POEMAS DE LAGUNAS, CORTÉS, ROZAS Y PIERRÁ. GANADOR Y ACCÉSITS DE LA XXXIII EDICIÓN DEL PREMIO GONZÁLEZ WARIS DE POESÍA

 

1 Fotografía de José Amador Martín

Fotografía de José Amador Martín

 

Crear en Salamanca tiene la satisfacción de publicar el poema ganador de la XXXIII Edición del Certamen Literario González-Waris, convocado por la Alianza de Escritores y Comunicadores Evangélicos (ADECE) y los Grupos Bíblicos Universitarios (GBU). También se publican los tres poemas que obtuvieron los Accésits del citado galardón. El acto de entrega de estos reconocimientos se hizo en la Primera Iglesia Bautista de Madrid, el pasado 3 de marzo. En dicho acto se entregó al ganador el linograbado titulado “El poeta”, del reconocido artista Miguel Elías, profesor de la Universidad de Salamanca.

 

 

2 El poeta Samuel Lagunas

El poeta Samuel Lagunas

 

SAMUEL LAGUNAS, DE MÉXICO,

GANADOR DE LA XXXIII EDICIÓN

 

Samuel Lagunas (Querétaro, México, 1990). Maestro en Estudios Latinoamericanos y Licenciado en Lengua y Literaturas Hispanoamericanas por la UNAM. Ha publicado los poemarios ‘Todavía mañana’ (Mantis Editores, 2013), ‘Plegaria por la destrucción universal’ (Hebel, 2015), ‘Godfully’ (Diablura ediciones, 2016) y Canciones a las estrellas (Hebel, 2018). Además del Premio de Poesía de la XXXIII edición del Certamen Literario González-Waris, en 2016 fue ganador de los IX Juegos Florales Ramón López Velarde, y este año obtuvo el Premio del Festival Internacional de Escritores en San Miguel de Allende, por su libro ‘El arte de vivir en las ciudades’. Ha recibido también el accésit en los “Juegos Florales de Fresnillo, 2014” y el tercer lugar en el “Tercer Premio de Poesía Joven Jorge Lara”. Su trabajo se ha recogido en diversas antologías y revistas. Sus poemas han sido traducidos al inglés y publicados en algunas antologías y revistas. Fue finalista del III Concurso de Crítica Cinematográfica y actualmente escribe sobre cine en medios impresos y electrónicos.

 

 

 

3 Fotografía de José Amador Martín

  Fotografía de José Amador Martín

 

 

ORACIÓN PARA ACABAR CON EL EXILIO

 

 

 

Yo ya no tengo un país, Señor,

me lo he quitado.

“Fue un corte limpio”, dijeron los doctores.

“Lo removimos todo”.

 

Yo no sé en qué se había convertido

mi país

cuando lo vi fuera:

            las cenizas no cabían en el mar,

todo era lodo

hendido por las grietas.

 

Nunca antes me había quedado sin país.

 

Eran ya demasiados huesos

para llevarlos en mis hombros,

demasiada sangre también

para mezclarla con mi sangre,

el olor a pólvora quemada

no es un aroma que puedas llevar en la boca toda la vida.

 

Pero ése era mi país, Señor, tú me lo diste.

 

Y aquí está,

antes de que se deshaga por completo

te lo entrego,

no como se dan las llaves de una casa

sino como un cuerpo abre sus entrañas

para abrazar a otro.

 

Tú eres el cuerpo y yo soy el otro.

 

En medio está mi país, ya no lo tengo.

 

Es ahora tuyo

y tú, mío;

y yo, nuestro.

