Poemas del aymara Clemente Mamani Laruta. Pintura de Mamani Mamani

Crear en Salamanca tiene el privilegio de publicar, por vez primera, cuatro poemas escritos en aymara y por el traducidos, que han sido enviados especialmente por el poeta boliviano Clemente Mamani Laruta (Catavi Bajo, La Paz, 1960). Mamani ha realizado los siguientes estudios universitarios: Lenguaje y Estudios Sociales en la Escuela Normal Integrada de Warisata (iniciativa docente para la educación intercultural bilingüe en Bolivia), Comunicación Social, con especialidad en idiomas nativos, en la Universidad Católica Boliviana, y es diplomado en Etnología Andina en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

El aymara es un pueblo que habita principalmente el occidente de Bolivia (su lengua la hablan más de un millón cuatrocientas mil personas) y el sur del Perú (más de cuatrocientos mil) y algo en el norte de Chile y en el noroeste de Argentina.

 

1 El poeta Clemente MamaniEl poeta Clemente Mamani

También hizo una especialización en radiodifusión educativa en Ecuador y una Licenciatura en Educación Intercultural Bilingüe por la Universidad Mayor de San Andrés (La Paz). Entre sus varias publicaciones destaca su Antología de Poesía Aymara (1993). Trabaja en Radio ‘San Gabriel’ como guionista de cuentos y leyendas en aymara. En 2008 recibió, del Ministerio de Cultura, el Premio Nacional a la Gestión Cultural Gunnar Mendoza.

 

Las pinturas son del reconocido pintor boliviano Roberto Mamani Mamani, también de raza aymara.

 

 

2

KHUNUNA SAMAQIWIPA

 

 

Phunchawinakata jithiqtañäni.
Kikipa pacha chiqawnakaru purisina.
Ukanx apachitax lluqup ancha suxuqiriwa,
alal qalanakan thithitat arsuyasaxa,
qinayakan phiñasitsa quñachiri,

Qulluxa chhullunkhayat isthapitawa
khunun samanapax thaqaskiwa
thuqhurinakan jaylliwip ch’amamchañataki,
larama wak’a yaqawinakasasa
kikipa janq’uk uñstayañataki.

Suma ist’aña sipanxa,
khunu samaqix ist’asiskakiwa,
amayanakan chillxtap suyt’ayaski,
arum samkanak wali unuqiyasina,
khununtat aksump sirinar ajuntayasina.

Janq’uki taqiniru willikipasktaxa
wali muspataw jakirinakaxa
mixturacha sasaw sapiktama,
Khunu samaqitamawa luxuntayaski
Khunu khunu qullunakaru tukuyasa.

 
3

 

 

EL SUSPIRO DE LA NIEVE

 

 

Es dable alejarnos de la fiesta
llegando a los espacios de la propia naturaleza.
Ahí el cerro vibra mediante su corazón sonoro,
haciendo hablar a las piedras congeladas
y suavizando la furia de las nubes celosas.

La montaña esta vestidas de glaciar.
El color de la nieve está buscando
alentar el cántico de los danzarines.
Hasta el azulado de nuestros adoratorios
lo va exhibiendo en blanco parecido.

Escuchando bien concentrado
se percibe el suspiro de la nieve.
Interrumpiendo el paso de las almas
vas movilizando sueños nocturnos,
colocando el aksu de nieve a la sirina.

A todos de blanco los vas enalteciendo,
los pobladores muy admirados
piensan que eres mixtura natural.
Nieve, tu suspiro va helando mi anhelo,
transformando la nieve en cumbre de nevado.

 
4

 

NAYRIRI MUNASIWI

 

 

Phunchawinxa mä chimpuwa yuri.
sarir jakawinxa chuymaw qharxti
janchin amuyt’awik phisxtayasasina
lluqun imantat qinayanak jaylliyasa
munasiña amta sawuntas walipuni

Jani armkañ phust’awinaka iskt’asaxa,
pachax jan kuns kawts siriw tuku,
uñnaqamar samkanakamp isintayasaxa.
Uruy arumaw ajanumax unnaqixa
phuqasina mä jani armaskañ wiñay uru
Qaltaxa janiw kuna aphallakikiti.
Kunas akaxa, suyak suykamiru
utsan aksan jumar uñxch’ukkamixa
awti panqaranakas murqurxiwa
qhana kikip aruma ist’añ layku.

Nayriri aski munasiwi.
Qamasam churitasma, Ay ililu.
Nayax utwa, taqi chuyma maysma.
Janikiy muspanpix ajuntayistatixa
wali chaninchat munirija.

 

 
5

 

 

EL PRIMER AMOR

 

 

En la fiesta nace una señal de alerta.
con que la vida marcha y el corazón despierta
haciendo dar de cuenta es despliegue de la piel
que posibilita el cantar de las nubes secretas
tejiendo el deseo de amar en gran altura

Escuchando la música inolvidable,
El tiempo indica y se hace el que no sabe nada,
vistiendo de sueños tu rostro silente.
De día y de noche tu cara se desvela
cumpliendo un promesa de una palabra eterna.

El comienzo no es nada fácil.
Que es esto, al esperar demasiado
mirando por todo lado a ti no te molesto
desgastando las flores del tiempo seco
por solo escuchar tu voz sonora de promesa.

Primer amor benéfico.
Imploro que me des tu coraje, Ay ililu.
Yo de todo corazón, eso te lo pido.
Por favor no me pongas el rosario de penas
mi muy apreciado querencia.

 

 

6

 

 

UÑTAWI

 

Pilpintux munañampiw kuns luri,
uraqinak munatapar qhachillayasa,
amuchanakan mirantat uñtayasinana,
ch’iwinakax chúxñat thuquñapataki
qhilli khumunakar jayllintayasa.

Unñaqamax taqiniruw tumpi, ukasti
lulinakax muykamirux inamt’apxixa,
panqaranakan muxsap juchharasina.
laqampux umajallu jachhaqtayañ anti
wañayjanaka jurinchañataki.

Kirkinchux atipa qala qullur tukuyi,
aphallak waynuñak jayllintayasa,
kantutanakan chuymap ch’alltayasina,
paqanakax jichhunak jakhthapisipki
chaski kusikusinakar jariyasina.

Akhamaspat jan armaskan uñtawi.
Pututunakamp qurawanakamp chikt’ata,
Ch’axwawix jan tukuskiriwa uñstasi,
warinakan qamasanakap suyt’asina
uthurunkhunakan jawillt’awip ist’asina.

 
7

 

MIRADA

 

 

Las mariposas a gusto realizan sus actividades,
haciendo cosquillas caprichosamente a la tierra,
observando las envolturas que van a florecer,
para hacer bailar a las sombras de verdor,
y hacer cantar a los resentidos.

Tu mirada a todos va visitando, después
dando vueltas los picaflores ambiciosos,
absorbiendo el néctar de las flores
el celaje desea soltar lágrimas de aguacero
para mojar los sequedales.

El kirkinchu convierte su espalda en cerro lítico,
haciendo cantar gratuitamente huayños.
Restallando el sentimiento de las kantutas,
los águilas están contando los pajonales
apresurando a los arácnidos comunicadores.

Cómo puede ser posible este inolvidable mirar.
Junto con los pututos y las hondas.
aparece el conflicto interminable,
Esperando el coraje de las vicuñas,
Escuchando la convocatoria de los jaguares.

 

8

 

 

SANK’AYU PANQARA

 

 

Aski sank’ayu panqara
Tumayk juyphinakar mulljiri,
lumasa yatiyawin amuchayasina,
ullaña panqaranak phanchayasina,
uñnaqampi thakhinak chimpuchiri.

Qullana chhiqawjan pacha sarayiri,
musparkañ ch’uxña muk’unkunakamaxa,
tayna wayran sarawimp pukaratawa
jallallankha payachasirinakar mulljañatati
imant’iri ch’aphinakamamp japhuyasa.

Waraqunakampi samkachasina.
Yapuchirinakan amtapa ch’amanchiri,
aski qullana sulla jachamamaxa
janchin saminakap chixnuqasina.
urt’an sarawip jaysayiri.

Wali yaqäta sanq’ay panqara.
Pachan chimpup sarantayiri.
Ch’uxña qhana wara wara
Phaxsin llijupa waljaptayiritawa.
laphinakamax qhispill chhaphiniñapataki.

 

9

 

 

FLOR DE SANK’AYU

 

 

Digna flor de sank’ayu
Asustas a la heladas vagabundas
gestando el floral del lumasa con información,
haciendo florecer corolas de lectura abierta
Señalizando los caminos con tu mirada.

En los espacios del qullana vigilas el tiempo
tus admirables envolturas verdes,
has sido fortalecido por el trazado del viento
asustando a los delicados dubitantes
con el ardor de la demasía de tus espinares

Soñando con los cactus
Alientas el anhelo de los labriegos,
tu benigno llanto bendito
va estableciendo en mi piel los colores
obedeciendo la tradición de la luna llena.

Respetable flor de sanq’ayu
Conllevas el significado del tiempo espacio y todo.
Espléndida estrella verde resplandeciente.
Multiplicas el reflejo plateado de la luna,
para que tu tengas espinas de cristal.

 

 

10

 

 

 

 

Un comentario
  • avatar
    Maribel Moreno
    octubre 1, 2014

    Me encantó tanto los poemas como las pinturas. Excelente !!!!!

Deja un comentario