POEMAS DE LA BRASILEÑA LILIA SOUZA TRADUCIDOS POR A. P. ALENCART

 

 

1 Pintura de la brasileña Tarsila do Amaral

Pintura de la brasileña Tarsila do Amaral

 

Crear en Salamanca tiene el privilegio de publicar, por vez primera, estas traducciones inéditas realizadas por el poeta A. P. Alencart sobre once textos de Lilia Souza, quien preside la Academia Paranaense de la Poesía y coordina la Oficina Permanente de Poesía, en la Biblioteca Pública de Paraná. Poeta, ensayista, narradora y profesora de lengua portuguesa, siendo Licenciada en Letras por la Universidad Federal de Paraná. Entre sus poemarios publicados están,  Água e luz (1988), e Avesso em versos (2001). También el libro de ensayos literarios Olhares canhestros (2015).  Forma parte de varias entidades culturales, como el Centro de Letras de Paraná; UBT – União Brasileira de Trovadores; Academia Femenina de Letras de Paraná; Academia Sul-Brasileira de Letras…

 

 

2

 

 

PRETÉRITO

 

Amar, verbo amar.

Amé, amé, amé.

Antaño te amé.

 

Tu nombre, ayer.

Sustantivo concreto.

Hoy, pretérito perfecto.

 

En medio de la insomne noche,

sin luna o estrellas,

abro la caja con lo guardado.

 

Tu nombre, en el fondo,

entre fotos y hechos,

refulge chispas.

 

Tu nombre, gerundio,

enciende pretéritos tiempos,

secos al relente.

 

Cierro la caja:

olvido tu nombre.

Vuelvo a dormir.

 

Sueño.

Sueño que ya te olvidé.

 

 

3

 

 

TIEMPO DETENIDO

 

En la pared, tu retrato,

el tiempo detenido en tu risa,

tus ojos frenando las horas;

instante ya casi olvidado,

del lado interno guardado,

perdido por el lado de fuera.

 

4 Pintura de Hornyik Zoltán

Pintura de Hornyik Zoltán

 

MUCHAS AGUAS

 

 

Si pudiese volver en el tiempo,

volvería por las mismas aguas

hasta disolver las amarguras

incrustadas en el lecho de piedras.

 

Volvería hasta los confines

de las aguas de otros tiempos

mojando primitivos lechos

de ríos dentro de mí.

 

Volvería y mataba a la saudade

que corre, transborda, se extiende

en el lecho de muchas aguas

del pecho  –  lejana ciudad.

 

 

5 Esperando la luz, obra de Fodor Jorge

  Esperando la luz, obra de Fodor Jorge

 

CANTIGA DE ROCA

 

 

 

Del tiempo incesante

la antigua roca

teje los hilos de la tela

en una vieja tonada

que ya no depende

del caduco recuerdo.

 

La incansable roca

teje los hilos de la vida

con los rayos de la noche

con los rayos del día

cantando las horas

en una lengua olvidada.

 

6 Cristales rotos, de Juan Manuel González

Cristales rotos, de Juan Manuel González

 

VIDRIOS ROTOS

 

Cuando caminas

la indiferencia

de tus pasos escurre,

como vidrios rotos

que se esparcen en el asfalto,

por donde te siguen

mis pies descalzos.

 

 

7 Obra de Tarsila do Amaral

Obra de Tarsila do Amaral

AÚN ASÍ

 

 

Tan lejos en el tiempo, en el espacio,

y aún así espero,

en deseo obsceno,

el descarrile de las horas,

el comienzo del invierno

en la inquietud que aloca,

para calentarme en tus brazos.

 

8 La poeta y ensayista Lilia Souza

  La poeta y ensayista Lilia Souza

 

CRONOTOPO

 

Vuestras voces,

de ayer y de hoy,

en subliminales camadas

reposan

en aquello que digo,

en todo lo que soy.

 

Palimpsesto y calidoscopio,

cronotopo

de lo que hago,

en cada vuelo,

en cada paso.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Chica ante el espejo de Ernest Descals

 

 

 

ACTO PREMEDITADO

 

En el blanco cuarto de baño

las blancas toallas

en la estantería dobladas.

 

Frente al espejo

– reluciente cristal–,

la joven se observa,

 

sobre la marmórea encimera,

descansa la navaja

–cuchilla plateada.

 

Ojos en los ojos,

en el cristal estalla

en rojo la yugular.

 

 

10 Mujer en hamaca, de Fernando Castro Pacheco

Mujer en hamaca, de Fernando Castro Pacheco

 

TAL VEZ

 

 

Fue en una tarde tranquila

de sueño en la hamaca

cuando desperté oyendo

tu voz en mi alma.

 

Atenta quedé.

 

Parecía otra vez

llamar mi nombre

y decirme: ¿quién sabe

de nuevo tal vez?

11 Ofelia, fotografía de Silvia Camporesi (2004)

Ofelia, fotografía de Silvia Camporesi (2004)

 

SUEÑO DE OFELIA

 

Durmió en el río, Ofelia

con hermosa corona de flores,

con vestidos blancos y encajes,

con sonrisa color de rosa

como miel en su boca.

 

Durmió Ofelia soñando

con amores y quimeras,

olvidando, la pobre loca,

que quien dormita en el río

nunca más se despertará…

 

 

12 El cuarto oscuro., de Antoni Tapiés

El cuarto oscuro., de Antoni Tapiés

 

DESFILE

 

 

En la noche insomne,

por la oscura habitación

desfilan mis muertos.

 

Despiertas saudades.

 

En el invisible reloj

la arena fina,

incansable, se escurre.

 

Despierta la ciudad.

 

13 Obra de Tarsila do Amaral

  Obra de Tarsila do Amaral

14 Otra imagen de Lilia Souza

Lilia Souza

 

 

 

 

Un comentario
  • avatar
    Emanuel Padilha
    enero 9, 2018

    A poesia da Lilia ganhou uma sonoridade ímpar
    na língua de Cervantes, versos que ressoam como sinos que convidam à reflexão ou conclamam ao usufruir do romance. Lindos

Deja un comentario