Poemas del croata Boris Domagoj Biletić, traducidos por Zeljka Lovrencic. Pinturas de Miguel Elías

Por 0 0

 

 

Crear en Salamanca publica hoy, y se complace en ello, los poemas del autor croata Boris Domagoj Biletić (Pula, 1957), traducidos por reconocida hispanista Zeljka Lovrencic. Biletić se  graduó, hizo un máster y el doctorado en la Facultad de Filosofía y Letras de Zagreb. Vive en Rovinj, donde trabaja como director de la Biblioteca Municipal Matija Vlačić Ilirik. Además de poesía, publica críticas, reseñas, estudios y traducciones del italiano y alemán. Su poesía se interpreta en el Tercer programa de la Radio Croata. Sus obras, varias de ellas premiadas, han sido publicadas en antologías croatas y extranjeras, mientras que sus poemas se han traducido a quince idiomas. Es fundador y redactor en jefe de la revista de literatura, temas culturales y sociales de Pula, Nueva Istria, además de Vicepresidente de la Sociedad de Escritores Croatas. Ha participado en numerosos festivales de poesía y congresos literarios a nivel internacional.

 

Boris Domagoj

Poemas de antaño

Poemas publicados en libros o escritos de tiempo atrás.

 

 

CRISTA, SEMILLA DEL DIABLO

(Krista, đavolje sjeme)

 

Los caracoles de tus pezones

son sin comparación y

me persiguen, Crista negra.

 

Sombra querida de mi perra

por el camino pasa veloz

mientras me desangro de nuevo

bajo la copa del fragante tilo,

sutil compañera de junio.

 

Sólo un mástil pasa 

las distancias (crucifijo) las distancias

y por engaño adorna el pelo

de la silenciosa, silenciosa era marina.

 

Algo pequeño y tierno

te adorna en la orilla; diminuto,

sobre tus pechos lo meces –

para que y ello, crecido 

hasta la cálida pertenencia, 

sintiera a los ambarinos mundos de la otra cara.

 

¿Así que, me lees por lo menos ahora,

 Tú. lujosa diabla del acecho?

 

 

MOMENTO PERFECTO DEL DESPARRAMO

 (Savršeni trenutak rasula)

 

Besarla.

 

La grulla, el murmullo y la orilla del mar.

Movimiento en la lectura del sin sentido.

 

Ser como presagio de la eternidad

sin el signo que anuncia. Un hito.

 

Ella es fluidez. Despreocupación.

Besarla.

 

Los dos bajo la campana de cristal, vida.

La orilla del mar. El murmullo. La grulla.

 

Momento perfecto de desparramo.

Besar.

 

 

 

     

 

MI PADRE BAJO LLAVE

(Moj zaključani otac)

  

Bajé la flor a la trémula alma de mi papá

Él sueña con los olores y los colores de su tierra natal

 

Padre, yo soy la ciudad después del terremoto, la ciudad que nace

Padre, yo soy el terremoto que regresa a las entrañas de la Tierra

A tu hogar y el de mi lejana madre, arrancada por su propia voluntad

Y por su último deseo de nuestro abrazo

 

Agua estancada del pasado desgraciado me esperaba

El sitio chacaviano* de mi niñez está abandonado; Oliver,

Nadie para reconocerme mientras fugazmente recorro el cementerio

 

Hombre, tú estás bajo llave; cerrado, sin palabras

Te fuiste al más allá del secreto, del enigma, sin mentiras por fin

 

¿Y qué puedo hacer ahora? –  es la patética situación del que queda vivo –

Penosa imagen y semejanza tuya y de ella;

Ya encorvado, tengo esperanza de su unión,

Cuidando la tribu sin poder, sin el Signo

 

De la eternidad mi padre recibe la flor, recibe el ramo

Para sí mismo, para ella, por nosotros aún vivos, temblorosos, marchitos

 

Desde el universo templan continentes, planetas y galaxias de

Ciudades apagadas que construyen los supervivientes, anónimos

A través del mar, a través de los mundos donde viven nuestros caídos,

Viven al lado del Océano – mientras la palabra es la balsa, la barca y la nave

 

Por debajo de nosotros, hundidas por el terremoto, palpitan ciudades,

Lugares cálidos cuyas llaves no posee ni el querido Dios.

 

2002

 

* Uno de los tres dialectos croatas (junto a estocavo y kaikaviano (n. de t.)  

*Oliver del poema es el cantante croata Oliver Dragojević a quien mi difunto padre Eugen con gusto escuchaba. Murió con la sonrisa mientras en su cuarto de enfermo tocaba su canción Mi lindo ángel. (B.D.B.)      

 

 

DE ELLAS VENIMOS

(Od njih smo potekli)

 

Las madres jóvenes son el llanto

Envuelto en pañuelos negros

 

En el orgullo silencioso 

Del sufrimiento heredado

Preocupadas y cuidadoras

Ellas resignadas flotan en el medio del mal

Sobre sus abandonadas tierras

 

A través del corazón de la espesa niebla de las desgracias 

Bajan hacia las orillas libres

Y en ascuas de nuevo esperan

El encuentro con la muerte piadosa  

 

Las del llano

Las de las montañas y las de las orillas del mar

Sobre las tumbas ajenas, como si fueran suyas,

Madres jóvenes son

Luminoso altar eterno

Del amor sublime

 

(*) El poema está inspirado por la tragedia de la Guerra Croata por la Patria (1991-1995),

 pero en realidad está dedicado a todas las madres que perdieron a sus hijos. (B.D.B.)

 

 

 

 

   

 

ME VISITAN EN MI SUEÑO LITUANO

(U litavskom pohode me snu)  

 

salir de este amor como de la tumba

deseó que ella hubiese dicho y abandonó el cuento

 

su mundo de edificios interiores

invento de ruinas de enfermedad

es enloquecida tectónica del sin sentido

 

en la nueva novela del tierno amigo

en la luminosa noche norteña miedo

en el silencio de una habitación de hotel

vilniuskaunas suena bien la unión

 

y sonó el timbre del prefijo del número del tiempo

que se alimenta de vidas de los sin nombre

al temor del orden divino

en el presentimiento del orden perfectamente mortal

 

de la tumba, elevarse al amor de la ruina

como si dijera: desea y entonces inmóvil cayó

profundamente abajo, enterrado con los suyos

 

esa foto oval es el nuevo ojo 

en la cara fría de ese mármol de mi tierra natal

 

sobre las copas de los árboles es sólo una nube sin historia

o bandada de curiosos pájaros cantores

ese nublado febrero en el cementerio de Štinjan*

 

2002 

 

(*) Štinjan – la cuna y el lugar de reposo de la familia Biletić, hoy suburbio de Pula (B.D.B.).      

       

 

 

Poemas recientes

Poemas inéditos, escritos entre 2010 y 2013, forman parte del manuscrito 

“Última Thule” o “Estuve normal demasiado tiempo”, de próxima

publicación. (B.D.B.)    

 

 

EL CISNE EN EL PARQUE

 (Labud u parku) 

 

una muchacha parecida a ti

no muere de la misma manera 

y aún me hablas

de lo heredado

del caso 

que va tan lejos

 

pues, tira esa insignia

y no te extrañes de mí;

que no te sorprenda el amparo de

la oscuridad

 

¡y la camiseta roja

del rostro negro y peludo,

el encanto y el disfraz

de tu revolucionario

rómpela y tírala!

 

todos simples asesinos

y ninguno de

oficio

claro está

 

porque el marco suyo 

es la nevada blancura 

del cisne ensangrentado

en el parque pequeñoburgués.

del imperio

aquí está;

cité a una joven

a ti parecida

pero sólo parecida   

 

 

 

 

ACCIÓN DIRECTA

(Direktna akcija)

 

A Horacio o a la frescura de juventud 

 

me corto la piel del estómago

es trabajo de peón

 

me corto la frente

y los símbolos callados

es sangrienta esta máquina del tiempo 

 

me corto las circunvoluciones cerebrales

nada es más fácil

a pesar de necesitar una ayuda verdadera

 

las venas no las corto,

simplemente

porque ahí diseccionaríamos 

el poema

 

del poeta

ni hablar           

porque a un engaño no le

dará el título

‘aere perennius’ 

 

y … un corte más

aquel por la tapa de una inarticulada colección

que burlona se ríe de su escritor

 

de todo eso un informe más

en la prensa roja;

de ellos apenas emana

 

no me corto en fin

aquella

cosa que hay

que tener para escribir un texto así

 

– así que, ¡corteee!

 

 

FÁCILMENTE PODÍA HABER MUERTO

 (Bio bih mogao lako umrijeti)

 

y no fue así, Cristo, 

no antes de la misión

y todos los malhumorados

tienen la sonrisa abierta

y los cojos echan a correr

 

y sólo quise 

acariciar el arco iris

y él a mí; a una mandarina,

como su parte de universo,

realmente suyo

 

o que Tú  

de la mano me lleves

dejándome así mí cara enjuagar

en el agua primaria

y que en el ritmo, sonriendo,

me pase el día durmiendo

 

yo lo podría todo;

con la música de locos

a punto de morir, hacia Ti,

para el otro, para el fanfarrón

que le teme de su propia sombra

 

y así a mi hermano unido

ahora sonriente camino

por los peldaños hacia el final,

pecador pero Tuyo

 

pobre núcleo, grano de hielo

en la soberbia eternidad 

pero Tuyo

 

 

 

 

 

ATURDIDO O SUYO

(Omamljen ili svoj)

 

A Led Zeppelin

 

tanto seguirles la corriente

a los dueňos de nuestros destinos

dice biletić

 

¿cuántas veces te dije,

dulce niña, qué quieres tú de mí,

dime sinceramente, ¿qué? 

 

nada importa 

esta realidad

me da igual la así llamada

patria roja

 

fui joven y

no pude resistir

¡oh! led led led

a los falseadores de tantos destinos

y pensé

cuantas cosas perdimos

creyéndoles

a los viejos tiempos 

y a Dios que besé

en la boca

en casuchas de los miserables

que no fueron hogar

 

niña,

róbales el corazón

y juega,

niña

el juego lo es todo

 

fui cazador 

de bestias furiosas 

entonces sí fui yo,

pero sólo un momento

 

¿y cuánto más durará

mi periodo de la

mentira

 

sin ser el mentiroso?

¿cuánto?

 

 

POEMA DEL CANTERO BORRACHO

(Pjesan pijana klesara)

 

A Marlen Dietrich

o la historia de los croatas

 

Yo,

cantero,

tengo mi canción

 

no es marcha

cuando marchan todos;

es mucho menos que una voz

cuando todo el estadio

grita en coro

  

en mi palma, como Držiha*,

yo borracho

toda su ciencia

la sujeto

 

y sorda

suena la paz*

en ella

a la vez     

desde ella

hueco

         suena la paz

en todo destiempo

        

en la nave real

o en la botella

la suelto al mar

para poder así

la historia escribir

 

Yo cantero

como monje enviado

Yo esclavo de la piedra

 

cuando descanso

con (o de) mi pueblo

tengo esta canción

nunca esculpida

 

 

 

 

 

 

Este último poema está inspirado en la Lápida de Baška (isla de Krk; siglo XI/XII), un antiguo monumento croata escrito en glagolítico, una de las piedras angulares de la escritura, literatura e identidad croata.  (B.D.B.)

*Držiha es el abad que se menciona en la Lápida de Baška, igual que el rey croata Zvonimir. Zvoni mir en español significa suena la paz. El poema empieza con la primera letra del abecedario glagolítico az que significa ‘yo’ (n. de t.).

Aún no hay ningún comentario.

Deja un comentario