Pequeños poemas

 

Esculpes

Con ritmo de espumas milenarias

Cada roca.

Peinas

La arena despeinada de luna

Y moldeas mi alma.

Murmullo y estruendo

Es tu lenguaje de siglos,

El azul se vuelve blanco

Cuando mueres en la orilla.

Espacio

De mar y rocas

Donde me reconozco.

 

Poema II

Y en  la hora temprana

De mi despedida,

Recien amanecia el día

Era de plata o ceniza

El azul del mar.

Estaba quieto,

Con olas pequeñitas

Y los barcos anclados

– como de postal –

Alumbrados por los tenues

Rayos del sol que salía

Pues amanecía

– como he dicho ya –

Así se  despidió de mí

Mi querido mar,

Él no sabía

Que tardaría en llegar nuestro reencuentro

Mas me llevo dentro

Su azul y su calma,

So olor y quietud,

¡ En mi alma Atlántica !

Fotos: Elena Díaz Santana

5 comentarios
  • avatar
    CONCHITA
    enero 11, 2013

    Sirenita Elena:
    Es como como si hubieras nacido dentro del mar. Los poemas que conozco tuyos siempre lo tienen de referente, con una belleza y una pasión, como si tu misma fueses parte en el. Tiene que hacerse te muy difícil vivir tierra adentro .Te comprendo porque a mi me ocurre lo mismo pero al contrario cuando voy de vacaciones al mar , me gusta muchísimo pero a los pocos días desando estoy de volver a mi Salamanca.
    Me han gustado mucho. Te felicito y te envió un abrazo muy fuerte. Gracias a poetas como tu, los que leemos disfrutamos haciéndolo.
    TU AMIGA CONCHITA DE PENTADRAMA.

  • avatar
    Julia Diaz
    enero 11, 2013

    Querida hermana leer tus poemas es como adentarme en mi propio océano de paz. El mar nos conecta.Precioso.Gracias.

  • avatar
    Marta Herrero Díaz
    enero 11, 2013

    Querida tía.
    Ya no se qué poema tuyo me gusta más. Sin duda este consigue que me estremezca ya que, como tú, yo también estoy lejos de nuestro hermano el mar.
    Leyendo tus poemas consigues trasladarme a las sensaciones que el mar nos aporta: libertad, vacaciones, familia, diversión, abrazos, cercanía…
    Gracias por, en estos días en los que pesa separarnos de nuestros seres queridos, me recuerdes este tipo de sensaciones.
    Nunca dejes de escribir.
    Tu sobrina que te quiere.

  • avatar
    Armando
    enero 12, 2013

    ¡Precioso y emocionante! Me ha encantado recordar los años en los que viví en Las Palmas de Gran Canaria (Paseo de Chil) viendo el amanecer sobre el océano cada día. Con ese pequeño trozo de alma atlántica que también comparto, te envío todo mi cariño y mi más sincera felicitación por tan bellos poemas.

  • avatar
    pepa
    enero 16, 2013

    .ELENA, COMO HE DISFRUTADO LEYENDO Y OLIENDO A MAR, HE VIAJADO.GACIAS Y SIGUE TRASMITIENDO TANTO. TENGO GANAS DE VER EL MAR….INTENTARE SOÑAR IMAGINANDO.

Deja un comentario