POEMAS DE ENRIQUE GRACIA TRINIDAD (ESPAÑA), JAIME GARCÍA MAFFLA (COLOMBIA) Y SANTOS JIMÉNEZ (ESPAÑA)

 

 

1 Salamanca, de José Amador Martín

 Salamanca, de José Amador Martín

Crear en Salamanca se congratula en publicar tres textos inéditos de excelentes poetas que suelen colaborar con nuestra revista. El primero es un poema en tono jocoso del poeta madrileño Enrique Gracia Trinidad. El segundo, dedicado al Festivas Internacional de Poesía Los Confines, en Honduras, es obra del maestro Jaime García Maffla, poeta y filósofo colombiano. Finalmente, el tercero fue enviado por el poeta abulense Santos Jiménez, que participará en el próximo Encuentro de Poetas Iberoamericanos, a celebrarse en octubre.

 

2

 

ENRIQUE GRACIA TRINIDAD

(España)

LA RANA DE SALAMANCA

 

Para los cinco que andáis por la Ciudad Dorada

 

La rana de Salamanca

dicen que sabe de todo

pero yo no encuentro el modo

de que active la palanca

que los versos desatranca.

Aunque me llama su amigo

y hasta pasea conmigo,

si le presento a un poeta

me hace una cuchufleta

diciendo: “¡Me importa un higo!

          Que se vayan a aprender

lo de los versos contigo

porque aquí mismo te digo

que tengo a gala saber

que no basta con querer

ni con lucir sentimiento.

 

3 Caricatura de Enrique Gracia Trinidad, dedicada en Salamanca a Jacqueline y A. P. Alencart

Caricatura de Enrique Gracia Trinidad, dedicada en Salamanca a Jacqueline y A. P. Alencart

 

 

 

Por eso yo ni lo intento”.

Y vuelve a su madriguera

que es la vieja calavera

que tiene en un monumento.

          Yo quedo desconsolado

y me esfuerzo como puedo

—siempre con algo de miedo—

intentando por mi lado

que aprendan el negociado

de poner arte y razón,

además de corazón,

en sus versos y soporten

que a la rana no le importen

su voz y su vocación.

 

 

 

4 Obra de Odilon Redon

 Obra de Odilon Redon

 

JAIME GARCÍA MAFFLA

(Colombia)

 

 

POESÍA EN HONDURAS

 

 

Celebración, esta la mía

Saludo y aire al mástil

De un Festival,  Auto Sacramental

De playa a playa  en ondas de un hondo

Coro unido por verso eterno de estival floración…

 

Roberto Sosa, eco de amistad única;

Alumno mío, y en Colombia

Rigoberto Paredes,

Que su noticia en andas, Salvador Madrid,

Néstor Ulloa, a mí llegó en botella lanzada al mar

Por mano y amor de Alfredo Pérez Alencart.

 

“Saeta de esperanza”… Festival o heredad recuperada,

Salvaguardia al mástil de los versos y el verbo

En su verdad sumando latitudes, mas por dicha

De darse, ser a que allí vuelva y vuele 

Para en él estar, la poesía de todos otra vez entre todos… 

 

 

 

5 Fotografía de José Amador Martín

  Fotografía de José Amador Martín

SANTOS JIMÉNEZ

(España)

 

Estoy pensando que necesito hablar contigo con urgencia.
Nunca he dejado de hacerlo, pero hoy presiento que tú también, de alguna forma, quieres  decirme algo; por eso estoy atento al imposible.
No, no es cosa de los huertos; los huertos están bien, la viña hermosa, los castaños cuajados, llenos de inofensivos erizos con pinchos ahora como seda. No, no es eso. ¡Ay, si fuera eso! ¡Si solo fuera eso! ¡Ojalá fuera eso! Asuntos, contingencias, acarreos, riegos, madrugadas, azadas, hierbajos, la luz, la luz de la tarde que partía de un tajo los caminos, la vuelta, la fuente, el poyo de la casa, la Paca con la cena… Pero no, no es eso. 
Yo no sé si en algún resquicio de la herencia me legaste la parte de este desasosiego. Tendrías que decirme algo ahora mismo y callas, y sé que tampoco a ti te lo dijeron. Espero ante todo y ante todos estar contigo; no fallarte a ti aunque falle al mundo entero. Y reconozco sí, claro que sí, y descifro este silencio, entreverado en la lengua del aire, en el que sobran todas las palabras. 

6 Fotografía de José Amador Martín

Fotografía de José Amador Martín

 

Aún no hay ningún comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *