Poemas del cubano Delfín Prats. Pinturas de Miguel Elías

Por 0 0

 


Crear en Salamanca se congratula por publicar cuatro textos de Delfín Prats (La Cuaba, Holguín, 1945), poeta y traductor cubano. Estudió idioma ruso en la Universidad Lomonosov de Moscú. En 1968 obtuvo el Premio David de la UNEAC por su poemario Lenguaje de mudos, en 1988 recibió el Premio de la Crítica por su segundo poemario Para festejar el ascenso de Icaro, publicado en el 87, Premio de la Ciudad de Holguín en narrativa en 1991. Su poemario El esplendor y el caos fue finalista del Premio de la Crítica en 1991. Participó en el Seminario de Poesía La Isla Entera (Madrid, 1994) y en el evento Palabra amiga (Barcelona, 2002). Poemas suyos han sido traducidos al inglés, francés, alemán e italiano y se han publicado en diversos sitios de Internet. En 1999 la Fundación Olof Palme, de Suecia, publicó un libro que incluye un fragmento de su dietario “La Huerta de Cándido”.

Obra: Lenguaje de mudos. La Habana, Eds. de la UNEAC, 1968. // Para festejar el ascenso de Icaro. La Habana, Ed. Letras Cubanas, 1987. // El esplendor y el caos. Holguín., Eds. Holguín, 1991. 2da ed. La Habana, Eds. Unión, 2002. // Cinco envíos a Arboleda. Holguín, Eds. Holguín, 1991. // Abrirse las constelaciones. La Habana, Eds. Unión, 1994. // Lírica amatoria. Holguín, Ediciones Holguín, 2001. // El esplendor y el caos. La Habana, Ediciones Unión, 2002 // Streptease y eclipse de las almas. Holguín, Ediciones La Luz, 2006. Recientemente han visto la luz diversas antologías de su obra poética: Antología Personal (Colección Sur, La Habana), Exilio Transitorio (Mantis Editores, Monterrey, México), Aguas (Ediciones Holguín, Holguín), O Sonho da Insularidade (Lumme Editor, Foz de Iguaçu, Brasil, traducción de Fabio Aristimunho Vargas). Delfín Prats reside y trabaja en su ciudad natal. Posee la distinción por la Cultura Nacional y es miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

 

 

  Delfín Prats

Felipe Lázaro, poeta y editor de la madrileña editorial Betania, señala respecto al respecto de esta edición: “Nos enorgullece presentarles la 4ª edición del poemario Lenguaje de mudos (Betania, 2013). Este libro obtuvo  el Premio David de la UNEAC (1968), con un jurado compuesto por Belkis Cuza-Malé, Miguel Barnet y Ángel Augier, votando los dos primeros a favor de dicho galardón. Un año después, en 1969, cuando el libro apenas había sido editado por la habanera ediciones Unión, las autoridades culturales cubanas lo retiraron del mercado nacional y casi todos sus ejemplares desaparecieron por arte de magia. Incluso, hoy en día, es del todo imposible conseguir algún ejemplar de esa primera edición.

 

”Dos años más tarde de dicho galardón, el poeta cubano José Mario editó una 2ª edición: (Madrid: Ediciones El Puente, 1970) que entonces tuvo un gran éxito de venta y de difusión,  pero al tratarse de una tirada pequeña hoy es muy difícil encontrar ejemplares. No obstante, en el 2012, la editorial Cuadernos Papiro de Holguín, logró publicar de forma artesanal con papel manufacturado una 3ª edición de dicho libro, aunque ésta solo circula en la Isla. Este limitado panorama de unos de los poemarios más emblemáticos de la segunda mitad del siglo XX cubano, nos motivó, como editorial, a emprender esta nueva edición especial”.

 

Hay E-book de difusión gratuita: http://ebetania.wordpress.com  (quien desee leer o descargar el PDF, el lector debe ir a la ventana EBOOK y pincharla, buscando este título).

