POEMAS DE ETNAIRIS RIBERA. XIX ENCUENTRO DE POETAS IBEROAMERICANOS

 

 

 

1-la-poeta-etnairis-ribera-de-miguel-elias

La poeta Etnairis Ribera, de Miguel Elías

 

 

 

Crear en Salamanca se complace en publicar algunos de los poemas que en Salamanca leerá Etnairis Ribera (San Juan de Puerto Rico, 1949).  Es Doctora en Filosofía y Letras y Catedrática de Literatura Hispánica de la Universidad de Puerto Rico. Sus obras poéticas son: Wydondequiera (1974); María Mar Moriviví (1976);  Canto de la Pachamama (1976); El día del polen (1981);); Entre ciudades y casi paraísos (1995); El viaje de los besos, De la flor del mar y de la muerte (2000); Intervenidos (2003); Memorias de un poema y su manzana (2005); Los pájaros de la diosa (2009); Ariadna del Agua (2011), A(mar)es (2013). Entre otros reconocimientos, ha recibido el Gran Premio de las Letras PEN-PR 2008 por Trayectoria Literaria de Excelencia. Obras suyas están traducidas al inglés, italiano, francés, portugués, sueco, árabe y quechua. Ha participado en Festivales Internacionales de Poesía en Latinoamérica, España, Portugal, Italia, Estados Unidos.

 

 

 
2-cantar-de-los-cantares-i-de-miguel-elias

Cantar de los Cantares I, de Miguel Elías

 

UN HOMBRE HERMOSO EN MI BOCA

 
La idea permanece lozana
de mis luces hacia adentro.
No cambias la piel del deseo
porque las líneas del ojo se marquen con rabia.
Oh tiempo, dios ingrato,
para mí, un hombre hermoso en mi boca.
Lo demás es río que pasa…

 

 

3-movimiento-de-miguel-elias

 Movimiento, de Miguel Elías

 

EL CARNAVAL DE TU CUERPO

 

 

Tu cuerpo se tiende sobre el mío

para que ninguna otra razón exista.

 

Tu cuerpo consume y rinde sobre mi cuerpo

las manos de artista, el mar, la senda de los pájaros.

 

La noche llega, navego danzando, riéndome de placer,

abierta al tiempo detenido bajo el carnaval de tu cuerpo.

 

 

4-desnudo-de-miguel-elias

Desnudo, de Miguel Elías

 

LA LOBA

 

 

En fin, que no hay respuestas simples

al aullido solitario de una loba.
Debí nacer en la manada, donde la orfandad no existe.
Cómo habría de descifrar los signos

en las múltiples vestiduras de la soledad,
la altivez mortal del que comió de tu mano

y atrás dejó el amor sin despedida,
como una choza maloliente.
Cómo hacer recuento de los nombres incontables

del amar que van a morir tan lejos.
Debí cerrar puertas y entendimiento,

la piel desbocada y sin bridas, el corazón maltrecho,
y hacerme de la idea que no escuché su aullido…auuuuu

 

 

5-playa-de-miguel-elias

Playa, de Miguel Elías

 

 

SAUDADE

 

Este poema no es para él

no es para ninguno de los desmemoriados

amores de un rato

que me acompañaron.

 

Se lo debo a la vida, a los pájaros

que cruzan al ras de mi cabeza,

a la diosa

que protege mis caminos y mis células

del atrevimiento y la tristeza

para que no se desordenen ante el desamor.

 

Lo escribo a la orilla del mar

que me fecunda, me abraza,

intenta ahogarme, me inunda, me olvida,

me perdona, me sana,

por el que entra saudade.

 

Se parece a él, pero no lo es.

Tiene nombre divino por estas latitudes.

Se lo debo a la costa donde medito lo que fue

y al volcán donde fue.

 

Este poema es para el momento

en que el amor viene.

 

6-pajaro-en-el-jardin-de-miguel-elias

6 Pájaro en el jardín, de Miguel Elías

 

 

 

LA DESAPARECIDA EN CADA PÁJARO

 

 

Hoy que vivo y nada me pertenece

sino el aroma del instante, la flor del pensamiento,

 

puede que no importe si me voy o me quedo

al lado tierno de los pájaros, en la plenitud de su augurio,

este cielo amplio que cobija mi existencia.

 

Puede que de tanto amar, sea un poco

la desaparecida en cada pájaro.

 

 

 

7-el-mar-de-miguel-elias

El mar, de Miguel Elías

 

 

VOLVER AL MAR

 

 

Es mejor volver al mar
y frente a semejante dios hallarte libre.
El beso al fin lo trae el fluir de cada día,
en algún momento sin prisa,
cuando menos lo esperas o lo sueñas.
Es mejor saber que creer en el amor
o en promesas de hombre loco.
Saber que el alba nace en la piel de los amantes furtivos
así como en el corazón de los eternos amantes,
los que insisten en el reencuentro.
Es mejor volver al mar para todo,
para olvidar y celebrar,
y frente a semejante dios desnudarte
con placer y sin temores, festiva y sin complejo.

 

8-pajaro-de-miguel-elias

 Pájaro, de Miguel Elías

 

 

 

EL PREFERIDO DE LA DIOSA

 

 

 

Pero de todos los pájaros,
de sus nombres y siglos, de sus continentes,
de sus cantos y elementos,
eres tú, el de ahora, el de este instante
irrepetible,
el pájaro en tu cuerpo, en tus ojos,
el pájaro entre tus piernas, en tus pensamientos,
el pájaro de tu boca que despierta sueños y lluvias,
el pájaro aquí donde me encuentro,
el que deseo,
el preferido de la diosa,
la temible seductora que nos enlaza
y nos hace olvidar la muerte,
el preferido.

 

 

 

 

9-mujer-esperando-de-miguel-elias

 

Mujer esperando, de Miguel Elías

ESTA DAMA DE UNA ÍNSULA IRREDENTA

 

A Miguel de Cervantes


Porque sé que eres sabida, en que me quieres me afirmo

que nunca fue desdichado amor que fue conocido.

Miguel de Cervantes

   

                                                         Don Quijote de la Mancha, Segunda parte, Capítulo XI, pág 100.

  Edición Real Academia Española V Centenario

 

 

 

 

Esta dama de una ínsula irredenta con la vía láctea

sobre sus palmeras en el océano de atlánticas invasiones,

ésta que joven en  tu casa de Valladolid  leyó sus versos,

estudiaba recordándote con los ojos de quien sufre el desamor

o quien pena encarcelado por batallas en galeones.

A ti que amaste lo sobrenatural, no te extrañe ilustre

amado hidalgo, que de encontrarte en Barcelona

en su mar de gaviotas tan ansiado,

enloquecida por el bueno de tu alter ego inmortal

quiera yo deseosa ser por un instante

tu desnuda Dulcinea a quien adoras.

 

 

 

 

10-cartel-del-xix-encuentro-de-poetas-iberoamericanos

 Cartel del XIX Encuentro de Poetas Iberoamericanos

 

Aún no hay ningún comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *