (que cifraron

más de un millón  de palabras en

el piramidálico vórtice que lo envolvió)

modeló su lotromoniano destino de buscar más allá

la otra rivera

el rostro del arácnido lobo marino

encuentro definitivo de sí mismo.

 

9 Alencart firmando un libro a Uriarte, en la isleta La Ceiba, del lago Cocibolca

 Alencart firmando un libro a Uriarte, en la isleta La Ceiba, del lago Cocibolca

10

 

 

Un comentario
  • avatar
    Richard Wilson A.
    abril 19, 2018

    ¡Ah..! Nuestro poeta Uriarte,
    puente de la poesía nueva,
    recolector de frutos
    en campos agrestes.
    Ya es tiempo de abrir las plumas
    e imprimir las palabras
    en las páginas blancas
    que remontarán el vuelo
    por todos los cielos del mundo.

Deja un comentario