POEMAS DEL ABULENSE JOSÉ MARÍA MUÑOZ LEÍDOS EN NÁPOLES

 

 

Foto 1 (1600x1200)

 

Crear en Salamanca publica tres poemas de Muñoz Quirós leídos en el Instituto Cervantes de Nápoles. Copiamos la nota enviada por el Circulo Literario Napoletano: “Velada romántica el día 23 de mayo, en Nápoles, aunque la lluvia haya asustado el público, ha sido entrañable el acto poético, recibiendo al poeta José María Muñoz Quirós. La poeta Stefania Di Leo, junto con el cónsul José Luis Solano Gadea,  rodeada por los amigos del Circulo Literario Napoletano (los profesores Liliana Del Sole, Luciana FrancIa, Daniela Politi, Laura Giammattei, Ernesto D’ Angelo y Rosaria Ciardiello), así como con la secretaria del Institito Cervantes de Nápoles, la doctora Giovanna Del Bello, y a los músicos los Prof. Gianpietro Salvati (Violoncello) Alessandra D’Eugenio (clarinetto), Gianmauro Terracciano (Chitarra), Biagio Terracciano (Pianoforte), recibieron al gran poeta y amigo José María Muñoz Quirós, que ha leído poemas del libro ‘La pisada de los ruiseñores’ a dos voces, español–italiano (con Stefania Di Leo). Entre los temas se tocaron el Cancionero de Palacio,  la Danza de Luzma y las letras de F. G. Lorca”.

 

 

 

 

foto 2

 

MUERTE FRENTE AL AGUA

 

Ha llovido y las aguas balancean

la intimidad del mundo. Estoy mojado.

Está recién cumplido un sol velado

coronando la tarde junto al rojo

corazón  que despierta en el regazo

para calmar su timidez de plata,

para mezclarse en su rutina estéril.

Caliente como un cuerpo que se alberga

sometido al olvido enhiesto y frágil

en un color de albura insospechada.

Caliente como el ronco afán del tiempo

en el confín del alma que se abate

donde tú has habitado ese vacío,

donde mueres callado frente al agua.

 

 

 

MORTE DINNANZI ALL’ACQUA

 

Ha piovuto e le acque

cullano l’intimità del mondo. Sono bagnato.

Si è appena dileguato un sole velato

coronando il meriggio accanto al rosso

cuore che  si sveglia nel grembo

per calmare la sua timidezza d’argento,

per fondersi nella tua routine sterile.

Caldo come un corpo che dimora

sottomesso al  fragile e retto oblio

in un colore d’ alba insospettabile.

Caldo come il rauco affanno del temponel confine dell’anima abbattuta

dove tu hai vissuto quel vuoto,

dove muori in silenzio dinnanzi all’acqua.

 

 

 

foto 3 (1600x1200)

 

LA RED

 

¿En qué red has caído en el vacío?

No naufragues ya más en esa noche,

en esa incertidumbre que ha dejado

en sus brazos la ausencia estremecida.

Reclamo que conduce hasta la orilla

que culmina en las sombras si redime

la eterna vanidad donde el deseo

ha dormido sin dueño, se ha dejado

morir en una intensa luz oculta,

abatido en un mundo que refleja

más allá de los símbolos su muerte.

¿En qué red has perdido la inocente

vanidad de la huida.? ¿En qué recodo

te entregas consumido a lo invisible?

 

 

LA RETE

 

In quale rete sei caduto nel vuoto?

Non naufragare più in quella notte,

in quell’incertezza che ha lasciato

tra le sue braccia la tremita assenza.

Reclamo che conduce fino la riva

culminando nelle ombre, si redime

l’eterna vanità, dove il desiderio

ha dormito senza un padrone, si è lasciato

morire in una intensa luce occulta,

abbattuto in un mondo che riflette

oltre i simboli della sua morte.

In quale rete hai perso l’innocente

vanità della fuga.? In che rifugio

ti affidi consumato all’invisibile.

 

 

foto 4 (1600x1200)

 

 

 

ATADO EN MÍ

 

Ese ángel se escapa entre mis brazos,

se aleja consumiendo su condena

para poder tan solo encadenarse,

atar sus manos, derramar sus alas,

impulsar y vencer donde germina

ya para siempre el cuerpo así entregado.

Una luz en el alma cincelada

de niebla en la invisible luz que ardía.

Nada y que todo escape en el vacío,

que en el hueco más hondo sólo quede 

escondido en la llaga del recuerdo

un perfume extinguido y derramado.

Después será quien nunca ha presentido

un crujido de fuego en lo infinito.

 

 

 

LEGATO A ME

 

Quell’ angelo fugge tra le mie braccia,

si allontana consumando la sua condanna

per poter soltanto incatenarsi,

legare le sue mani,spargere le sue ali,

spingere e vincere dove germoglia

per sempre il corpo affidato.

Una luce nell’anima scolpita

di nebbia nell’invisibile luce che ardeva.

Niente, che tutto fugga nel vuoto

che nella buca più profonda solo

rimanga nascosto nella piaga del ricordo

un profumo estinto e versato.

Che poi avvenga ciò che non si è mai presentito

uno scricchiolio di fuoco nell’infinito.

 

 

 

 

foto 5 (1600x1200)

 

CASINA POMPEIANA. PRESENTACIÓN

DEl PROFESOR ANDREA CAPASSO

 

 

Celada de piedra, de José María Muños Quirós, representa el intento del lenguaje poético de descifrar el difícil sentido de la realidad. Es el reino del tiempo, y el tiempo fluye incesantemente y es portador de desolación; repetidas veces el autor enfatiza el nefasto poder de la temporalidad, que cancela con su ferocidad los eventos. El título del libro es una referencia a un verso de Paul Celan y sugiere la idea de una confrontación oscura, dura y “pedregosa” entre el lenguaje y el mundo.
La poesía, cuando evoca el presente y el pasado, aparece como una búsqueda difícil, a veces incierta, a veces apoyada por la esperanza, signos y símbolos en las cosas, para que los significados de la vida no se pierdan mientras todo pasa (… En el viaje de las cosas permanecen lentamente las estelas que anuncian el eclipse de los labios). La reflexión sobre el pase  del tiempo también apunta al futuro, a veces el tema de la premonición oscura, a veces una nube insondable, a veces llena de esperanza (… La promesa serena de los barcos).

 En la primera sección de la obra, Tiempo: celada de piedra, el sentido de la pérdida y, a veces, de la derrota, en la dimensión del incesante devenir, se expresa con las imágenes recurrentes de la oscuridad, el vacío y la desolación. No siempre la palabra es bastante efectiva y salvadora (… no pude hacer sus cartas más rigurosas, la mía más). En la segunda sección, Color de paloma, la prosa poética o la poesía en prosa del Autor nos mantiene suspendidos entre abismos de vacío y momentos de contemplación del presente, posibles solo en silencio. La vida aparece como un momento ambiguo, tal vez culpable (… Toda la vida ha sido una repetición de la misma impotencia inútil: vivir entre dos alas que esconden una luz en lo invisible) entre dos incrustaciones.

 

En Luciérnagas, tercera sección, los símbolos de luz y fuego parecen, finalmente, traer paz y aligerar la cara de las cosas (… El diseño del fuego ilumina la pared… Impresiona la plena luz del fuego en el origen de la vida) y tal vez incluso aquellos más allá del tiempo presente. El lenguaje poético con el que nos comparamos en Celada de piedra se caracteriza, a pesar de algunas iluminaciones apasionadas, por la seriedad y la sobriedad de tonos y expresiones, que revelan la voluntad de comprender el mundo, descifrar los significados del tiempo; es evidente la voluntad de hacer que el sentido del desafío sea difícil, a veces desigual, entre el lenguaje poético (…un indicador y el lenguaje triste de un mundo que uno olvida una vez pronunciado) y su objeto.

 

 

dav

En la Casina Pompeiana con música de la profesora Linda Vanacore

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aún no hay ningún comentario.

Deja un comentario