  

HUMANIDAD

 

Hay un lugar llamado humanidad

un bosque húmedo después de la tormenta

donde abandona el sol los ruidosos colores del combate

una fuente un arroyo una mañana abierta desde el pueblo

que va al campo montada en un borrico

hay un amor distinto un rostro que nos mira de cerca

pregunta por la época nueva de la siembra

e inventa una estación distinta para el canto

una necesidad de hacer todas las cosas nuevamente

hasta las más sencillas

lavarse en las mañanas mecer al niño cuando llora

o clavetear la caja del abuelo

sonreír cuando alguien nos pregunta

el porqué de la pobreza del verano y sin hablar

marchar al bosque por leña para avivar el fuego

hay un lugar sereno un recobrado y dulce lugar llamado humanidad

 


 

 

 

SALDO

 

Entren amigos     tomen asiento entre mis pertenencias

las que no me pertenecen más que a ustedes

sus melenas copiosas no tengo nada que brindarles

como en otro tiempo leche pan viejo o alguna que otra

tibia palabra que roer    como ven

las cosas han cambiado mucho

ustedes están muertos hace unos cuantos calendarios

yo tuve un poco más digamos de destreza

con las enfermedades de los primeros años

pero créanme    no es ninguna ventaja

estar aún del lado de los vivos

gozando de sus escasos privilegios

(estar de nuevo con ustedes

en el portal imaginario de la casa donde convivíamos

donde aún aguardamos el café de cada tarde

no sin cierta amargura reciente y viva como un muerto)

viejos amigos cómo lamento esta falta de todo que ofrecerles

mi ignorancia y un poco de impotencia

por las cosas que ocurren por ahí (se ha hablado

mucho de la guerra del genocidio y de cierta probabilidad

de exterminio parcial o total de la especie humana) pero hablen

cómo les va sin nadie    cómo les va en la nada

sin tener que pulirla para ligar un hueso

cuando ya no hace falta romper la noche

con un tremendo aullido

 

 

 

 

 

 

ENTREGA

 

Se pregunta qué hacer

que echar en esta hoguera sino lo más amado

que ardan entre las manos años de madera

que alguien cante otra vez la rajadura

de su propia guitarra

que alguien sople el extinto sabor de su ceniza

 

se propone qué hacer

para que el aire soberbiamente puro no nos mate

se pregunta qué noche

no hemos tañido alguna vez bajo otra carne

entre ruidosos argumentos que nunca trascendieron

nuestra materia cerrada por el tiempo

 

qué bosque no anduvimos tomados de los sueños

por hongos y por fresas silvestres

mientras la noche tiende su exilio transitorio

sobre la hoguera altísima ardiendo de los cuerpos

 

 

 

 

 

 

PALABRAS HARTO CONOCIDAS

 

Pon el amor a compartir tu casa

siéntalo a tu mesa “que coma que beba

que hable de cuanta cosa se le ocurra”

ofrécele tus ropas tus planes inmediatos

prométele consejos almuerzos

artículos sobre el tercer mundo

 

pero el amor rehúsa tus ofertas

mueve negativamente la cabeza

se tapa los oídos los ojos

no manifiesta el menor interés por tus asuntos

el tiempo de disparo de un relay no le preocupa

las cápsulas trasmisoras receptoras el polvo de carbón

los electroimanes

no lograrían entusiasmarlo

la espeleología los clásicos los problemas del estructuralismo

                 y la cibernética

no figuran entre sus planes

la manipulación de frecuencia no ocupa lugar en sus meditaciones

pero si tienes una camisa azul

si tienes un caracol donde se escucha el mar

con peces ciegos grabados con aves de colores revoloteando

              bajo el cielo

si tienes el mapa de una isla

un tatuaje en el pecho

cualquier leyenda que conozcas

si notas que te llaman

si grupos de muchachos

                         desde los malecones

o desde los muros de los grandes edificios

te llaman con amplias señas en la tarde

              no temas

acude a su llamada

sal a la calle

confúndete entre los que pasen

trafica con sonrisas con signos con saludos

di tu amor a las gentes a los afiches en los cines

llégate por las ferias por las exposiciones

por las improvisadas orquestas de música moderna

comparte el baile de los adolescentes

                     intenta con las chicas

tómales las manos la cintura la nuca

que te enseñen los bailes

pero si tienes la certeza

de que la realidad es mucho más intolerable más absurda

 

si tienes un aullido entre los dientes

                                             un grito a medio pecho

si te persiguen

si constantemente te asedian

si a cada paso te exigen credenciales

si apalean tus canciones delante de tus ojos

si escupen sobre las canciones de tu adolescencia

si te han puesto un hierro duro sobre el corazón

                                   ofrécelo al amor

ofrécele también algunas cosas simples

cigarros

jaiboles

dos maracas

una gran rosa de papel

dale a leer las cartas de tu madre

 

pero no pierdas tiempo

porque el amor ya se ha vestido

se alisa los cabellos

porque el amor se ha puesto los zapatos

y echa una ojeada entre tus cosas

y da unos pasos todavía

sin avanzar hacia la puerta

                    sin abrirla

antes de que se cierre pesadamente a tus espaldas

y te sorprendas en la calle

              a solas.

 

 


 

Aún no hay ningún comentario.

Deja un comentario