POEMAS DE LA ESPAÑOLA MONTSERRAT VILLAR GONZÁLEZ. XVII ENCUENTRO DE POETAS IBEROAMERICANOS. PINTURAS DE MIGUEL ELÍAS

 

Crear en Salamanca se complace en publicar algunos de los poemas que, durante el XVII Encuentro de Poetas Iberoamericanos, leerá Montserrat Villar González (Cortegada de Baños, Ourense, 1969). Licenciada en Filología Hispánica y Filología Portuguesa. Profesora, poeta y traductora. Presidenta de la A.C. PentaDrama. Colaboradora en diferentes medios de información. Sus poemas aparecen en diferentes antologías, publicaciones conjuntas, revistas literarias y blogs. En poesía, sus títulos son: Tríptico de mármol (2010); Ternura incandescente (2012); Tierra con nosotros (2013; Premio poesía 2013); Desde la otra orilla (2014, en colaboración con 5 fotógrafos); Terra en mármore e tenrura (Escolma), (2014. Traducción de Xavier Frías Conde); Terra habitada (2014, Coimbra. Traducción de Jorge Fragoso).

Estos poemas forman parte de la antología “Palabras del Inocente”, realizada por Alfredo Pérez Alencart para Editorial Edifsa y la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes.

 

 

1 Montserrat Villar por Miguel Elías

 

INDEFINIDO ADIÓS

Cuánto te quise, o te quería
en el imperfecto de mi boca,
en el pasado de mi cuerpo
inseguro de años y miedos.

Cuánto te quise, o te quiero
en el recuerdo de aquel tiempo
que se comió mi deseo
sin que tú humedecieses mi voz.

Cuánto te quise, y te querría
en la concupiscencia de encuentros
si tu edad no fuera la de un sueño
que nunca recupero en mi memoria.

Cuánto te quise, amor y lujuria,
sintiendo tu mano en mi pecho,
tu ansia en mis huecos,
tu boca en mi voz.

Cuánto te quise, indefinido adiós
que nunca nos atrevimos a decir,
que siempre escondimos por el miedo
a sentir el más ciego dolor.

 

 

2

 

 

PALABRAS DE MÁRMOL

 
Cada palabra que escribo,
cada palabra que callo,
me acerca más a la muerte
de la que todavía escapo.

Cada silencio que otorgo,
cada sueño que duermo,
me lleva más al borde de la nada
en la que todavía no acampo.

Palabras,
palabras de tinta,
de plata, de aire, de agua.

Palabras,
palabras de siempre,
de ahora, de nunca, de mármol.
3

 

 

NIÑO DE LUNA TIZNADA

 

 

Gitanos y negros tienen lenguaje en el tacón,
lenguaje de hablar con sus dioses secretos, con sus bisabuelos
transformados en piel de tambor o en media luna de castañuelas.

GASTÓN BAQUERO

 

 

 

Cuéntame, niño de luna tiznada,
cómo navegas sobre arenas
cómo sobre océanos que separan tierras
a pesar de compartir palabras y herencias.

Dime, gitano de otras sierras,
que la lengua nos une
más allá de estrellas visibles en las noches
en que estallan guerras.

Cuéntame que la música de tus recuerdos
se parece a la de estas caras morenas
que, en nuestro sur, se inventan magia
para sobrevivir a las ausencias.

Sueña, al fin, que la muerte olvida nombres
y se va, alguna noche,
sin llevarse destinos como el tuyo
que no se canta en el recuerdo
porque las tataguas lo vuelan
para conseguir que tu infancia de sonidos y leyendas
se bañe en las aguas
que a tus mundos dan distancia
mientras tu sombra se escapa
a vivir en la selva.
4

 

EX ANIMI SENTENTIA

Que la belleza no se nos muera
en las esquinas.

Que la justicia no se nos duerma
entre las rejas.

Que el futuro no se nos seque
en nuestras venas.

Que el llanto no se nos borre
en la memoria.

Que los sueños no se diluyan
en una eternidad de esperas.

 

 

CONDICIONAL POSIBLE

Si hago de tu pelo aire
respiraré de tu memoria.

Si hago de tu saliva lluvia
me mojaré en tus palabras.

Si hago de tus ojos pozo
me ahogaré en tu mirada.

Si hago de tu cuerpo luna
me acunaré hasta la madrugada.

 

 

5

 

 

HABLAR EN PLURAL

Hablar en plural
es decir a medias.
Considerar que tus sueños
son los míos cuando,
tal vez, todo sea una mentira
y los dos lo sepamos.

Es no sentir,
porque pesa el dolor
en unos labios
si no comparto los besos.

Es no quererse a uno mismo
cuando las palabras te piden
salir en primera persona.

Hablar en plural
es disfrazar el silencio.

 

6

 

 

ORACIÓN URGENTE POR CIUDAD JUÁREZ

Que la palabra se haga carne
que cubra los huesos
que la injusta violencia provoca.

Que el sueño que,
algún día, los niños tuvieron,
sane las heridas de los otros.

Que se cicatricen las llagas
y supure esa ira
hasta secar el aire homicida.

Que los ojos de las desaparecidas
conviertan en futuro la frontera,
bailando en estrellas cada noche.

Que la poesía no se olvide,
silenciando balas y mentiras,
que hoy, el verso, sea
un mañana de leyenda.
7

 

La poesía ya no sólo es belleza,
es resistencia al espanto.

 

 

Un comentario
  • avatar
    Montse Villar
    octubre 9, 2014

    Los dibujos que acompañan a estos textos son maravillosos, bellos hasta en el dolor. Pero, como la poesía, el arte en general, es resistencia al espanto. Un abrazo lleno de agradecimiento y admiración a Miguel Elías por la belleza de sus pinturas.
    Gracias a José Amador, por este hermoso blog.
    Gracias a Algredo P. Alencart por la invitación al Encuentro Iberoamericano.

Deja un comentario