4

 

 

Fernando Gómez Lagunas, primo de Samuel Lagunas, durante la lectura del poema ganador en la entrega de premios. FOTO: Héctor Rivas

 

4A Samuel Lagunas en una lectura poética

Samuel Lagunas en una lectura poética

 

 

 

TEXTO DE AGRADECIMIENTO DE SAMUEL LAGUNAS

 

 

 

Escribo estas palabras en medio del dolor. Hay días en que la vida se deshace por completo: en que la vida se llena de muerte. Escribo esto desde una profunda soledad. Hay días, como hoy, en que se me ocurre que la soledad es otra forma de exilio, la más íntima. Escribo esto desde una familia rota. Escribo esto, también, desde un país que, como el quijote en sus postreros días, se ha quedado sin la capacidad de soñar. Hay días en que despertamos, salimos a la calle, escuchamos la radio, navegamos en internet y oímos que hablan de un país que, como las vacas de Basán a las que reprende el profeta Amós, está ebrio de sangre. “Ese país no es el nuestro”, pensamos, creemos, queremos creer. Pero sí, es el nuestro, aunque nos den ganas de que no, de que ya no sea nada, sino un tumor operable. Hay días en que la oración es la única forma de expresión que nos queda y, en la oración, oh sorpresa, la soledad termina y el exilio se convierte en el gozoso regreso del hijo a la casa del padre. La oración es una entrega, no puede ser otra cosa. Hay días, como hoy, que escribo desde una familia rota y un país colapsado y me doy cuenta de que debo dejar de escribir para comenzar, de nuevo, a orar.

 

Hace 6 años yo estaba por cumplir 22 y recibí un correo donde me informaban que había obtenido el accésit del Certamen Gonzáles-Waris número 27 en la categoría de cuento. Ése era el primer reconocimiento que recibía en mi carrera como escritor. Hoy mi corazón se alegra de que sea ahora con un poema que recibo este reconocimiento. Pero hay otro gozo que se suma. En 2012, también, conocí a Keila Ochoa Harris y juntos escribimos un libro de cuentos para niños. Se llamó Profetas menores para los menores. El tiempo nos separó y las distancias se agrandaron, pero poder compartir hoy el premio con ella es uno de los reencuentros más lindos que sin duda tendré en la vida. Agradezco a mi primo, Fernando, por estar allí, en lugar mío, conmigo. Agradezco a la Asociación de Escritores y Comunicadores Evangélicos, a su presidente, el querido y admirado Alfredo Pérez Alencart; agradezco al jurado, a Febe Jordá, a Isabel Pavón y a Manuel Pérez. Y agradezco a Dios por regalarnos, en las palabras, una manera de abrazarlo. A él sea la gloria por los siglos de los siglos.      

 

5

 

Alfredo Pérez Alencart, presidente de ADECE, explicando la singularidad del cuadro de Miguel Elías entregado como parte del premio. FOTO: Héctor Rivas

 

 

6 Fotografía de José Amador Martín

  Fotografía de José Amador Martín

ELBA LUZ CORTÉS SANTIAGO,

DE PUERTO RICO, PRIMER ACCÉSIT

 

Elba Luz Cortés Santiago (Puerto Rico), es ante todo, educadora. Retirada del magisterio activo recientemente, cuenta con una vasta experiencia de más de treinta años en la educación de su país, Puerto Rico, donde ha ocupado diversas posiciones. Escritora en prosa y verso quien, por su conocimiento y dominio de las destrezas de enseñanza, y por su interés y dedicación en la formación de niños y jóvenes en todos los niveles académicos, ha colaborado como autora y escritora independiente con editoriales educativas en su país, como Ediciones SM. Es autora del Módulo para el Curso de Español Avanzado- Grado 12, de la Institución para la cual se desempeñó hasta su retiro. Líder activo de la Iglesia Discípulos de Cristo, se ha desempeñado como miembro del gabinete de su Iglesia local, siendo Presidenta del Ministerio Educativo, Oficial de la Junta de Síndicos y Coordinadora de la Revista Labranza. Tiene dos poemarios en espera de su publicación. Reside en la ciudad de Toa Alta.

 

 

7 Elba Luz Cortés

Elba Luz Cortés

 

8 Fotografía de José Amador Martín

Fotografía de José Amador Martín

 

 

COLOQUIO ENTRE DOS

 

 

Un suspiro me lleva anhelarle,

un gemido me inspira buscarle,

Dios… el Dios que me mueve

entre cascadas de lágrimas a tocarle,

cuando araño el suelo y la tierra

al salirme un grito del alma.

 

Voy procesando lo que es la vida

le busco sintiendo impotencia

es como si todo se me detuviera

hurgando entre nubes como una niña

procuro asfixiar miles inquietudes

¿qué son muchos años?

 

Le busco y mis ojos no llegan a verle

en un reflexivo análisis sin tiempo-espacio,

sin luz y sin sombras, sin ruidos-silencio

sin ida- ni vuelta, solo quiero verle.

Parece tan obvio, buscarle en el cielo;

y un Tomás emerge, se levanta erguido…

 

Entonces… ¡Tú voz, Tú voz me constriñe!

“Mujer, mira allí,  tienes un problema.

Estoy con tu madre al perderse y gastarse.

Mira… aquí Estoy…en esa carita abusada,

con el del cuerpo-esqueleto y la tripa torcida,

con el que muere de SIDA y el llanto le ahoga”.

 

“¿Cuál es tú batalla? No vayas tan lejos.

Si me tienes cerca; ¿Qué es lo que te pasa?

Distrofia de espíritu, egoísmo del alma.

No creas que están y no Estoy con ellos;

no creas que estás y no Estoy contigo.

¡Busca tus respuestas, pero busca cerca!”

 

 

9

 

 

 

La escritora Febe Jordà leyendo el poema de Elba Luz Cortés Santiago, de Puerto Rico, durante la entrega de premios. FOTO: Héctor Rivas

 

 

10 El poeta Boris Rozas

El poeta Boris Rozas

 

 

BORIS ROZAS, DE ARGENTINA,

SEGUNDO ACCÉSIT

 

      Boris Rozas (Buenos Aires, 1972): poeta residente en Valladolid, España, de amplia y reconocida trayectoria con doce poemarios publicados ya hasta la fecha, entre ellos Hemisferio Sur (2007), Ragtime (2012), Invertebrados (2014), y Las mujeres que paseaban perros imaginarios (2018). Ha obtenido más de un centenar de galardones literarios hasta la fecha, de entre los que destacamos: Premio Internacional de Poesía “León Felipe”, Premio Internacional Pilar Fernández Labrador, Premio Sarmiento de Poesía, North Texas Book Festival 2018, categoría Spanish Poetry (Dallas, 2018), Premio Manuel Garrido Chamorro de Martos, Justas Poéticas de Laguna de Duero, Justas Poéticas de Dueñas, Premio de Poesía “Villa de Ermua”, Accésit del Premio Nacional de Poesía de Peñaranda de Bracamonte, III Concurso Internacional de Poesía “La palabra de mi voz” (Miami, 2016), IV Certamen Internacional “Umbral de la Poesía”, etc.

11 Fotografía de José Amador Martín

Fotografía de José Amador Martín

 

MANZANAS

 

 

Señor, vi mi suave reflejo en tus colinas,

lo encontré junto a los Apalaches

de Whitman y Thoreau,

enterrado en excremento de elefantes

o bajo los puentes vacíos de West HIlls,

dormido en la vejez de la montaña

acomodado en la frágil libertad del aire libre.

Yo también fui un arcángel transportado por el viento

de las dulces montañas de Nueva Inglaterra,

un boceto de Ralph Waldo Emerson

queriendo vivir deliberadamente desnudo

entre las zarzas.

No era Concord tampoco mi lugar, no era esa mi aldea,

se diría que tampoco el lenguaje para mi pequeña

épica de lamentos,

tú puedes ser como la cabaña en la laguna de Walden

hecho siempre de mejores penitencias,

la polilla que echará al fuego mis frágiles triunfos

es la misma

que ahora quema mis discos de vinilo.

 

 

Hoy serán un puñado de manzanas silvestres

las que adornen la entrada

a mi iglesia, Señor,

mañana serán mis hijos

los que esparzan la tierra yerma

que un día ocupara

tu nombre.

 

 

12

 

 

Pedro Tarquis, vicepresidente de ADECE y director de Protestante Digital, leyendo el poema de Boris Rozas en la entrega de premios, celebrada el pasado 3 de marzo en la Primera Iglesia Bautista de Madrid. FOTO: Héctor Rivas

 

 

13 El poeta Ramón Pierrá Orozco

El poeta Ramón Pierrá Orozco

 

RAMÓN PIERRÁ OROZCO,

DE BARCELONA, TERCER ACCÉSIT

 

Ramón Pierrá Orozco (Barcelona, 1940). Poeta con buen número de reconocimientos, como el Premio de Poesía ‘Amics del Angels’ (2010), el segundo Premio ‘Conex’ de Barcelona (2005) o el tercer Premio de Poesía del Ayuntamiento de Tarrassa. Tiene publicado el poemario ‘Sentimientos a flor de piel (2003) y buena parte de su obra poética se encuentra inédita. Desde 2001 ha ofrecido (con Ángeles Peñalver y en solitario) más de 150 recitales y espectáculos-performances de Poesía, Danza, Música y Teatro. También, y desde 1990, ha dirigido programas de radio dedicados a la poesía en varias emisoras catalanas (Radio Bona Nova; Radio Sant Vicenç dels Horts; Radio Star…). Actualmente reside en Tarrassa.

 

14 Fotografía de José Amador Martín

Fotografía de José Amador Martín

 

 

CON MI MEJOR VESTIDO EN EL ALMA

 

Dios. Estoy aquí, en tu templo,
no en el templo creado por los hombres
hecho de piedras, ladrillos, vidrio y cemento;

estoy en tu templo hecho de yerbas, de musgo, de plantas, 
de flores, de ríos, de mares inmensos, sentado en la tierra,
en el verde suelo, en comunión con todo lo que me rodea,

mirando al cielo, a ese cielo iluminado de día por ese sol
tan potente que no se le puede mirar para verlo;

Salpicado de noche por millares de estrellas brillantes,
como lentejuelas de un traje de fiesta,
como silenciosas luciérnagas del tiempo.

 

Estoy aquí en total armonía exterior
buscando la paz interior que no tengo.

 

Estoy aquí, Dios, en tu templo, que tú hiciste con tus manos

quizás usando siglos y siglos,  quizás usando sólo un momento…

no sé, no me importa, lo hiciste,
y yo estoy aquí sentado en su suelo

contemplando su exuberante belleza,

y buscando tu mano, Dios, tu aliento.
Mas es inútil. No te oigo. Ni te noto,  ni mucho menos te veo…

¿Es que hiciste todo esto, Dios, y te marchaste muy lejos?

¿O es que estás tan cerca y eres tan inmenso

que mi alma en ti está inmersa sin apenas yo saberlo?

Quizás me hablas en un idioma que yo no llego a entenderlo.

Quizás me hablas muy quedo, o con tanta potencia que
mis sentidos aturdes. Quizás no oigo lo que me dices,

porque no dices lo que yo escuchar quiero…

 

Dios, dame tu mano, háblame, estoy aquí,
sentado en tu templo, con mi mejor vestido en el alma,

esperándote en silencio.

 

15

 

 

El poeta y presidente de ADECE, Alfredo Pérez Alencart, leyendo el poema de Ramón Pierrá durante la entrega de premios. FOTO: Héctor Rivas

 

 

17 El poeta, linograbado de Miguel Elías

 El poeta, linograbado de Miguel Elías

 

 Para el final

 Parte de la última Junta Directiva de ADECE y lectores de los textos premiados

 

 

Aún no hay ningún comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *