DAVID CORTÉS CABÁN: “LA POESÍA DE ALENCART OCUPA UN LUGAR IMPORTANTE EN LA POESÍA ESPAÑOLA E HISPANOAMERICANA”. ENTREVISTA DE MAURICIO CIFUENTES

 

 

 

1 Luis Cortés Cabán con el libro (Foto de Gloria Quiñones Caraballo)

 David Cortés Cabán con el libro (Foto de Gloria Quiñones Caraballo)

Crear en Salamanca tiene el privilegio de publicar, en exclusiva, la entrevista que el periodista Mauricio Cifuentes acaba de realizar al poeta y académico puertorriqueño David Cortés Cabán, quien ha publicado un libro sobre las reflexiones que le produjo la lectura de tres poemarios del reconocido poeta Alfredo Pérez Alencart, profesor de la Universidad de Salamanca.

 

 

2 Portada de 'Visión poética...', con retrato del pintor Emerenciano

Portada de ‘Visión poética…’, con retrato del pintor Emerenciano

 

DAVID CORTÉS CABÁN: “LA POESÍA DE ALENCART

OCUPA UN LUGAR IMPORTANTE EN LA POESÍA

ESPAÑOLA E HISPANOAMERICANA”

 

El puertorriqueño David Cortés Cabán (Arecibo, 1952), quien ejerció como profesor adjunto del Departamento de Lenguas Modernas de Hostos Community College of the City University of New York, ha escrito el profundo ensayo titulado “Visión poética en tres libros de Alfredo Pérez Alencart” (Coedición de Hebel y Betania, Santiago de Chile – Madrid, 2017). Sobre este reciente libro conversamos con el poeta y académico.

 

3 Declaraciones de A. P. Alencart (El Norte de Castilla)

 Declaraciones de A. P. Alencart (El Norte de Castilla)

 

¿Qué motivos le llevaron a analizar y escribir sobre la poesía de Alfredo Pérez Alencart, reconocido poeta peruano-español?

 

— Bueno, puedo decirle que pueden ser varios los motivos que llevan a cualquier escritor a hacer un juicio personal y valorativo de la obra de otro autor. En mi caso, considero que la poesía de Pérez Alencart llega al lector y conmueve por el mensaje y la dimensión humana y ética que reflejan los temas que elabora. Su preocupación y solidaridad con los que son víctimas de la injusticia, las guerras o la pobreza, su concepto del amor y la familia, su percepción de la amistad y el sentido cristiano son, sin lugar a dudas, el centro vital que sostiene su imaginario poético. Pienso que en el fondo esto es lo que me motivó a expresar lo que sentí al leer los libros que gentilmente iba enviándome el poeta a mi residencia en Nueva York. 

 

4 Otro retrato de Alfredo Pérez Alencart, por Emerenciano

Otro retrato de Alfredo Pérez Alencart, por Emerenciano

 

Tres visiones, tres ensayos albergados en un atractivo libro publicado por Betania (Madrid) y Hebel (Santiago de Chile).  ¿Le satisface la edición de sus reflexiones y el formato elegido,  pinturas incluidas?

 

 — Claro que sí. Es una edición muy sobria y atractiva. Felicito a los editores y, por supuesto, al poeta Pérez Alencat y también al pintor Emereciano por el retrato de cubierta, y por su fina percepción en los detalles del mismo. Pienso además que la acertada visión del pintor Miguel Elías, quien ha venido trabajando y compartiendo su obra con la de Alencart crea una excelente y armoniosa relación entre ambas formas estéticas. La idea de subdividir los apartados del libro utilizando las pinturas de Miguel en los libros comentados en Visión poética… me parece un gran acierto pues no solo marcan las temáticas y espacios entre una y otra lectura, sino también otorgan un agradable sentido estético al libro.

 

5 Portada de Cartografía de las revelaciones, con pintura de Miguel Elías

Portada de Cartografía de las revelaciones, con pintura de Miguel Elías

 

¿Podría ofrecernos una síntesis de lo que estima sobre el primero de ellos, el dedicado a  analizar el libro Cartografía de las revelaciones?

 

 — Quiero decirle que mi apreciación de la poesía de Alfredo Pérez Alencart es muy personal y está marcada por lo que inferí en el contenido de los poemas. Por las situaciones y motivos que configuran los temas, el lenguaje y la estructura de esas composiciones. Antes que hacer una síntesis, dejaría que fuera el lector mismo quien se acercara a esta poesía para recoger el aliento vivificador que contiene. Pienso que, como ocurrió con mi lectura, cada uno de los cinco apartados del libro le dará a ese lector desconocido una solidaria visión de lo que en esta poesía acontece, es decir, de las experiencias y circunstancias con las que el poeta nos enfrenta. Creo que cada poema le irá mostrando esa realidad que se escucha y recibe con el corazón abierto a las preocupaciones por un mundo más humano y auténtico. 

 

6 Portada de El pie en el estribos, con pintura de Miguel Elías

Portada de El pie en el estribos, con pintura de Miguel Elías

 

El poeta Alencart suele usar diferentes intensidades del lenguaje en cada uno de sus libros ¿Qué nos dice de El pie en el estribo? ¿Qué otras temáticas y características tiene respecto del anterior?

 

—Usted tiene razón al señalar esos grados de intensidad que Alencart imparte al lenguaje. Es cierto. Alencart utiliza distintas tonalidades en su discurso poético, sin embargo estas situaciones las podemos hallar en todo autor que asuma una posición crítica ante el lenguaje y los temas que muestre su obra. Me refiero al poeta consciente de la emoción que nace de su interioridad y de ese sentimiento que trasciende y refleja la intuición que intenta concretar en el poema. Por eso debemos comprender que estas tonalidades y/o tensiones en la obra de Alencart también sostienen su cosmovisión poética. Y si Cartografía de las revelaciones nos mostraba la visión de un mundo material consumido por la indiferencia, hay allí también un sentimiento traspasado por una fe que vislumbra un mundo más solidario y humano. Pienso que la poesía de este libro se enfrenta, en cierto modo, a la enajenación y la desesperanza buscando una luz que recobre las bondades de la infancia en el amor que trasciende los golpes más duros de la vida. Creo que uno de sus versos lo expresa mejor que mis palabras: Hermanos: siéntense conmigo por amor al Maestro / de quien tomamos ejemplo aunque nos vaya la vida. Y sobre las temáticas que usted señala podríamos hablar, por ejemplo, de la infancia y de la amorosa mirada que recoge el dolor del prójimo. Y asimismo, de la casa, la familia, el paisaje, su relación con poetas que dejaron su vida en pos de un ideal; su voz contra la violencia, y de ese paisaje que regresa en sus versos buscando la conquista de una nueva libertad. Quiero expresarlo utilizando las palabras como el poeta mismo las plasmó en su libro: Husmea el viento, / acecha por los rincones hermosos de la primavera, / se torna dócil entre tus manos porque parece / pertenecerte.      

 

7 Portada de Savia de las Antípodas, con pintura de Miguel Elías

Portada de Savia de las Antípodas, en la portada pintura de Miguel Elías

 

¿Cómo fue su abordaje al analizar Savia de las antípodas? El propio poeta reconoce que es un libro donde se mestiza con el haiku japonés, pero sin sujetarse demasiado al formato tradicional, aunque sí respetado la brevedad e intensidad.

 

Savia de las antípodas es un libro que contiene una delicada visión del mundo. Es decir, de esa imagen del mundo que se nos ofrece gratuitamente con toda su intensidad y hermosura en el espacio que resalta nuestra cotidianidad. Creo que en él intentó el poeta, y recogió con gran acierto, el instante imperecedero de las cosas que acertamos a ver con una gran sensibilidad de espíritu. Es un libro que ciertamente toma el modelo del haiku japonés, pero su lenguaje y la realidad que lo sustenta fijan la experiencia poética de Pérez Alencart; un escritor cuya sensibilidad, naturaleza y ambiente que lo rodea es totalmente diferente a la realidad de un poeta oriental. Por eso mismo estos haikus no pretenden, en ningún momento, ser un reflejo de una realidad y una naturaleza totalmente ajenas a las circunstancias del poeta Alencart. Las analogías o las referencias que allí encontramos están marcadas por el formato, la estructura, la métrica de los versos, pero lo que late en ellos, la sensibilidad y la experiencia de mundo que estos haikus cristalizan proyecta estrictamente la visión de Alencart. Para mí fue muy grato leer Savia de las antípodas. Es un libro que estoy seguro que causará una gran emoción a quienes lo lean y se dejen impregnar por la claridad y la identidad de las cosas que se revelan con una gran emoción al espíritu.  Pienso que en él, más que en los libros anteriores, se presenta una imagen del fluir de la vida en toda su enigmática y esplendorosa dimensión: la fugacidad de ese instante que queda grabado y deja en la conciencia la imperecedera visión de una naturaleza deslumbrante y al mismo tiempo silenciosa o nostálgica. En este sentido, este libro también presenta una búsqueda de esa otra dimensión poética que nos conduce a cuestionarnos las cosas que nos rodean, la brevedad y el instante en que las cosas que miramos se alejan y desaparecen.

8 Alencart visto por Emerenciano

Alencart visto por Emerenciano

 

 

 ¿Podría ofrecernos una valoración general de la poesía de Alencart?

 

   —Bueno, me gustaría darle una visión general de toda su poesía pero no estoy totalmente familiarizado con otros libros del poeta. Sería en este momento casi imposible hacer un juicio justo de toda su dimensión poética. Como usted debe conocer, Alencart tiene ya una obra variada e intensa, además de algunos textos en ediciones bilingües. No he tenido la oportunidad de leerlos todos. Ahora bien, lo que he podido aprender de su poesía y lo que concierne a la interpretación de los textos aquí mencionados, quiero decirle que Alencart es un poeta que busca darnos una visión de la vida en todas sus manifestaciones: el amor y el dolor, la soledad y la pasión, la solidaridad y la ternura hacia el prójimo, el sentido de la palabra y la comunión con lo sagrado en un lenguaje impregnado de una visión cristiana de la vida. En otras palabras, es la suya una poesía que constituye un entramado de emociones y experiencias que se originan siempre en un sentimiento solidario y reconciliador del ser con la gracia divina. La poesía aquí reunida recoge una conciencia del vivir humano y de la fe que constituye, de algún modo, como sucede por ejemplo en Pie en el estribo, una lucha por fijar los valores espirituales sobre la angustia material del mundo moderno. Me parece que la poesía de Alencart ocupa un lugar importante en la poesía española e hispanoamericana. Es ésta la voz de un poeta no derrotado por los convencionalismos y la indiferencia del mundo moderno, o por los retos de una modernidad que parece sustituir la fe por sendas de inútiles ropajes. Pienso que sí, que la poesía de Alencart afirma una forma profunda y religiosa de la vida. Ojalá que los lectores que se acerquen a su obra puedan sentir y percibir la luz que se filtra en ella como un oleaje que despierta un sentimiento de gratitud hacia Dios y la vida.

 

 

9 Noticia sobre Visión poética de Alfredo Pérez Alencart (La Razón)

Noticia sobre Visión poética de Alfredo Pérez Alencart (La Razón)

2 comentarios
  • avatar
    Luisa Pajares Martín
    noviembre 23, 2017

    Un valioso testimonio acerca de la poesía de Pérez Alencart. Agrada leer comentarios tan profundos y generosos sobre la obra de otro poeta.

  • avatar
    Gregoire Sponville (París)
    noviembre 26, 2017

    Me alegro por este nuevo estudios sobre tu poesía, amigo Alfredo. Felicitaciones también para el ensayista.

Deja un comentario